Marvel’s Spider-Man Review

Facundo Maciel
PS4

Insomniac y Playstation lanzaron un título exclusivo de Spider-Man. Con una clara inspiración de los Batman Arkham, nos encontramos ante el juego que nuestro amistoso vecino arácnido merecía y necesitaba.

Corría la E3 2016 cuando cerca del final de la conferencia de Playstation se anunció, para sorpresa de todos, un nuevo juego de Spider-Man. La similitud con los exitosos juegos de Batman Arkham, y un desarrollo que parecía no verse influenciado por la película de moda ni por la necesidad de hacer billetes con la imagen de nuestro arácnido favorito, llenaron esta entrega de promesas.

Efectivamente estas promesas no fueron en vano, y el primer punto para justificar esta gran obra, es el contexto y la historia. Marvel’s Spider-Man no sigue ninguna línea de ningún comic, serie o película. El juego asume que ya conocemos las bases que se suelen contar año tras año con cada aparición multimedial, tales como: el origen de los poderes arácnidos, el sentido de la responsabilidad de Peter Parker, quién es Mary Jane, la influencia de Tía May y similares.

A partir de esto, los guionistas se dieron el lujo de contar la historia que tenían ganas de contar, casi como si anunciaran un nuevo arco en el comic principal, pero sin la necesidad de forzar la trama para involucrar ciertos personajes. Es así como encarnamos a un Peter con unos años de experiencia como Spider-Man, que sigue siendo el vecino amistoso que siempre fue, en un contexto donde algunos villanos como Kingpin o Shocker ya son reincidentes en sus fechorías, mientras que otros grandes clásicos aún no empezaron a transitar la senda del mal.

Friendly Neighborhood Spider-Man.

Mirando a la nada pensando en todo.

Como si fuera poco, pareciera que se diseñó a cada personaje fusionando todos los atributos creados en sus distintas apariciones a lo largo de varios medios, destacando los más populares. Por poner un ejemplo, Peter se parece muchísimo a su encarnación de Andrew Garfield en las películas “The Amazing Spider-Man”, con la actitud madura de la serie de los noventa “Spider-Man The Animated Series”, con un traje con tecnología que parece una fusión del mostrado en “Spider-Man Homecoming” (sin ninguna inteligencia artificial molesta) con el creado en la línea de los comics luego de la saga de Superior Spider-Man. Este tipo de trato es el que se le dio a todos los personajes presentes en el juego.

Sin contar demasiado de la historia en sí misma, la sensación es la misma a que si se anunciara un nuevo arco o serie, que puede desviarse un poco de su trama principal sin perder nunca el hilo conductor. Luego de mandar preso a Kingpin, Spider-Man tendrá que enfrentarse a un nuevo rival dispuesto a todo. Contar mucho más de la trama sería arruinarla, pero nos vamos a sorprender con buenos giros y un desfile de varios personajes.

La historia en sí misma no es revolucionaria para la franquicia pero sí para los videojuegos, ya que es realmente fiel a su material de origen, está muy bien contada, y puede ser disfrutada por cualquiera. Sí, por fin se logró el mismo efecto que en los Batman Arkham.

El combate también toma las raíces de dichos juegos de Batman. Esta no es la primera vez que un juego de Spider-Man utiliza estas mecánicas, pero sí que lo hace bien y le logra dar su propia impronta. Podemos atacar con patadas y volteretas, contraatacando con nuestros reflejos y sentido arácnido. Sobre eso podemos utilizar las telas de araña como mejor veamos en cada situación: atraer a nuestros enemigos hacia nosotros, impulsarnos hacia ellos, saltar para atacar en el aire, usarla de liana para una patada con fuerza, etc..

Sumando aún más variedad, tenemos a nuestra disposición diferentes módulos para manipular los tejidos. Desde el básico de llenar a nuestros enemigos de tela disparándole constantemente, pasando por una telaraña electrificada,sumarle potencia a nuestros web shooters para que empujen con una onda a nuestros enemigos, hasta crear trampas para atrapar objetivos.

La satisfacción de un buen combo.

Hay que destacar que a diferencia de otros juegos que ofrecen variedad, aquí se nos va a invitar constantemente a ser originales y utilizar todo nuestro repertorio de manera dinámica. A todo esto hay que sumarle que cada jefe final tiene su propio patrón que nos obligará a ser aún más imaginativos. Otro aditamento que suma a esto es una barra que, al llenarse, se puede utilizar para curarnos un poco de vida o para utilizar un vistoso ataque especial.

