Divinity Original Sin 2 – Definitive Edition Review

Hugo Granchetti
PC PS4 Xbox One

Siglos después de la primera gloriosa incursión en Rivellon, volvemos a Divinity Original Sin con sed de más aventura.

Nuestros poderes como Sourcerer se encuentran suprimidos por un collar. Como uno de los prisioneros a bordo de un navío de triste augurio, estamos siendo trasladados a Fort Joy -vaya ironía de nombre- para ser “curado” del misterioso poder que atrae a peligrosas criaturas del Void. Así de lúgubre comienza nuestra larga aventura en Divinity Original Sin 2, siglos después de los eventos ocurridos en aquella sorprendente y brillante primera entrega de Larian Studios en 2014, aunque en aquella ocasión nos encontrábamos del lado de los Source Hunters.

Sí, incluso podemos ser un Undead. ¡Muhahahaha!

El combate sigue siendo de los aspectos más sólidos.

Sin duda igual de brillante, o más aún, es este retorno al delicioso mundo de Rivellon, en el que podremos volver a saborear la exploración, experimentación y sorpresa que tan grata experiencia nos ofreció en su momento. Y si no tuviste la oportunidad -o, dejame adivinar, el tiempo suficiente- para adentrarte en Divinity Original Sin 2 el año pasado en PC, es tu oportunidad de hacerlo ahora en PS4 o Xbox One en la Definitive Edition, que es mucho más que un insulso porteo.

No sólo Larian Studios se esforzó con notable éxito en optimizar la performance del juego para consolas, sino que además reescribió diálogos, agregó contenido jugable y argumental -especialmente en los últimos actos-, reorganizó la interfaz y balanceó la experiencia PvP en la Arena. La jugabilidad se siente mejor que nunca, sin contar las inconveniencias que puede implicar el uso de un joystick en un cRPG -aunque, nobleza obliga, este comentario bien puede atribuirse a un conservadurismo subjetivo del escritor.

Y si del género hablamos, valga mencionar las bondades y buenas prácticas que los desarrolladores han conservado en su segunda obra maestra. El combate por turnos se mantiene intacto -¿por qué habrían de innovar en el aspecto más sólido de su predecesor?- con la fascinante habilidad de mezclar elementos naturales con los circunstanciales. Sigue siendo un deleite electrificar agua o incendiar combustible derramado para decimar las fuerzas enemigas, siendo nuestro ingenio la principal arma para afrontar la notable dificultad de buena parte de los enfrentamientos que nos arroja Original Sin. Y si preferimos un acercamiento más sutil, podemos hacer uso del sigilo para escapar batallas innecesarias y, por qué no, sustraer algún que otro objeto valioso de los NPCs -contra su voluntad y bajo su desconocimiento, claro está.

No sólo Larian Studios se esforzó con notable éxito en optimizar la performance del juego para consolas, sino que además reescribió diálogos, agregó contenido jugable y argumental, reorganizó la interfaz y balanceó la experiencia PvP en la Arena.

El mismo ingenio y capacidad de observación nos resultarán útiles, por no decir imprescindibles, para descifrar las crípticas pistas de las misiones principales y secundarias de Original Sin 2, que sin duda harán uso de las más de 200 habilidades que nuestros personajes pueden aprender. Si bien esto puede ahuyentar a algunos jugadores en un primer acercamiento -lo mismo ocurría en la entrega original-, es innegable que esta misma característica es la que nos lleva a explorar y toparnos con aventuras inesperadas, como si el juego se adelantara y adaptara a nuestro propio estilo. Cada situación, cada altercado, cada búsqueda puede ser resuelta de múltiples maneras, todas válidas, que premian al inventivo jugador que se atreve a romper las reglas clásicas de un RPG. Y con el agregado de las escuelas mágicas de Invocación y Metamorfosis, las opciones se multiplican.

En este género, debemos leer horas de diálogo y cuidar cada respuesta.

Más que nunca el aspecto visual brilla por sus coloridas locaciones, a veces relajantes y, muchas más veces, lúgubres. La música y los efectos de sonido acompañan armoniosamente la longeva y sinuosa aventura, mientras se desarrollan los dilemas morales de cada uno de los personajes -hasta siete como potenciales miembros de un equipo de cuatro-, en los que cada posición de heroicismo deja consecuencias de toda índole a diestra y siniestra, ya sea que afrontemos el juego solo o en modo cooperativo. Y si queremos crear nuestro propio guión, contamos con el modo Game Master que permite utilizar la plataforma de Original Sin 2 para montar un juego de rol clásico con dados.

El uso ingenioso de nuestras habilidades, como hablar con animales, es más que nunca de capital importancia en Divinity Original Sin 2.

Sigue siendo un deleite electrificar agua o incendiar combustible derramado para decimar las fuerzas enemigas, siendo nuestro ingenio la principal arma para afrontar la notable dificultad de buena parte de los enfrentamientos que nos arroja Original Sin.

El comienzo de la aventura es más que atrapante.

En conclusión, Divinity Original Sin 2 Definitive Edition -cuyas mejoras están automáticamente disponibles en forma gratuita para los poseedores del juego base en PC- brinda una excelente chance para adentrarse nuevamente, o por vez primera, en un mágico territorio de ambición, deseo y venganza, destinado a jugadores que estén dispuestos a explorar, probar y pensar lateralmente para afrontar los desafíos de una maravillosa entrega. Si tenés el tiempo para dedicar a un profundo y duradero cRPG, que presenta mecánicas innovadoras y desafiantes, he aquí un exponente actual de lujo. Si ya habías jugado al primero, entonces seguramente estés sumergido en su sucesor en este mismo instante.

¿LO JUEGO?

Sí, una excelente oportunidad de adentrarte en el fascinante mundo de Divinity Original Sin.

Lo bueno

  • Sistema de combate brillante y desafiante.
  • Excelente interacción con los objetos y elementos del ambiente, tanto en batalla como fuera de ella.
  • Arco argumental atrapante, con dilemas morales de grisácea resolución.
  • Estética, música y ambientación inmersivas, dignas de un exponente moderno del género.
  • Contenido actualizado y optimización más que valorables en la Definitive Edition

Lo malo

  • La jugabilidad en consolas con un joystick puede resultar incómoda y antiintuitiva.
  • Las pistas crípticas de las misiones principales y secundarias puede ahuyentar a los más inexpertos.
9

Joya del gaming

Hugo Granchetti
Un gamer que juega múltiples géneros en múltiples plataformas, Hugo -alias Beto- comenzó desde pequeño a incursionar en los videojuegos a través de joyas como Super Mario Bros., Pac-Man y Carmen Sandiego. Sus géneros predilectos son los RPG, los juegos de estrategia (RTS y 4X) y los puzzle. En su ámbito laboral, como profesor universitario en ciencias de la salud, incorpora analogías, alegorías y estrategias de enseñanza inspiradas en su experiencia videojueguil cuando ve la oportunidad. Por supuesto también difunde la religión Checkpointera en sus círculos académicos.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!