Power Rangers Mega Battle Review

Facundo Maciel

Podés ver nuestra video review aquí mismo, tocando el botón de play en la cabecera.

Los Power Rangers clásicos vuelven en un juego estilo arcade rememorando los viejos tiempos.

Rita: -“Después de diez mil años estoy libre. Es hora de conquistar la tierra.”

Zordon: -“Alfa, Rita escapó necesitamos un equipo de adolescentes con energía.”

¿Quién no recuerda esas palabras? Eso es porque cada episodio de los primeros Power Rangers americanos empezaba de esa manera. Hace muchos años, Un visionario viajó a Japón para ver qué serie podía adaptar a la televisión de su país, así es como Haim Saban descubrió un show, que en las tierras del país del sol naciente, se conoce como Super Sentai.

Sin embargo, esto no era suficiente para la cultura occidental, por lo que tuvo la brillante idea de utilizar las escenas de combate orientales y combinarlas con una historia fresca y amigable de producción local. Así fue como nacieron los Mighty Morphin Power Rangers que se volvieron casi un éxito instantáneo en este lado del mundo.

Desde ese entonces se realizaron más de veintitrés temporadas, dos películas antiguas y una moderna que se encuentra actualmente en producción. Además de un cómic basado en estos rangers originales, del cual el juego toma su estética.

Esto es lo primero que destaca. Todos los personajes conocidos están a la vista, con un diseño moderno y estilizado, acertado para esta época. Los monstruos fueron los más beneficiados ya que tienen un aspecto más imponente que los viejos trajes de la serie.

Para acompañar esta fidelidad, los efectos de sonido hacen recordar a los de la serie y el clásico tema principal dice presente.

Los primeros, los mejores.

Diversión para todos.

Nos encontramos ante un clásico beat’em up de hasta cuatro jugadores en simultáneo. Podemos elegir a cualquiera de los protagonistas originales en su versión humana, que luego de juntar energía, pueden hacer mórfosis y transformarse en un Power Ranger.

Nuestro repertorio de movimientos tiene lo que se puede imaginar: guardias, esquives, movimientos rápidos y combos. Mientras que nuestra versión civil se encuentra ligeramente limitada, una vez que nos transformemos, podremos utilizar nuestro armamento especial aumentando así las posibilidades de combate.

Esto se combina con un árbol habilidades que iremos desbloqueando mientras más experiencia obtengamos, consiguiendo mejores atributos y más movimientos.

Una vez que superemos un nivel, el monstruo de turno crecerá y crecerá. Los rangers no tendrán más remedio que llamar a su siempre confiable megazord.

Aquí el juego se divide en dos partes. La primera, en la cual tendremos que apuntar a distintos objetivos y disparar en primera persona; y la segunda donde tendremos que superar una serie de quick time events para destrozar a nuestro enemigo, en un combate cuerpo a cuerpo semi-coreografiado.

El siempre confiable megazord.

En una época donde este tipo de juegos están medio olvidados, Power Rangers Mega Battle viene a hacer todo bien. Un beat’em up simple y divertido y una gran estética fiel al material de origen, hacen al juego una delicia para cualquiera.

No importa si solés jugar videojuegos o si conocías a los Power Rangers, esta es una aventura que vale la pena jugar con amigos rememorando tiempo de arcades en los fichines o consolas de 16bits. Después de esta experiencia, esperemos que haya más juegos del estilo, aprovechando el potencial de la franquicia.  

¿LO JUEGO?

Junta a tus amigos y hacer mórfosis.

Lo Bueno

  • Estética y música.
  • Beat’em up simple y divertido.
  • El cambio de gameplay en las batallas con los zords.
  • Ideal para jugar con amigos.
  • Precio de lanzamiento accesible (15 U$D).

Lo Malo

  • Un poco fácil en algunas partes.
  • Aburre si jugamos solos.
8.5

¡A no dejarlo pasar!

Facundo Maciel
Facu ya no es el checkpointer más joven, pero si el mas alto. Prefiere jugar en las consolas de Sony, aunque también le gustan las portátiles de Nintendo y en lo posible escapa de la PC como plataforma de videojuegos. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre.