BlazBlue: Central Fiction Review

Pablo Carbonell

Ya en su entrega final, Arc System Works cierra una saga que supo heredar lo mejor del clásico Guilty Gear, sin dejar dejar de tener su propia firma. Pero, ¿será realmente la última?

Blazblue: Central Fiction es la cuarta y última entrega de esta popular serie, descontando expansiones,  que nos brinda Arc System Works.

Este sucesor espiritual del Guilty Gear supo crecer fuera de su medio, generando tres novelas adolescentes, dos mangas, dos novelas visuales, otro par más de Drama CD, un radio show (!), una serie de anime y un mundillo paralelo que va desde juegos de ritmo (Eat Beat Dead Spike-san) y cartas (Blazblue: Battle Cards), hasta clones del Powerstone (BlazBlue: Battle X Battle).

Original como pocos, BlazBlue destaca por utilizar palabras al azar, así como entremezclar conceptos y mitologías, obteniendo un universo donde coexisten personajes con nombres como Amaterasu, Izanagi o Susanoo, de la mitología Shinto; con Ragna(rök), de la mitología nórdica; chicas ardillas como Makoto Nanaya (googleá Ratatösk); palabras en latín como Novus Orbis Librarium, y Nox Nyctores (que en su etimología incluyen griego, ya que estamos); así como vampiros; hombres lobo y -¡¿por qué no?!- un loop temporal que nos hace recordar la peli “Groundhog Day” con Bill Murray. La única regla acá es: “si es cool, se usa”… ¡y por esto mismo lo queremos!

Los años no vinieron solos, y la familia creció.

En lo que respecta a la historia y al posible fin de la saga BlazBlue, yo personalmente no pondría las manos en el fuego: sin arruinar la sorpresa, lo que sí se cierra es la saga de Ragna, lo cual no es para menos, ya que funcionó como hilo conductor de la historia; pero esto no quita que de acá a unos años nos encontremos con más juegos dentro del mismo universo. Quizá el dia de mañana veamos salir a la luz el “Electric Vermillion: Furious Potato” o algún otro juego dentro del mismo universo y con una ensalada de nombres, claro está.

Obviamente en Blazblue: Central Fiction, como ocurre con cualquier nueva entrega, veremos nuevas mecánicas y un pulido más profundo en comparación con las preexistentes; al punto que si consideramos la saga como un todo, esta sería su versión final y definitiva. Lo curioso del asunto es que los muchachos de Arc System Works fueron por el “todo” y decidieron que BlazBlue: Central Fiction recompense un gameplay brutalmente agresivo, lo cual dentro de una saga tan frenética es como pasar de súper dulce de leche, a súper dulce de leche granizado con esteroides.

La única regla acá es: “si es cool, se usa”… ¡y por esto mismo lo queremos!

“Es” controlando dónde se lleva a cabo la pelea.

Hago ante todo un descargo: tanto las mecánicas preexistentes como la ‘’colorida’’ historia de BlazBlue requerirían que esta review sea particularmente larga, así que en favor de una lectura breve e interesante, me van a ver esquilando y recortando contenido. Si sos fan de la saga, no te va a sumar conocimientos nuevos; si esta es tu primera vez con BlazBlue (¡picarón!), entonces recomiendo con mucho énfasis que te sientes a hacer el tutorial del juego, en el cual vas a conocer conceptos básicos como el Overdrive y Barrier Block (salvo que quieras poner velas y algún tema de Barry White bajito de fondo, porque la comunidad online está lista para recibirte y hacerte el dulce -DULCE- amor). Esta no es una saga donde con un combo y algún especial vas a poder masticar el joystick hasta la victoria. Además, sería un asco.

Ahora sí, volviendo a la carne del asunto: entre sus mecánicas nos encontramos con Active Flow, que vendría a ser algo así como lo opuesto al Negative Penalty, ya que recompensa una jugabilidad ofensiva otorgando un 10% de daño extra, pero ocurre una vez por ronda (y de yapa, Active Flow hace que tu Burst se recupere más rápido). Nos podemos dar cuenta si estamos en este estado porque el emblema del personaje, ubicado en la barra de vida, se pone violeta.

La otra mecánica es Exceed Accel, que vendría a ser un nuevo Limit Break que ocurre sólo dentro del estado Overdrive (al cual ingresamos previamente presionando los cuatro botones de ataque y dura muy poco), y como no podía ser de otra forma, hace incluso más daño si nos encontramos dentro de Active Flow.

El repertorio general de personajes fue balanceado nuevamente y se sumaron nuevos, cuatro que vienen de la versión de Arcade, y tres más exclusivos para la versión de consola:

-Hibiki Kohaku, un ayudante de Kagura Mutsuki, que tiene un diseño bastante similar a cierto personaje de un manga llamado “Attack on Titan”.

-Naoto Kurogane, que curiosamente salió de una serie de novelas llamadas Bloodedge Experience, y es un vampiro que usa su sangre para crear armas y darnos un poco de asquito.

