Cuphead Review

Vanina Carena
PC Xbox One

Cuphead es un juego de acción en 2D, del género llamado “Run and Gun”, cuya estética está inspirada en los clásicos dibujos animados de los años ‘30 y su jugabilidad en los juegos de antaño, donde nada será fácil y cada avance nos costará sangre, sudor y lágrimas.

“No hagas tratos con El Diablo”, nos advierte el subtítulo del juego, ¿Por qué será? Porque bajo esta simple y ya más que utilizada premisa, nace la historia del juego que nos interesa analizar. Si bien no es su punto más fuerte (de hecho es su punto más flojo, son otros los aspectos que brillan en el juego), no se lo puede criticar, ya que es fiel a lo que se usaba en los juegos clásicos a los que hace honor. 

Resulta que nuestro protagonista, Cuphead, decidió apostarlo todo en el casino (cuyo dueño es nada menos que el mencionado Lucifer) y junto con “todo” también apostó su alma, como si de poca cosa se tratara. Arrepentido, le pide por favor al Diablo que se la devuelva, pero éste le dice que sólo lo hará si va a cobrar para él, el alma de otros deudores. De manera tal que Cuphead -solo o acompañado del segundo player, Mughead- se embarcará en esta aventura de “correr y disparar” en la que perderemos una y mil veces, ya que la dificultad es alta, pero que valdrá la pena ya que nos atrapará desde el primer momento.

Cuphead con Mickey y Bimbo, sus primos lejanos.

Antes de meternos de lleno a hablar sobre la mecánica, es imposible no detenerse en la estética, que -como en el amor- suele ser lo primero que nos llama la atención (las demás cualidades se aprecian después, je); y acá no estamos hablando de otra cosa sino de eso, de amor, que es de lo que parece que está hecho el juego.

La estética de Cuphead está basada en los dibujos animados de los años ‘30, más precisamente en los de Fleischer Studios, y en los de Walt Disney.

Esos bosques dibujados y pintados a mano me recuerdan a unas cuantas pelis de Disney, o a viejos cuentos infantiles.

La estética de Cuphead está basada en los dibujos animados de los años ‘30, más precisamente en los de Fleischer Studios, quien creó a los conocidos Popeye y Betty Boop; y en los de Walt Disney, quien dio a luz al famosísimo Mickey.

Los diseños de los escenarios, los títulos, los sonidos y todos los detalles que hacen al juego ayudan a reforzar la idea de que realmente estamos “jugando” a un dibujito animado de aquella época.

La música también es parte de esto y merece una mención especial, ya que es realmente hermosa y no podría combinar mejor con la estética visual. La banda sonora del juego posee piezas de jazz originales que fueron compuestas por Kristofer Maddigan.

En cuanto a la mecánica, estamos ante un juego de acción en 2D del género llamado “Run and Gun”, al estilo Contra, Metal Slug o Sunset Riders, por ejemplo.

En Cuphead podremos disparar, saltar normalmente y hacer un dash para realizar un salto más largo. También tendremos un movimiento especial que variará según lo que tengamos equipado, y podemos hacer parry para interactuar con algunos enemigos o elementos de los escenarios que veremos destacados en color rosa.

Antes de ingresar en cada nivel, tendremos que recorrer el mapa en el cual podremos acceder al shop para comprar -con monedas que recolectaremos en los escenarios- modificadores tales como shots, specials y charms, que nos podremos equipar y combinar como queramos para tratar de hacernos la vida un poquito más fácil, aunque realmente no lo consigamos del todo…

Los niveles del juego se estructuran de una manera que quizás es un poco distinta a lo que estamos acostumbrados normalmente: por un lado, transitaremos aquellos en los que sólo tendremos que avanzar y disparar a los enemigos hasta llegar al final; y por el otro, tendremos unos que solamente constarán de una pelea contra un boss (que tendrá varias etapas, bien al estilo clásico). Uno tal vez esperaría que después de un nivel del primer tipo viniese el boss final para coronarlo, pero en Cuphead esto no ocurre.

También hay escenarios llamados “mausoleos” en los cuales sólo podremos usar el parry para defendernos; y tendremos niveles que haremos a pie y otros cuya mecánica será distinta, ya que volaremos en un avión.

¿¡Quién diría que Cupido también le debe al Diablo!?

Los niveles del juego se estructuran de la siguiente manera: por un lado, transitaremos aquellos en los que sólo tendremos que avanzar y disparar a los enemigos hasta llegar al final; y por el otro, tendremos unos que solamente constarán de una pelea contra un boss.

Si compramos el de la izquierda podremos disparar igual que Cormano.

Antes de comenzar cada nivel, podemos elegir entre dos tipos de dificultades: simple y regular. Si bien la primera será una opción más fácil, no lograremos recolectar las almas de los deudores, las cuales necesitaremos si queremos salvar más adelante la nuestra. Esto hace reminiscencia a la dificultad en los juegos de antes, donde en muchos, no podías acceder a la final si no habías seleccionado la dificultad estándar (recuerdo algunos, incluso, que tenías que acceder a la mayor dificultad si querías tener acceso al juego completo).

