Yakuza Kiwami 2 Review

Facundo Maciel

Yakuza vuelve a relanzar con una remake hecha y derecha uno de sus juegos, en este caso, el segundo de la saga. Enterate de qué tan bien lo hicieron en nuestra review.

Aunque el orden sea extraño, la saga Yakuza se reinventa mientras avanza. Al principio del año salía en todo el mundo la última aventura de Kazuma Kiryu en Yakuza 6: A Song of Life; mientras que en los últimos años se localizaba la precuela, Yakuza 0, y el primer full-remake, Yakuza Kiwami, que le daría lugar al juego que nos compete en este análisis.

A pesar de este orden extraño desdibujado aún más por los tiempos que Sega se tomó para lanzar el juego fuera de Japón, el primer punto a destacar de cualquier Yakuza es el modo en el que se  encadena su historia.

A pesar de tener siete entregas principales, cada una cuenta una historia encapsulada y autoconclusiva. Por supuesto que hay muchos personajes que se repiten, pero el conflicto es único y marcado, haciendo que se pueda disfrutar de cada aventura sin necesidad de haber probado las anteriores. Adicionalmente, Yakuza Kiwami 2 nos ofrece un resumen en video de los eventos del primer juego.

Kazuma, luego de intentar retirarse de su vida de Yakuza, se ve involucrado con su destino nuevamente luego de un asesinato en su clan. Este conflicto no sólo le dará la excusa para volver a recorrer las calles de Kamurocho, sino que también lo enfrentará a su par del clan rival.

Cada entrega hace más vivos a los escenarios.

¿Habrán llegado muy lejos los minijuegos?

Todos los Yakuza nos sumergen en una ciudad inmersiva. Si bien es común leer que es open world, esto no es así ya que las locaciones que podemos recorrer libremente no se extienden más que unas cuantas calles, con un nivel de detalle proporcional al tamaño del mapa en relación con juegos de mundo abierto convencionales.

En las ciudades podemos hacer un gran número de actividades secundarias: comer en diversos lugares (que nos curan la vida y nos dan experiencia si tenemos hambre), jugar a los dardos, mini golf, hacer sesiones de fotos, tener nuestro propio maid club, ir al arcade donde hay juegos de sega enteros como el primer Virtua Fighter, y mucho más.

La variedad y profundidad es tal que Yakuza se podría justificar a sí mismo únicamente como una colección de mini juegos. Sin contar alguna que otra misión, esto es opcional y podemos ignorarlo por completo para centrarnos en la historia.

Los Yakuza se pueden considerar beat´em up clásicos tridimensionales. En una generación donde se fue popularizando el estilo de combate de los juegos como los Batman Arkham -centrado en combos y contraataques- los Yakuza nos dan un gran exponente de la alternativa, donde tenemos que vencer a nuestros enemigos a los golpes limpios siendo rápidos, combinando golpes fuertes y débiles, aprovechando objetos que tengamos alrededor y algunas armas (bicicletas, conos de transito, cuchillos), así como ataques especiales que vamos desbloqueando mientras subimos de nivel.

En lo que a subir de nivel respecta, es muy interesante cómo se gestiona en esta entrega. Cada vez que completemos una actividad, comamos, ganemos peleas o finalicemos misiones, vamos a ganar experiencia que se divide en cinco esferas que representan atributos. Esto lo vamos a poder canjear por habilidades nuevas y mejoras de stats que nos demandan un valor correspondiente a la esfera que se relaciona con lo que vamos a desbloquear. Si bien a la larga es lo mismo que subir de nivel tradicionalmente, tenemos cierto grado de elección sobre cómo crecemos en el transcurso del juego y es más satisfactorio para el jugador.

Limpia y satisfactoria patada en la cara.

El último punto a destacar es el aspecto gráfico de estos remakes. Es muy meritorio que hayan hecho un rearmado total del juego y más que lo hayan hecho para dos entregas a falta de una. Exceptuando momentos puntuales donde se pierde el realismo y parece que estamos viendo un juego viejo con texturas antiguas, Yakuza Kiwami 2 se ve espectacular. Los escenarios se lucen con todos sus colores y muy buena iluminación, sumado a la cantidad de gente por las calles que se soportan con la tecnología actual. Sin embargo, lo más destacable son las caras, que logran mostrar las expresiones pudiendo ver hasta los poros de la piel transpirada de los personajes.

Por algún motivo estas escenas cobran sentido cuando empezás a jugar la saga.

Como muchísima gente, soy de los que disfruta jugar este tipo de sagas desde el principio y en orden. Sin embargo, Yakuza entró a mi vida cuando su cuarta entrega fue parte de Playstation Plus, y sin los Kiwami en el horizonte, me pareció correcto comenzar por ahí, aprovechando el resumen in game de los anteriores.

Pude disfrutar esa entrega gracias a ese logro conceptual de contar historias autoconclusivas, lo que me invitó a jugar hoy a esta entrega aislada de las otras, cosa que pienso hacer también con el resto de la saga, exceptuando el 6 que sí va a ser el último que juegue.

Yakuza Kiwami 2 es un juego muy entretenido e interesante, que entretiene por todas sus horas mientras te atrapa con sus minigames y su historia medio novelesca de la mafia japonesa.

¿LO JUEGO?

Sí, una muy linda aventura que se disfruta sin haber jugado los anteriores, y se disfruta más conociendo la saga.

Lo bueno

  • El gameplay clásico que se mantuvo en la misma base por todos estos años.
  • Que sea un full remake y no un remaster.
  • La cantidad y calidad de minijuegos.
  • Los desarrolladores saben contar estas historias.
  • El detalle en los rostros y las ciudades.
8.5

¡A no dejarlo pasar!

Facundo Maciel
Facu es el checkpointer mas pequeño en edad, pero no en altura. Prefiere jugar en las consolas de Sony, aunque también le gustan las portátiles de Nintendo y en lo posible escapa de la PC como plataforma de videojuegos. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!