Halo Wars 2 Review

Guillermo Valdovinos
PC Xbox One

Ocho años después de la salida de la entrega original, llega Halo Wars 2: la secuela que nadie sabía que necesitaba; un manual de cómo tomar una premisa y exponenciar todas sus virtudes. Veamos de qué se trata.

Puedo imaginar que no debe haber sido fácil idear una secuela para Halo Wars, un juego que si bien funcionaba en forma correcta como RTS -más aún siendo de consola-, no logró sacudir la tierra ni de los usuarios de Xbox 360, ni de sus competidores.

Dado ello, el hecho de que Halo Wars 2 cumpla tan bien con lo que ofrece cobra mayor relevancia; es decir, no estamos ante una secuela lanzada en forma apresurada o por la sola necesidad de explotar la franquicia, sino todo lo contrario.

Fresco, divertido, fácil de jugar pero difícil de dominar; un guión atrapante, y misiones que no dan ganas de soltar el control. 343 Industries y Creative Assembly entendieron que podían elevar la apuesta originalmente introducida por Ensemble Studios, creando así no sólo un título que cumple -con creces- su cometido, sino que destaca en el género y en sí mismo.

Cap. James Cutter, intentando dilucidar qué habrá acontecido durante estos pasados 28 años..

Isabel, nuestra nueva I.A. auxiliar.

Veintiocho años después de los sucesos de Halo Wars, su secuela encuentra a la tripulación de la nave espacial UNSC Spirit of Fire despertando de su prolongado letargo inducido para hallarse con un universo que escapa a sus conocimientos.

Tanto ellos como su capitán, James Cutter, no se encuentran familiarizados con los resultados de la guerra Covenant, siendo que los hechos de Halo Wars 2 transcurren en forma cercana a los de Halo 5.

Ni la mentada incertidumbre, ni la carencia de una I.A., recurso de vital importancia en la mitología de Halo -todos recordarán a Cortana-, impiden que el Capitán Cutter decida dar respuesta a la señal que reciben -casi en forma inmediata a la terminación de la estasis masiva- desde el Arca, esa estructura construida por los Forerunners, y que diera génesis a los anillos Halo.

Esta introducción da lugar al primer encuentro entre nuestros héroes y Atriox, el brute antagonista principal del juego, quien supo no sólo escindir su alianza con los Covenant y prevalecer sobre ellos, sino  también someterlos; y ya veremos por qué: no sólo es una bestia imparable en cuanto a fuerza, sino también en relación a estrategia e inteligencia.

Como primer ítem a destacar, he de decirles que los hechos que aquí les narro nos son introducidos mediante cinemáticas de una calidad superlativa; según el plano que se nos muestre, dudaremos entre si nos encontramos ante una animación digitalizada o una película realizada con actores de carne y hueso.

La mentada calidad gráfica no se traduce en su totalidad al engine del juego, ya que no obstante el título luce una gráfica por demás correcta, ésta no destaca demasiado; aunque lo que sí resulta meritorio es el hecho de que no importa la cantidad de unidades que veamos en pantalla, el frame rate no cae, y creo yo que éste factor es el que goza de mayor valor en un género como lo es el de RTS.

“¿Un RTS en consola que se juega bien? Patrañas.” es la frase que seguramente se le ha cruzado por la mente a más de uno. Halo Wars lograba traducir muy bien a un joypad todos los comandos que necesitamos para poder desarrollar en forma correcta cualquier estrategia que quisiéramos llevar a cabo, pero sí sucedía que a veces nos podía llegar a tomar un poco más de trabajo. Halo Wars 2 supo comprender y arreglar dicho problema.

Halo Wars 2 transpira “Halo” por todos sus poros...

Halo Wars 2 no es una secuela lanzada en forma apresurada o por la sola necesidad de explotar la franquicia, sino todo lo contrario.

El temible antagonista, Atriox

Gracias a una inteligente forma de poder seleccionar ya sea a las unidades que tenemos en pantalla, las pertenecientes a una clase en particular, o a todas las que hayamos construido, en conjunto a la posibilidad de asignar diversos grupos de unidades a las diferentes direcciones del d-pad, obtenemos así una experiencia que en nada dista a la provista por los RTS en su plataforma original.

Además, Halo Wars 2 consta de un tutorial, tanto básico como avanzado, que logra cubrir todas las bases necesarias para que podamos adentrarnos a la campaña de una manera diestra; eso sí, si tu intención es jugar en forma multiplayer, dedicá un tiempo a la campaña, ya que ésta no sólo goza de un interesante guión, sino que su desarrollo, y los objetivos que demanda cumplir sirven a su vez de un excelente tutorial para adentrarse preparado al mundo online.

Halo Wars lograba traducir muy bien a un joypad todos los comandos que necesitamos para poder desarrollar en forma correcta cualquier estrategia que quisiéramos llevar a cabo, pero sí sucedía que a veces nos podía llegar a tomar un poco más de trabajo. Halo Wars 2 supo comprender y arreglar dicho problema.