Jugar en cooperativo será una opción muy divertida, pero complicará todavía más las cosas, ya que el juego se volverá aún más difícil: por un lado, el nivel en sí mismo será más complicado; y por el otro, hacer que nuestro compañero vuelva a la vida cuando haya perdido nos hará morir a nosotros más de una vez. Como si fuera poco, sólo tenemos una oportunidad para hacerlo, porque si desaparece de la pantalla (cosa que ocurre muy rápido) no podrá jugar el nivel -que por supuesto no tiene ningún tipo de checkpoint- hasta que nosotros perdamos todas nuestras vidas y tengamos que comenzar de nuevo. Tampoco existe ningún ítem que nos permita recuperar vidas durante un nivel, pero sí podremos aumentar la cantidad total que tenemos comprando modificadores en el shop.

¡¡¡Yo te salvareeeeeeé!!!

Estamos en condiciones de decir que realmente valió la pena esperar los tres años que duró su desarrollo para poder jugarlo, ya que la verdad es que tenemos frente a nosotros una genialidad que no tiene desperdicio. Aún así, podría decirse que no es un juego para todos, ya que su alto nivel de dificultad podría desanimar a jugadores más actuales que no estén familiarizados con las mecánicas de los juegos clásicos. Cuphead juega con la nostalgia de los gamers más antiguos atacando por dos frentes: los juegos clásicos y los viejos dibujos animados. Así que seguramente serán éstos los jugadores más conquistados por el juego, y no tanto los más modernos. A mí personalmente me encantó y lo recomiendo ampliamente tanto para los old school gamers, como para aquellos que no lo sean pero tengan ganas de jugar un juego que les represente un verdadero desafío.

¿LO JUEGO?

¡Obvio! ¡No te lo podés perder!

Checkpoint opina…

caritaweb_guille2

Recuerdo ese momento en que inserté por primera vez mi cartucho de Mickey Manía, y con maravilla y asombro pude ver cómo estaba jugando dentro del cartoon “Steamboat Willie”…una sensación que no volví a experimentar hasta que inicié Cuphead: una obra maestra por donde se lo mire.
No se dejen intimidar por la dificultad: con paciencia, persistencia y…GIT GUD, van a poder superarlo =)

caritaweb_dieguito2

Inicialmente estaba un poco escéptico con este juego. Su arte tanto en lo visual como en la música son incuestionablemente excelentes y eso me hacía creer que el gameplay iba a estar descuidado o que era muy básico. Todavía no lo probé, pero los comentarios de gente en la que confío lograron que me dieran muchas más ganas de probarlo y seguramente me gustará. Una muy buena exclusividad para la gente de XBOX y PC.

caritaweb_diegote2

Cuphead es un combo nostálgico-estético-jugable que tiene absolutamente todo lo que me gusta en un platformer: dificultad alta pero que no se siente injusta, belleza artística deslumbrante en un apartado harto original, animaciones de otro planeta y jugabilidad súper refinada. No le puedo pedir nada más a esta impecable y verdadera obra de arte del gaming independiente. Simplemente es mi candidato a indie del año.

caritaweb_seba2

Retro-estética-desafío: triada perfecta para que un juego llame mi atención, y Cuphead parece maximizar estos tres componentes y mezclarlos equitativamente. Sin dudas uno de esos grandes arreglos de Microsoft, como Braid en su momento, que hacen brillar sus productos con genialidades independientes. ¡BRAVO!

caritaweb_fede2

Una obra maestra original y única, cuesta creer que este juego esté hecho en Unity, lo cual demuestra lo versátil que es el engine. Desde la música hasta los dibujos y las animaciones hechas a mano, todo es realmente hermoso y da gusto jugarlo. Como todo juego con alguna exclusividad, es una pena que no llegue a la PS4.

beto_web

Como bien se desprende de la review de Vani, Cuphead es literalmente atrapante. Con una estética y música que cautiva la nostalgia de muchos, sin duda es un juego que no pueden dejar pasar.

Lo bueno

  • La estética.
  • La reminiscencia a los juegos clásicos.
  • La diversión de jugar en cooperativo.
  • El desafío que cada nivel representa
  • ¡La música espectacular!

Lo malo

  • La alta dificultad (para algunos)
9

Joya del gaming

Vanina Carena

Vani disfruta de los videojuegos desde muy chica. No tiene especial preferencia por una consola en particular, pero jugó más en las consolas de Sony. Su género favorito es el Survival Horror, pero también le gustan muchos juegos de aventura y acción. Además de formar parte de Checkpoint, tiene un emprendimiento llamado Miss Pacman, a través del cual vende ropa y accesorios con temática Gamer.
Fuera del ámbito, trabaja en un colegio secundario y está por recibirse de profesora.

  • Alejandro Kawokk

    Hermosa Review, si ya tenía ganas de jugarlo apenas ví el trailer ahora con el respaldo de ustedes es compra obligada!! 🙂
    PD: Sebita lo jugará? o.o

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!