The Seven Deadly Sins: Knights of Britannia Review

Facundo Maciel
PS4

Bandai Namco expande sus horizontes de juegos de anime con una nueva franquicia popularizada por Netflix.

Bandai Namco está explorando varias opciones para aumentar tu flota de juegos de anime. Black Clover, My Hero Academia y The Seven Deadly Sins, son algunos de los manga/animes que se unen a los próximos lanzamientos de la empresa, junto a títulos más populares como lo son Naruto, Dragon Ball o Sword Art Online. Siempre hubo juegos de primera línea, y en esta época de muchos lanzamientos, veremos las nuevas franquicias que van a ser pasajeras o acompañarán a los proyectos más grandes de forma permanente.

La historia del anime no se aleja de lo que suele presentar el género. Un grupo de anti héroes, con fama de seres malvados conocidos como “los siete pecados capitales”, tienen que salvar al mundo de los Caballeros Sagrados, que obviamente no son tan buenos como todo el mundo cree.

Lo bien planteado del anime es el viaje, que comienza con la princesa Elizabeth escapando del reino para buscar a Meliodas, el líder de los pecados capitales, a partir de lo cual comienza una búsqueda por el resto del equipo y, eventualmente, para salvar el día.

En el juego, esto se representa en un mapa global con muchas áreas y varios lugares donde podemos “acampar”, por donde tendremos que escuchar rumores haciendo misiones para así avanzar con la historia de manera fiel a su contraparte.

Aunque no lo parezca, así se hacen los rejuntes de rumores en el acampe.

Super Cerdito.

Cada misión es una pelea tridimensional que puede tomar tres formatos: 1vs1, 2vs2, o uno contra varios minions. El estilo se asemeja al de los Naruto Ultimate Ninja Storm, es decir, cada personaje se mueve distinto pero todos se manejan igual, con la salvedad de que Naruto está pulido a la perfección mientras que este juego peca de desprolijo.

En The Seven Deadly Sins, simplemente tenemos un golpe débil, uno fuerte y uno a distancia, que se transforman en una habilidad adaptada si los combinamos con otro botón y tenemos la energía suficiente. Si llenamos otra barra con el paso del tiempo y el daño recibido o aplicado, podremos activar un ataque especial, que dependiendo del personaje puede cambiar la pelea o no servir casi para nada.

Por el lado positivo, los escenarios son grandes y tienen varias estructuras que se destruyen de manera realista, pero lamentablemente varios problemas de cámara empeoran la experiencia, algo que era mucho más corriente en generaciones pasadas.

Los modos de juegos son pocos: podemos replicar la historia del anime con el formato explicado anteriormente o batirnos a duelo -sea contra la máquina, online o con un amigo presencial. Habría sido un gran acierto poner algún modo cooperativo considerando que hay peleas 2vs2.

La calidad gráfica es genérica para un juego de anime de segundo nivel, sin lograr sorprender como lo vienen haciendo varios juegos del estilo. Lo bueno es que marca un nuevo estándar mínimo digno para juegos “doble A” de la generación.

Por último, vale destacar que no tiene doblaje latino -aunque está subtitulado en castellano-, aspecto esperable de un juego secundario, pero que se siente como otra oportunidad perdida teniendo cerca a un gigante como Netflix, que sí tiene este doblaje en su plataforma.

Pecados y caballeros.

A pesar de los errores, al final del día el combate entretiene.

La conclusión del juego no va tan de la mano del análisis objetivo de la review. Indudablemente es un juego “del montón” que hasta se podría considerar mediocre. Sin embargo, se siente más como un juego de anime “clase B”, de los que siempre hubo en todas las generaciones. Esta diferencia de etiqueta, por más irrelevante que parezca, marca un quiebre entre un juego malo y uno entretenido que vale la pena aprovechar en una buena oferta, siempre y cuando nos guste el anime o el género.

La conclusión del juego no va tan de la mano del análisis objetivo de la review. Indudablemente es un juego “del montón” que hasta se podría considerar mediocre. Sin embargo, se siente más como un juego de anime “clase B”, de los que siempre hubo en todas las generaciones. Esta diferencia de etiqueta, por más irrelevante que parezca, marca un quiebre entre un juego malo y uno entretenido que vale la pena aprovechar en una buena oferta, siempre y cuando nos guste el anime o el género.

¿LO JUEGO?

Un juego de anime “clase B”. Entretenido para los seguidores de The Seven Deadly Sins, pero sólo cuando tenga una buena oferta.

Lo bueno

  • La sensación de aventura en el modo historia.
  • Los personajes son bastante distintos entre sí.
  • La destrucción de los escenarios.

Lo malo

  • Problemas de cámara.
  • Falta un modo co-op y voces latinas.
  • Personajes desbalanceados, con poca profundidad de combos y movimientos.
6.5

¿Por qué no?

Facundo Maciel
Facu es el checkpointer mas pequeño en edad, pero no en altura. Prefiere jugar en las consolas de Sony, aunque también le gustan las portátiles de Nintendo y en lo posible escapa de la PC como plataforma de videojuegos. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!