The Legend of Zelda: Symphony of the Goddesses – Master Quest

Guillermo Valdovinos

El día viernes 17 de marzo de 2017, el Teatro Ópera de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se encontró envuelto de la fantasía que tanto caracteriza a ‘The Legend of Zelda’.

Pocas son las sagas de videojuegos que logran mantenerse épicas y relevantes a través de treinta años. Sin lugar a dudas, ‘The Legend of Zelda’ es una de ellas, no sólo por presentarnos entrega tras entrega con una historia que los jugadores ya saben que amarán de principio a fin, sino porque el mundo mágico y fantástico que se nos brinda es acompañado en toda iteración con una magistral banda sonora.

Y no resulta poco el mérito que debe dársele a ello, pues recorrer la leyenda de Zelda nos llevará por los más variados paisajes, encontrarnos con los más pintorescos personajes, y vivir un sinfín de situaciones y aventuras, por lo que poseer el talento para poder componer piezas musicales que sepan representar cada uno de dichos factores es lo que logra que cada una de las iteraciones de ‘The Legend of Zelda’ quede grabada en la memoria de quienes las vivan; como así también los obliga a re-escuchar esas obras sinfónicas que lograrán siempre despertar incontables sentimientos.

Arpas. Infaltable.

La magia invadía cada uno de los componentes de aquella noche.

Para todos aquellos amantes de la saga y sus maravillosas bandas sonoras, el día viernes 17 de marzo de 2017, se presentó en el Teatro Ópera de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires “The Legend of Zelda: Symphony of the Goddesses – Master Quest”, un espectáculo internacional que prometía recrear la magia de la saga a través de una orquesta sinfónica que recorrería las entregas más significativas de la interminable historia de Link, Zelda, y Ganondorf.

Así, quien escribe tuvo la dicha y el lujo de ser invitado por Nintendo -a través de Zimat– a presenciar este evento que esperamos se repita, y pronto.

Al acceder al auditorio del Teatro, uno ya podía hallarse a tono, pues en el repertorio de instrumentos que componían la orquesta sinfónica podían observarse no una, sino dos arpas, y los aficionados a la saga sabrán que Zelda no es Zelda sin el característico, hermoso, y armónico sonido de las arpas. También,  junto a ellas podían apreciarse la presencia de violines, violas, violonchelos, contrabajos, flautas, oboes, clarinetes, fagotes, cornos, trompetas, trombones, tuba, piano, percusiones, y un avasallante coro.

Los responsables del maravilloso concierto

Semejante disposición de orquesta dedicó las casi dos horas y media de duración del concierto a brindarnos un total de diez (más un final sorpresa) movimientos compuestos en su totalidad por medleys de las bandas sonoras de diferentes iteraciones de ‘The Legend of Zelda’.

El espectáculo comenzó erizándonos la piel con los temas principales de la saga: pasando del clásico Overworld Theme que escuchamos en cada una de las entregas, a los temas característicos de Ganon y Zelda, para terminar con el tema principal del flamante Breath of The Wild.

Acto seguido, los espectadores recibimos un saludo de ni más de menos que del mismísimo Shigeru Miyamoto, quien a través de una pantalla compartió su odisea de pensar cómo acompañar musicalmente a una de sus sagas estrella; este tipo de presentación pregrabada se repitió más adelante en el show con la protagonización de Eiji Aonuma, productor de la saga, y Koji Kondo, compositor musical de ésta.

Gracias por existir, Shigeru.

Esa misma pantalla usada para comunicarnos con estas leyendas de Nintendo se usó en forma continua para proyectar compilaciones de video que acertadamente acompañaran la pieza musical de turno, por lo que la magia de ‘The Legend of Zelda’ invadía a sus espectadores a través de todos sus sentidos.

Con una excelente producción y despliegue de talento, este grupo orquestal -¡con director en portación de la mismísima Wind Waker!- logró hacer revivir a su público épicos momentos tales como cuando con miedo y tras ver morir a nuestro tío nos adentramos en el castillo de Hyrule en A Link to the Past; o cuando navegamos los infinitos océanos que inundaron Hyrule en Wind Waker; o sentir la melancolía que invade la totalidad de las piezas que componen la banda sonora de Twilight Princess; entre otros.

Una noche llena de emoción, recuerdos, y sorpresas: antes de despedirse, la orquesta realizó un onceavo medley, compuesto por la banda sonora de Link’s Awakening, uno de los juegos más amados por quienes tuvieron la dicha de disfrutarlo en su Game Boy.

Al igual que como sucedió allá por el año 2013 con la orquesta de Distant Worlds, los argentinos esperamos que experiencias como éstas se vuelvan cada vez más comunes y accesibles, para así poder volver a deleitarnos una y otra vez con la música que representa algunos de los momentos más entrañables de nuestra vida gamer.

Guillermo Valdovinos
Con el Derecho como vocación, y los videojuegos como pasión, Guille, “el Gurú”, es un gamer integral, con un amor incondicional a Nintendo, pero que se desvive por jugar cuanta cosa sale al mercado...y hasta a veces lo que ni llega a salir. Los géneros que lo pueden son los RPGs -tanto orientales como occidentales-, peleas y aventuras gráficas; con una fuerte tendencia a desenterrar juegos viejos y olvidados -de ahí su apodo-.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!