Yooka-Laylee Review

Federico Elli
PC PS4 Xbox One

Playtonic revive en Yooka-Laylee lo mejor de la era de plataformeros 3D de la Nintendo 64, pero también parte de lo no tan bueno.

Más de 73.000 gamers decidieron apoyar el proyecto de Kickstarter de Yooka-Laylee en mayo del 2015 con el fin de poder llegar a revivir los mejores recuerdos de los plataformeros 3D con los cuales Rare brilló en la era de la Nintendo 64, siendo uno de sus mayores exponentes Banjo-Kazooie, y su secuela Banjo-Tooie.

Playtonic, con la ayuda de Team17, decidió llevar la pesada labor de respetar lo que hizo geniales a esos juegos: desde los personajes y niveles coloridos y el foco en puzzles, hasta los miles de coleccionables y la divertida música.

También presentes en Yooka-Laylee se encuentran varios de los problemas que deberían haberse quedado en esa época de cartuchos, sobre todo luego de que juegos como Ratchet & Clank de Insomniac Games demuestren que es más que posible resolverlos.

Yooka y Laylee los héroes de esta aventura.

El humor siempre a punta de cañón.

Si las serpientes usaran pantalones, ¿los usarían así?

El foco de Yooka-Laylee es explorar distintos mundos y coleccionar objetos, en un género de juego conocido como Collectathon.

Yooka -la iguana- y Laylee -el murciélago- descubren que el libro que usaban como mueble, tiene la capacidad de modificar el estado del universo, justo al mismo tiempo que Capital B -una abeja malvada- decide robarse todos los libros del mundo intentando dar con el que es mágico.

Las hojas del libro, -llamadas Pagies- logran escapar y se reparten por los cinco niveles del juego, cayendo por supuesto en Yooka y Laylee el deber de recuperarlas.

Todo tiene ojitos ^__^.

Cada uno de esos mundos tiene sus características únicas, ya sea tropical o de nieve, y también varias actividades para hacer, todas dedicadas a obtener páginas del libro.

El ingreso a cada mundo es mediante libros que se encuentran en el hub central, y podemos utilizar las mismas páginas que recolectamos para expandir cada nivel. Entonces  la experiencia inicial siempre es más corta y reducida, y luego al expandir podemos ver el nivel completo, con nuevas actividades y coleccionables. Entre estos, tenemos plumas que nos permiten comprar habilidades, fichas de arcade que podemos utilizar para jugar distintos minigames y cinco fantasmas escondidos que nos recompensan con una ‘Pagie’ al encontrarlos a todos.

Algunos personajes se perdieron en sus juegos y terminaron en este.

El único limitante en el orden en que decidimos recorrer el nivel son las habilidades que tengamos. Si bien esto es una mejora respecto a los juegos de antes -donde teníamos que pasar una parte del nivel para poder acceder a la siguiente- al no contar con un minimapa ni un indicador simple de la completitud del nivel actual o una brújula que nos indique hacia donde ir, es fácil sentirse perdido o abrumado.

Cada nivel tiene un boss principal para eliminar y por suerte son pocos, porque el combate en Yooka-Laylee no es agradable, cada ataque -que hace girar a Yooka para que golpee con la cola- se siente impreciso, siendo esto aún peor al momento de disparar.

El indicador de completitud, escondido en los menús del juego.

Preparados para entrar en el primer mundo.

Podremos comer distintas frutas que nos permiten realizar disparos imbuídos con varios elementos: agua, fuego, hielo, etc. Para poder hacer un tiro certero es necesario pasar a modo primera persona, pero para hacer esto primero tenemos que quedarnos quietos porque si no el modo no se activa. En este modo no podemos movernos, por lo que estamos totalmente vulnerables. Además el efecto que nos permite disparar dura poco tiempo, y varios puzzles están basados en llegar con suficiente tiempo a un objetivo para poder disparar -si conseguimos cambiar de modo y apuntar con certeza-. Esto último más que gratificante y divertido es frustrante y odioso.

Los niveles son realmente enormes.

La heladera nos dá tónicos que nos dan habilidades extra.

También, algunos de los minigames disponibles resultan realmente molestos y frustrantes, como el tener que juntar al menos cien gemas mientras nos encontramos en un carrito sobre rieles que no responde del todo bien a nuestros controles, perdemos cinco gemas cada vez que no logremos esquivar un obstáculo.