-Nine the Phantom, esposa de Jubei y uno de los míticos Six Heroes, que utiliza magia elemental.

-Hades Izanami, antagonista original de la serie y hermana de Ragna y Jin, que en su posición de Imperator Librarius de la NOL, sería equivalente al presidente de… todo, básicamente.

“Es” acomodándole la cara a Naoto.

El repertorio general de personajes fue balanceado y se sumaron nuevos, cuatro que vienen de la versión de Arcade, y tres más exclusivos para la versión de consola.

La fuerza de gravedad puede ser un letal oponente.

“Es”… un personaje originario de la serie de novelas visuales gráficas XBlaze, que son novelas animadas de PS3. Detalle importante: este personaje va a estar disponible para ser descargado de manera gratuita las primeras semanas tras el lanzamiento y luego se volverá pago. Así que si estás leyendo esto y ya tenés tu copia, ¡ya sabés qué hacer!

Mai Natsume, otro inmigrante del meta universo de BlazBlue, en su caso proveniente de un manga llamado Blazblue Remix Heart y su secuela Blazblue Variable Heart, es -a diferencia de “Es”-  un DLC pago de entrada. Este personaje usa como arma una lanza que puede redireccionar, además de ser un fuerte contendiente al premio “personaje femenino con mayor problema de vértebras lumbares”.

Y por último, Susanoo, que sin dar spoilers es otra Susano’o Unit como Hakumen pero con otro “piloto”. Se desbloquea al pasar el modo historia, y en caso de darse una pelea Hakumen vs. Susanoo, escucharemos un tema propio llamado “God of War”, que es ¡INCREÍBLE!

Si sos fan de la saga, no te va a sumar conocimientos nuevos; si esta es tu primera vez con BlazBlue (¡picarón!), entonces recomiendo con mucho énfasis que te sientes a hacer el tutorial del juego.

Hibiki se hace lugar.

Pasando a otros aspectos, la música como siempre acompaña bien el juego, e incluso diría que ciertos temas de la banda de sonido le dan ese “extra” a las peleas, exaltando el resultado final. Háganse un favor y, en opciones, pongan el sonido a todo lo que dé.

Gráficamente, no hay nada nuevo bajo el sol. De hecho, hasta se le empiezan a ver un par de arrugas, pero se mantiene la mentalidad de que todo se vea bonito y funcional. Claro que, con el estilo sobrecargado y colorido que caracteriza a la saga, no es apto para gente que tenga un historial de epilepsia.

BlazBlue: Central Fiction es un buen cierre para una saga que arrancó allá por el 2008. Me genera mucha curiosidad saber qué va a ser lo que sigue dentro de este universo; pero no me extrañaría que incluso antes de que nos enteremos, nos pongan una versión actualizada el año que viene. No importa lo que ocurra, BlazBlue: Central Fiction vale por su cuenta sin inconvenientes, y no será para todos los gustos, pero sabe qué quiere el nicho de gente que lo juega.

¿LO JUEGO?

Si sos fan de la saga, ya lo estabas esperando; si sos nuevo, tomate el tiempo de aprender las mecánicas para disfrutarlo al 100%; y si tenés alguna versión anterior con poco uso o estás por ahí en el medio, esperá un poco a ver si no confirman una versión actualizada primero.

Checkpoint opina…

vani_web

¿No puedo abusar de un poder y tocar botones? ¡Bah! No es para mí, jaja. Hablando en serio, no soy muy amante de los juegos de pelea, porque por lo general me aburro rápido de ellos y todo lo que no sea Mortal Kombat normalmente no me gusta; pero seguramente pruebe éste en reuniones sociales en mi casa, como pruebo todos.

Lo Bueno

  • El modo arcade tiene la duración exacta como para aprender un personaje, aprender su historia y pasar al siguiente.
  • Lo frenético y agresivo que puede ser todo, sumado a la curva de aprendizaje del juego, hace que éste se torne realmente excitante.
  • Los personajes nuevos suman al juego, cada uno a su manera.

Lo Malo

  • Las voces sólo están en japonés, y si no estás acostumbrado, puede cansar.
  • Por ahora, sólo estará disponible para PS3 y PS4. ¿Y los chicos de Xbox y PC? Bien, gracias...
  • Los gráficos, si bien cumplen, podrían ser mejores. Guilty Gear Xrd es del 2014 y se ve mejor.
8

¡A no dejarlo pasar!

Pablo Carbonell
Pablo es el estereotipo de gamer gasolero: cuando no tenía la consola de turno o la PC no le daba, siempre caía en lo de algún amigo generoso con otro joystick. En cuanto salía una nueva generación que aun nadie tenia, el se la pasaba recorriendo shoppings "probando" los juegos, hasta que lo echaran. De gustos básicos, prefiere jugar en PC y puede disfrutar tanto un juego AAA recién salido, como el indie más barato que veas. Por lo general, se inclina por los ARPG y los juegos de pelea, donde gusta de "chanchear" personajes hasta que la gente se enoja, porque lo importante no es ganar...¡sino que el otro pierda!