Siguiendo con el gameplay, uno de los puntos vitales del cual depende cualquier juego de Spider-Man de mundo abierto es el balanceo por la ciudad. Siguiendo las bases sentadas en Ultimate Spider-Man y Spider-Man 2, el movimiento es realista, es decir, únicamente podemos balancearnos si nos enganchamos de un edificio, nada de andar disparando a las nubes y que funcione. La física de estos movimientos es impecable y logra hacernos sentir la velocidad y un grado de control verosímil. Al movimiento se le suman dos alternativas siendo estas la posibilidad de impulsarse para adelante con telaraña, y la de “apuntar” a una superficie para llegar directamente a ese punto especifico, sobre el cual, si saltamos inmediatamente, utilizaremos el envión para seguir avanzando a toda velocidad. Navegar la ciudad es sencillamente un lujo.

Aprendiendo de los errores pasados.

El mundo abierto no difiere mucho de otras Nueva York que hayamos visto antes, mismo en otros juegos de Spider-Man, aunque no por esto deja de ser una recreación bellísima. Recorrerla a pie puede ser tan satisfactorio como balancearse por los edificios.

De nada serviría la recreación más perfecta si no fuera por las actividades secundarias, aspecto que este juego también implementa con honores. Nuevamente no hace nada original, pero sabe darle un trasfondo justo para darnos ganas de completarlos por diversión y no por subir de nivel. Vamos a liberar zonas de enemigos, tanto en oleadas como con stealth, encontrar coleccionables (objetos olvidados de los primeros años de Peter como Spider-Man), cumplir viejos deseos de un amigo en forma de diversas actividades, sacar fotos a edificios históricos y más.

Trajes conocidos y por conocer.

La evolución del personaje la dicta la experiencia que ganamos entre todas las actividades, la cual podemos asignar a distintas habilidades que nos darán mayores y mejores movimientos. Además, se pueden mejorar los gadgets de una forma similar.

El traje tiene su propia evolución: por un lado podemos ir desbloqueando distintas vestimentas paralelamente al progreso, directamente sacadas de otras apariciones icónicas de Spider-Man. Para el fanático va a ser un placer ver estos trajes con la capacidad gráfica de este juego; adicionalmente le podemos asignar beneficios que van desde ganar más experiencia hasta que las balas nos hagan menos daño. Al final del día podemos customizar a nuestro personaje gracias a estas múltiples variables de evolución.

Para cerrar hay que destacar el aspecto audiovisual, el cual en pocas palabras le hace honor a la tendencia de todos los exclusivos de Playstation. Gráficos realistas y una banda sonora impecable que sabe poner un segundo plano para acompañar cada momento del juego.

Atravesando NY a todo trapo.

Si bien los gráficos no están al nivel de, por ejemplo, God of War, hay que destacar la calidad de los modelos de los héroes y villanos y la escala de la ciudad. Desde la torre más alta podemos ver el distrito más lejano a la perfección. Y sin importar la pirueta que estemos haciendo o lo rápido que nos estemos moviendo, siempre se mantiene el nivel de detalle.

No importa cómo lo mires, el puntaje es el que se merece.

Este juego, por primera vez en mi historia como redactor, me hizo dudar entre dos notas que nunca puse 9.5 o 10. Hay dos realidades innegables. El juego no hace absolutamente nada nuevo, todas las mecánicas son copiadas de algún otro juego y en ningún momento sentí que el juego innovó en algo, fuera conceptual o a nivel gameplay. Incluso la historia novedosa y con la fidelidad que tiene, tuvo golpes de efecto similares en los cómics.

A pesar de esto, cada aspecto que se copia lo hace de su mejor exponente y, como si fuera una tela de araña, el juego sabe hilar cada pieza y darle valor agregado a todo lo que hace. Juzgar negativamente a Spider-Man porque estamos en una época de juegos de mundo abierto o por imitar a otros sería injusto, siendo que Insomniac y Playstation supieron apropiarse de cada concepto y crear no sólo el mejor juego de Spider-Man hasta la fecha, sino una aventura digna del legado de Peter Parker, que posiblemente pase a la historia del Hombre Araña a través de todos los medios como un imperdible.

¿LO JUEGO?

Otro éxito rotundo de Playstation. Amigable para cualquiera, un futuro clásico que tarde o temprano deberías jugar.

Lo bueno

  • Digno representante de lo mejor de Spider-Man a través de los años
  • El gameplay, un clon de los Batman Arkham con su propia impronta.
  • Los gráficos, la banda sonora y la escala que logra la ciudad.
  • El diseño y el desarrollo selecto de personajes.
  • Balancearse por la ciudad es tan divertido como te lo podés imaginar.
  • Muchas actividades secundarias y motivación para realizarlas.
  • Los trajes.

Lo malo

  • Algún problema de cámara ocasional y aislado.
10

Imperdible

Facundo Maciel
Facu es el checkpointer mas pequeño en edad, pero no en altura. Prefiere jugar en las consolas de Sony, aunque también le gustan las portátiles de Nintendo y en lo posible escapa de la PC como plataforma de videojuegos. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!