Muchas áreas de los primeros niveles no pueden ser accedidas dado que no contamos aún con la habilidad necesaria para poder hacerlo; dado ello, no hay que preocuparse por juntar todo en la primera pasada por cada nivel, porque inevitablemente vamos a terminar volviendo más adelante.

Por último, la cámara, la cual parece haber sido extraída de las peores implementaciones de los años ‘90, colisiona con el mundo que nos rodea y se comporta de forma errática y no responde fluidamente a nuestros comandos. Por suerte, esto se puede solucionar bastante bajando la velocidad de respuesta de la misma desde el menú de opciones.

Una de las cientas de 'Pagies' a juntar.

Como dije al comienzo, Yooka-Laylee logra revivir los mejores recuerdos de la era de plataformeros 3D de Rare, pero no resuelve los problemas que más frustración generan, los cuales -lamentablemente- constituyen una de las razones por las cuáles estos juegos son una rareza hoy en día. Por suerte el excelente humor, los diseños de los personajes y los niveles y la excelente música ayudan a que todo sea mejor.

Si tu amor por el género es grande, no dejes pasar Yooka-Laylee, sobre todo por el precio reducido de U$D 40. Pero si queres la mejor experiencia plataformera del momento, te recomiendo que no dejes de jugar Ratchet & Clank, mi actual preferido del género.

Mi recomendación final es que si podés elegir plataforma, lo juegues en PC, ya que corre a 60fps, contra 30fps en consolas, mientras esperamos un parche para PS4 Pro y en el futuro, Project Scorpio.

¿Qué se yo cuántas?, ¡¡dejame seguir jugando!!

¿LO JUEGO?

Si bien tiene sus fallas, Yooka-Laylee es más que divertido, y vale la pena darle una oportunidad.

Checkpoint opina…

guru_web

Como buen gamer de los ‘90 y principios de los 2000, para mi Yooka-Laylee fue amor a primera vista, por lo que no dudé ni un segundo en convertirme en backer del Kickstarter.

Ahora me encuentro con el feliz momento de tener el juego en mis manos, por lo que disfrutaré cada segundo de esta hermosa vuelta a esas noches interminables de buscar cada coleccionable en cada rincón de mundos llenos de colores y diversión tales como el de Banjo-Kazooie.

facu_web6

No puedo hablar demasiado del juego porque jugué poco y nada a Banjo-Kazooie. Lo que si no quiero dejar de destacar es el nivel de este tipo de proyecto donde una franquicia olvidada revive -aunque sea indirectamente- gracias a un kickstarter. La intención cuenta mucho más de que el dev sea grande, chico, conocido o desconocido. Pareciera que les salió bien esta vez, o al menos, mejor que a Mighty No. 9.

Lo bueno

  • El diseño de los personajes.
  • La cantidad de ítems coleccionables
  • La divertida historia.
  • La nostalgia a la era de Nintendo 64.
  • Multiplayer co-op para la campaña.
  • La música.

Lo malo

  • El modo fps.
  • Los puzzles frustrantes.
  • La cámara.
  • Los quizzes...
7.5

Bien logrado

Federico Elli
Fede, pasó por consolas de Nintendo, pero tiene especial pasión por todo lo que sea PlayStation. Ama jugar, tanto como el cine, las series o leer un buen libro. Juega videojuegos desde que tiene memoria. En general le gustan todos los juegos, sobre todo los de aventura. Prefiere los juegos innovadores por sobre las sagas repetitivas.
  • Santiago Rodriguez

    Linda review Fede, me habia olvidado completamente del Ratchet & Clank! lamentablemente no tengo play asi que va a esperar, pero es bueno saber que hay exponentes del genero que mejoran las cuestiones que antaño eran ya un garron.
    Coincido con lo que planteas, inclusive lo de los bosses, lo que ocurre es que en este tipo de juegos es mas un puzzle con partes de combate, de ahi que a veces no jode tanto que los personajes no tengan un gran arsenal de movimientos para atacar.
    La mecanica de expandir mundos ya jugados o visitar nuevos me parecio muy piola, y el hecho de que te den a elegir que movimiento queres aprender me gusto mucho tambien, le dan un twist a lo que habia que mejora la experiencia.
    Ojala estos muchachos sigan haciendo plataformeros, mejorando las cuestiones flojas de este, para que el genero no desaparezca frente a los Assassins Creed y CODs.

Lost Password