Far Cry 5 Review

Sebastián Cutuli
PC PS4 Xbox One

La serie Far Cry se renueva para reivindicar su posición como competidor más fuerte de la saga insignia de Rockstar. Ubisoft Montreal armó un gran equipo y logró producir un inmenso juego imponiendo nuevas mecánicas y un argumento polémico y picante para situarse en primera plana. ¿Suficiente para el paladar del gamer actual? Enterate leyendo…

Ubisoft es mundialmente conocida por ser una de las distribuidoras más grandes de nuestro querido rubro, pero también por ser acusada de explotar mucho sus franquicias, utilizando templates que han funcionado en el pasado y añadiendo pocos cambios en sus nuevas iteraciones. Con Far Cry 5 se rompe rotundamente con esta suposición y se demuestra con creces.

Desde que fue expuesto por primera vez al público, el desarrollo de Far Cry 5 estuvo rodeado de polémica por ser el primer juego de la saga en desarrollarse en Estados Unidos, y por hacer alusión a un culto de apariencia cristiana que utiliza métodos muy violentos para desarrollarse. Algunos cambios fueron hechos desde ese entonces, pero nunca se alteró la idea principal del argumento del juego y se arriesgó a lanzarse en un momento complicado del gran país del norte en torno a la tenencia de armas por particulares.

¡¡Oh, yes!! ¡Aviones!

El culto al que se hace referencia en Far Cry 5 se llama La Puerta del Edén y está dirigido por una familia muy particular que se apellida Seed, formada por cuatro miembros que se dividen el condado Hope en secciones. Cada uno de ellos se especializa en un área particular del culto, siendo Joseph “el padre”, quien comanda mediante su compleja oratoria la organización.

“Una de las principales diferencias de Far Cry 5 con respecto a sus anteriores entregas es la falta total de linealidad”.

Joseph, el padre.

Nuestro rol es el de un deputy rookie del condado de Hope, la cual es una locación inventada dentro del estado de Montana para no herir susceptibilidades. Desde el comienzo de la aventura estaremos en una compleja situación, tratando de sobrevivir con el objetivo de salvar al resto del temerario grupo que decidió inmiscuirse en las tierras de Joseph.

Para poder lograr semejante empresa, tendremos que generar una resistencia -un reclutamiento de aquellos sometidos dentro del culto y aquellos que están en contra- para poder hacer frente al ejército de la familia Seed, que está dispuesto a todo, incluso a morir por el bienestar de su padre.

Una de las principales diferencias de Far Cry 5 con respecto a sus anteriores entregas es la falta total de linealidad. Una vez superado el tutorial, seremos libres de dirigirnos a cualquiera de los sectores donde habitan los diferentes miembros de la familia Seed.

Mediante el rescate de diferentes NPC, que están apresados por estar en contra del culto, podremos ir construyendo una resistencia. Los salvados serán asignados a un rol, por ejemplo el de limpiar o mantener una labor determinada para nuestro favor, o serán parte de la aventura y lucharán junto a nosotros compartiendo nuestro armamento. Esta mecánica estaba presente en el juego anterior y ayuda mucho poder ordenar a nuestro compañero atacar a determinado enemigo de manera silenciosa, mientras de nuestro lado se ataca por otro flanco. Esta función también es posible de realizar con determinados animales que encontraremos en la aventura, como lobos, osos, etc..

Al igual que en juegos anteriores, se pueden craftear elementos de salud o municiones, y se aprecia mucho que se puedan generar desde la rueda de armas, tal como se vio en Horizon: Zero Dawn. Al haber tantos enemigos en un ambiente abierto, no es curioso que puedan usarse tanto medikits así como también el esperar pacientemente a que nuestra vitalidad se regenere.

Otro de los cambios fundamentales que separan a esta nueva entrega de la franquicia es la desaparición de las torres satelitales que descubren áreas del mapa, un recurso abusado en todos los juegos de mundo abierto. En Far Cry 5, los distintos puntos de interés se irán habilitando al ritmo que vamos descubriendo parte del mapa, siendo una experiencia completamente distinta de un jugador a otro. La experiencia se va formando a través del usuario con su exploración.

En cuanto a armas y vehículos hay más variedad: arcos, lanzamisiles, rifles de asalto, armas blancas y hasta incluso una pala para poder castigar a algún fanático del culto que se nos avalance repentinamente. Entre los vehículos podemos encontrar autos americanos de gran cilindrada, camiones, botes, jet skis y, como nueva incorporación, aviones y aviones anfibios.

En cuanto a su jugabilidad, el juego se siente rápido y muy variado, gracias a la cantidad de vehículos y al arsenal expandido con respecto a entregas pasadas. Es todo tan bizarro y dinámico que hasta podemos sentirnos dentro de un Just Cause: disparando uzis desde un avión y al minuto tirándonos en paracaídas para caer en una iglesia llena de cultistas sedientos de nuestra sangre.

La familia Seed, igual que los Ingalls…

“Es todo tan bizarro y dinámico que hasta podemos sentirnos dentro de un Just Cause”.

¡Linda vista, pibe!

El título también cuenta con el abusado sistema de taggeo de enemigos mediante el uso de binoculares, lo cual nos permite seguirlos cual depredador con visión termal. Este recurso nos permite asaltar algunos campamentos de manera sigilosa, para posteriormente tomar control de ellos y sumar adeptos a la resistencia. Si la resistencia crece, el juego se hace más difícil: los cultistas de la región en donde estemos nos buscarán con más ímpetu y aparecerán con mejores armas y vehículos. Una comparación equivalente sería un nivel alto de búsqueda en un GTA. Es tal la complicación que es posible que tengamos que dejar alguna región que se “desmadró” hasta que obtengamos un mejor equipo para afrontarla.

