The Inpatient Review

Federico Elli
PS4

Un juego de terror psicológico, precuela de Until Dawn, el exclusivo de PS4 que ganó un premio BAFTA 2016.

En el nuevo juego de Supermassive Games, estamos encerrados en el sanatorio Blackwood intentando recordar algo de nuestro pasado, ya que tenemos amnesia.

Atados con precintos -de esos que le ponen en los manicomios a los locos para que no se lastimen-, presenciamos los intentos de un doctor en hacer renacer alguno de nuestros recuerdos, sin éxito.

Así transcurre el día a día en Blackwood, encerrados en una pequeña celda con una ventana que sólo deja imaginar el frío que hace afuera, una enfermera que nos trae comida cada tanto y un compañero que parece estar menos sano que nosotros.

El doc encargado de restaurar nuestra mente.

Misteriosa enfermera.

Por supuesto que de repente se va todo al diablo: gritos desgarradores, llantos y golpes tan fuertes que parecen explosiones, desencadenan el comienzo de nuestra aventura por Blackwood.

Las primeras partes del juego consisten en simples elecciones de opciones de diálogo. De forma bastante innovadora podemos elegirlas leyendo las opciones en voz alta, y si lo hacemos con un inglés algo entendible, el juego seleccionará la opción para que no sea necesario utilizar el control; algo que suma aún más a la inmersión de un juego en VR.

En el momento en que podemos comenzar a mover al personaje es cuando inmediatamente sentimos que algo está mal.

Como todo juego de VR, la cámara se controla moviendo la cabeza con el casco. Para mover a nuestro personaje en The Inpatient usamos el stick izquierdo, pero si comenzamos a movernos para adelante no podemos cambiar de dirección, debemos soltar el control y luego movernos para otra dirección deseada, lo cual es muy poco natural.

Adicionalmente, para girar usamos el stick derecho y si, sin querer, inclinamos siquiera un grado el stick hacia atrás (algo que pasa con suma naturalidad pero nunca nos damos cuenta), el personaje se da vuelta 180 grados. Por lo tanto, como si ya un juego de VR no generara cierta incomodidad, estamos permanentemente girando 180 grados sin quererlo, lo que hace que en vez de aguantar algunas horas, te sientas incómodo a los pocos minutos.

Sumando esto a un juego que utiliza mucho los jump-scares, má de una vez te podés perder alguno porque queriendo girar, accidentalmente inclinaste el stick un poco hacia atrás.

Otro recurso que se utiliza mucho en The Inpatient es el “cierre de ojos”, para denotar una transición entre escenas o un loading oculto. Para los que usan VR saben lo molesto que es esto ya que apenas se oscurece la pantalla, nuestros ojos enfocan inmediatamente en los píxeles de la pantalla, otro factor adicional que suma a las incomodidades innecesariamente generadas a la hora de usar un casco de VR.

¿Lecter?

The Inpatient no tiene demasiado gameplay: lo poco que hay consiste en recorrer escenarios viendo con qué podemos interactuar y destrabar y revivir alguna memoria reprimida.

La mayoría del tiempo estamos escuchando y viendo al resto de los personajes contar su historia, interrogarnos, haciendo avanzar la narrativa en fin.

Lamentablemente todo transcurre de forma lenta y demasiado pausada; creo que al ser así le quita mucho terror ya que nos terminamos aburriendo de lo que tarda en desarrollarse una escena.

Lo más interesante de este tipo de historias son las distintas ramificaciones al estilo efecto mariposa, presentadas de la misma forma que en Until Dawn.

Los pasillos de Blackwood.

Esperaba más del equipo que logró hacer de Until Dawn una gran experiencia de terror interactiva, pero The Inpatient decepciona, sobre todo por los problemas de control que tiene y lo que tarda en empezar el juego en sí. Hay varios coleccionables y la historia pide ser jugada de nuevo para ver qué ocurre si elegimos otra opción de diálogo, pero sólo puedo recomendar este juego una vez que perfeccionen el sistema de control, algo que ni deberíamos estar pidiendo a esta altura frente a la madurez que tienen otros juegos de VR como Resident Evil 7.

¿LO JUEGO?

Un juego que podés dejar pasar, salvo que necesites una experiencia de terror en VR ya mismo.

Lo bueno

  • Los gráficos.
  • La inmersión VR.
  • El sistema de selección de diálogos activados por voz.

Lo malo

  • Problemas con los controles.
  • Tarda demasiado en despegar la narrativa, que ya de por sí es extremadamente lenta.
  • Gameplay prácticamente nulo.
6

¿Por qué no?

Federico Elli
Fede, pasó por consolas de Nintendo, pero tiene especial pasión por todo lo que sea PlayStation. Ama jugar, tanto como el cine, las series o leer un buen libro. Juega videojuegos desde que tiene memoria. En general le gustan todos los juegos, sobre todo los de aventura. Prefiere los juegos innovadores por sobre las sagas repetitivas.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!