Armar un buen mazo en Blitz define el ganar o perder.

Así, Halo Wars 2 no sólo destaca como RTS en su porción single player, sino que lejos de complementar la experiencia con un componente online que satisfaga la sola demanda de su existencia, la entrega se dio el lujo de brindar al usuario un diverso y atractivo abanico de opciones para batirse en línea.

Las ofertas de juego online incluyen partidas de 1 vs. 1, 2 vs. 2, y 3 vs. 3, con modos de juego al estilo del clásico Deathmatch, o podemos optar por estilos que demanden menos sangre: Domination, el cual consiste en tomar posesión de diferentes puntos del mapa, o Strongholds, que brinda la victoria a quien sepa construir una mayor cantidad de edificaciones y mantenerlas en pie durante un límite de tiempo.

Sin embargo, el modo multiplayer que destaca es el denominado Blitz, el cual cuenta con tutorial propio; no sólo porque sea original y divertido, sino porque es el modelo de negocios planteado por Halo Wars 2, ya que se basa en el uso de cartas virtuales, a las cuales se accede mediante el cumpliento de objetivos in-game o la compra de booster packs en el Store.

Básicamente, el mentado modo de juego elimina la obligación de construir y generar unidades, ya que comenzamos tomando control de una pequeña tropa, y la iremos ampliando y mejorando según las cartas que nos vayan tocando acorde el mazo que hayamos armado. Para poder hacer uso de dichas cartas, debemos contar con la energía necesaria, la cual se recolecta en diferentes puntos del mapa.

La partida llega a su fin cuando alguno de los bandos logra acumular 200 puntos, lo cual se logra paulatinamente cuando una facción se encuentra dominando una mayoría de puntos estratégicos del mapa.

Blitz es un modo ágil, dinámico, y muy adictivo. Aplausos a los desarrolladores.

Una típica partida de Blitz en todo su esplendor.

Halo Wars 2 no sólo destaca como RTS en su porción single player, sino que lejos de complementar la experiencia con un componente online que satisfaga la sola demanda de su existencia, la entrega se dio el lujo de brindar al usuario un diverso y atractivo abanico de opciones para batirse en línea.

Y cobra mayor relevancia un online tan fuerte cuando todos los componentes descritos a través del presente análisis se encuentran contenidos en una entrega de corta duración: la campaña consta de doce misiones, presentando recién las últimas un desafío si es que se juega en dificultad normal. Eso sí, durante esas misiones nos acompañarán arreglos musicales que quienes sean adeptos a la saga Halo ya esperan, dignos de parar el juego y escucharlos sin interrupciones.

En definitiva, no puedo hacer más que recomendar ampliamente que tanto fanáticos de la saga Halo, como adeptos al género RTS, se hagan con Halo Wars 2, ya que es una experiencia que no deberían dejar pasar. Brilla en todos sus aspectos, y logra probar, una vez más, que no existe género que pueda sólo jugarse en una plataforma en particular.

Resulta por demás satisfactorio poder apreciar que los desarrolladores no desperdiciaron esta oportunidad de hacer de un spin off algo grande. Ojalá todas las compañías trataran a sus sagas estrella con el respeto que inspira esta entrega. Esperemos que no vuelvan a pasar otros ocho años para la salida de Halo Wars 3.

¿LO JUEGO?

Definitivamente. No sólo es un buen Halo, sino un excelente RTS.

Checkpoint opina…

seba_web

Que lindo un RTS con un buen lore para aprovechar, y bien implementado para consolas hogareñas. Muchas otras empresas deberían tomar este juego como ejemplo y arriesgarse a sacar juegos de sus franquicias con este tipo de género…sumaría mucha variedad al escenario actual en consolas.

fede_web

Imposible no disfrutar un juego del universo Halo que además suele contar con los niveles de producción más altos. Sin embargo no es un juego que me vea jugando próximamente.

facu_web6

Halo es una saga que me debo. Sin embargo me parece más que interesante esta expansión del universo con juegos poco forzados que ni siquiera son del mismo género. Un concepto que podría servirle a varias franquicias.  

Lo bueno

  • Fácil de jugar, difícil de dominar.
  • Adictivo, divertido.
  • Historia atrapante.
  • Cinemáticas alucinantes.
  • Apartado sonoro destacable.

Lo malo

  • Corto.
  • Puede no interesar a quien no guste de Halo.
8

¡A no dejarlo pasar!

Guillermo Valdovinos
Con el Derecho como vocación, y los videojuegos como pasión, Guille, “el Gurú”, es un gamer integral, con un amor incondicional a Nintendo, pero que se desvive por jugar cuanta cosa sale al mercado...y hasta a veces lo que ni llega a salir. Los géneros que lo pueden son los RPGs -tanto orientales como occidentales-, peleas y aventuras gráficas; con una fuerte tendencia a desenterrar juegos viejos y olvidados -de ahí su apodo-.

Lost Password