El mejor amigo del gamer.

Far Cry 5 es muy divertido en su modo campaña, pero es mejor aún si se juega con amigos. Ni bien concluye el tutorial, el título permite que invitemos a cualquier amigo online para que se sume a nuestra partida, soportando chat de voz dentro del juego, tal como si fuera uno de los reclutados para la resistencia. La campaña se puede jugar de manera cooperativa en su totalidad.

Sin dudas la frutilla del postre de este juego es Far Cry Arcade, el editor de niveles que, en esta ocasión, está muy por encima de sus antecesores. La plantilla de elementos utilizables es mayor a 9000, pudiendo utilizar assets de Assassin’s Creed, Far Cries pasados o incluso del universo de Watchdogs. Se pueden generar niveles completamente alocados, mezclando edificios de varios settings a la vez y darles un toque único.

“La plantilla de elementos utilizables en el editor es mayor a 9000, pudiendo utilizar assets de Assassin’s Creed, Far Cries pasados o incluso del universo de Watchdogs”.

No sólo es un editor amplio sino divertido, donde pueden agregarse enemigos variados, generando mapas cooperativos adictivos y desafiantes. Por poner un par de ejemplos, se pueden generar focos de humo, fuego, agua, animales, etc.. Este modo añade infinitas horas de juego para aquellos minuciosos que gustan de ser arquitectos de sus propios juegos.

Tal vez puedas pensar que todo lo anterior no es suficiente si no hay momentos de distracción. Posiblemente sea un pensamiento correcto para Ubisoft Montreal, ya que el jugador podrá disfrutar de carreras  y varios minijuegos, como por ejemplo pescar, que es bastante más complejo de como uno se lo imagina.

Road Rash con autos…

“Ubisoft ha investigado cultos reales dentro del territorio estadounidense, para poder llegar a reflejar el accionar de la familia Seed y de los adeptos a la Puerta del Edén”.

Far Cry 5, jugado y violento.

Gráficamente el juego es muy rico, utilizando el poderío del Dunia Engine, el heredero forzoso del Cry Engine, haciendo gala de texturas bien definidas y una paleta de colores perfecta para un ambiente natural como el que se recrea en Far Cry 5. El equipo de desarrollo investigó por meses la zona montañosa de Montana y hasta llegaron a reproducir árboles con inscripciones en ese mismo lugar, así que tal vez el recuerdo de alguna pareja haya sido inmortalizado para siempre.

En ningún momento se experimentan bajones en ninguna de sus versiones, lo cual habla muy bien de la optimización del juego. A nivel sonoro está muy bien recreado y se puede sentir el toque natural en cada rincón del inmenso mapeado de Hope County.

La variedad y caracterización de los personajes de ambos bandos está muy bien lograda. El personaje de Joseph tiene una profundidad que no es común en este tipo de juegos. Ubisoft ha investigado cultos reales dentro del territorio estadounidense, para poder llegar a reflejar el accionar de la familia Seed y de los adeptos a la Puerta del Edén, lo cual nos hace entender por qué no hay elementos librados al azar en cuanto a la recreación del mismo.

No toda la historia es homogénea, y al ir alternando entre misiones muy disparatadas y otras muy crudas, en donde se tortura gente sin restricciones, se llega a generar un gusto agridulce en cuanto a la tonalidad general del juego. Por otra parte, la credibilidad del argumento es todavía más difícil de lograr -partiendo de la premisa de que un condado entero de Estados Unidos, en el cual ocurren atrocidades, puede desconectarse del mundo en el siglo XXI. La ambientación es fantástica, desde lo artístico hasta el comportamiento de los adeptos al culto, quienes me recuerdan bastante a los Saviors de The Walking Dead, por su atracción enfermiza hacia su líder y el tipo de locación en donde se desarrolla.

Far Cry 5 es el mejor juego de la saga sin lugar a dudas. El diseño de personajes y la libertad que se le da al jugador lo posicionan dos escalones arriba de lo hecho anteriormente en la franquicia. Easter eggs, minijuegos y el vasto y profundo editor de mapas, sumado al juego cooperativo, son razones suficientes para estar ocupados con este juego por un par de meses.

¿LO JUEGO?

Definitivamente SÍ.

Lo bueno

  • Posiblemente el juego de mundo abierto más libre hasta la fecha.
  • Profundo editor de mapas.
  • Campaña cooperativa disponible durante toda la aventura.
  • Complejo desarrollo de los personajes.
  • Recreación enfermiza de diferentes locaciones de Montana.

Lo malo

  • Tono irregular en misiones principales.
  • La credibilidad del argumento.
9

Joya del gaming

Sebastián Cutuli
Seba es un gamer consolero de raza. Empezó con el family a principios de los 90’, siguió con la Sega Megadrive y después tuvo unos largos años de felicidad con dos de las más grandes consolas de sobremesa de Nintendo: Super Nintendo y Nintendo 64. Posteriormente, se enamoró incondicionalmente de Sony, adquiriendo una Playstation 2, continuando con la 3 y por último la 4. Fanático enfermizo de los juegos de pelea y los shooters, juegos de acción y hack and slash japoneses.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!