Pro Evolution Soccer 2019 Review

Marco Guffanti
PC PS4 Xbox One

Pro Evolution Soccer 2019 nos trae nuevo contenido junto con mecánicas refinadas, en el intento de retomar el primer puesto en una carrera que viene perdiendo hace años.

Nuevo año, nuevo PES. La entrega anual que busca competir con el gigante de los videojuegos de deportes que es FIFA, hace avances para volver a las épocas de oro que todos recordamos.

Desde la primer entrega dejando atrás el nombre Winning Eleven, la gran mayoría fuimos decepcionados por la falta de contenido y lo malo que era el que sí estaba.

Aunque todavía hay un camino muy largo por recorrer, parece ser que Konami está yendo en la dirección correcta, haciendo mejoras sustanciales cada año para recuperar nuestros corazones.

Coutinho en la tapa.

Los menús...

Desde que arranca, el PES 2019 te da la bienvenida con una cantidad abundante de modos de juego, pero hace un muy mal trabajo al mostrarlos, ya que la interfaz de usuario parece extirpada directo del 1999.

Salvo por alguna excepción, Konami, a diferencia de ediciones anteriores, ha cambiado para bien la manera en que comunican y enseñan las mecánicas dentro del juego, aunque todavía faltan entrenamientos y desafíos. Aquellos recién iniciados a la saga no van a encontrar ningún problema explorando las distintas habilidades.

Desgraciadamente ninguno de los modos de juego sufrieron cambios drásticos, cosa que necesitaban. Aparte de MyClub, modalidad que consiste en fichar jugadores y entrenadores para construir un equipo propio y luego enfrentarse a rivales tanto humanos como de la máquina,  el resto del juego permanece casi intacto. Queda claro que los desarrolladores están poniendo énfasis en el modo que le hace competencia a la máquina de dinero que es Ultimate Team.

Aun con la adición de “Jugadores Destacados” (Equipo De La Semana) y algunas mejoras al sistema de intercambio y compra de jugadores, MyClub no logra simular la fórmula que hace que el FIFA Ultimate Team sea más atractivo y adictivo.

Un modo de juego que sí logró llamar mi atención es “Liga Máster”, donde uno se pone la gorra del director técnico, encargado de dirigir un equipo hacia la victoria. En esta entrega se agregó el control completo sobre las negociaciones, una función sumamente necesaria a la hora de manejar nuestro presupuesto y alineación.

No puedo decir lo mismo sobre “Ser Una Leyenda”: básico, repetitivo y totalmente inferior al modo carrera de FIFA. Desde el debut del jugador hasta el retiro del mismo sólo hay horas de gameplay cíclico junto con una progresión lenta y aburrida.

Customización física del jugador.

Pero no todo está en los modos de juego. Lo mejor de esta edición es definitivamente el gameplay, el cual es rotundamente superior a su contraparte en casi todo lo que se propone. Mientras que el FIFA tiene un ritmo más rápido (casi irrealista), esta experiencia futbolística logra capturar lo que el deporte tiene para ofrecer sin desviarse tanto de lo que pasa en la cancha.

Excelentes animaciones.

Sin duda alguna, Pro Evolution Soccer 2019 es la primera entrega en la saga que encontró el balance ideal entre realismo y jugabilidad entretenida. Simplemente no hay otro videojuego de fútbol que brinde una experiencia tan refinada dentro del terreno de juego.

De todas maneras, todavía hay un par de errores mínimos relacionados con la inteligencia artificial, que probablemente serán arreglados en parches posteriores.

Pero las mejoras en el gameplay no son la única razón por la que los fans deberían estar contentos de retornar a la saga: los gráficos son mejores que nunca. Desde el sudor en las caras de los jugadores hasta la iluminación de la cancha, este juego lo tiene todo bien trabajado.

Los aspectos visuales son realmente detallados y complejos. Esto se ve, por ejemplo, en los atributos físicos faciales de los jugadores, que están muy bien representados. Realmente quedé sorprendido con las capacidades del Fox Engine.

Se ve también la magia del motor en el control sobre los jugadores, completo y preciso, lo mejor que uno puede pedir. A tu merced están los más talentosos del mundo, y esta vez hacen exactamente lo que vos quieras, sin errores. A todo esto, PES 2019 le agrega animaciones precisamente diseñadas, creando un campo de juego en el que los jugadores pueden brillar a tu manera.

El nuevo sistema de iluminación en su mejor exponente.

Listo para la revancha.

Mientras que el control singular de cada jugador está perfectamente implementado, no me puedo olvidar de mencionar lo refinado que es el control sobre el equipo completo.

Ya hace años que Konami viene intentando profundizar en el área estratégica, y parece ser que este año lo logró. El impacto que tienen las alineaciones y tácticas por fuera de la cancha, están presentes dentro también. Poder cambiar entre “tiquitaca” y “falso 9” y luego sentir esa diferencia en la cancha, muestra que este es un juego excelente para aquellos amantes de la estrategia en el deporte.

Sin embargo, ninguna de estas maravillosas nuevas funciones logró desviar mi atención del gran agujero siempre presente en el Pro Evolution Soccer: la falta de licencias. No importa que tan impresionante sea la repetición de un golazo de Cristiano Ronaldo, culminación de todos los movimientos correctos y buenas decisiones tomadas, cuando en vez de llevar puesta la camiseta del Juventus, tenés la del PM BLACK WHITE. Con la pérdida de licencias como la Champions League y Borussia Dortmund, el juego se siente igual de vacío que siempre. Poder jugar en tan solo 21 estadios oficiales comparados con los 70+ del FIFA 19 convierte cualquier experiencia de simulación en anticlimática. Por suerte, este gran agujero puede ser llenado descargando una “Option File”, pero no va a ser reflejado en el puntaje final ya que no es contenido incluido en la caja.

Ligas oficiales incluidas.

Considerándolo todo, el Pro Evolution Soccer 2019 tiene éxito en mucho de lo que se propone, pero sigue sin ser una experiencia del todo completa debido a la falta de complejidad en los modos de juego y al hecho de que los mismos están plagados de equipos con nombres, camisetas y estadios ficticios. De todas maneras, puedo afirmar sin ninguna duda que la mejor experiencia futbolística en lo que respecta a jugabilidad y estrategia está aquí.

En conclusión, parece ser que este año vamos a tener una pelea muy cercana entre EA y Konami; espero que esto traiga más innovación en las próximas entregas, cosa que hace rato viene faltando en ambas partes.

¿LO JUEGO?

Si te gusta el gameplay realista y la estrategia que conlleva, este es un juego que no te podés perder.

Lo bueno

  • Gameplay realista.
  • Énfasis en estrategia.
  • Buenos gráficos.

Lo malo

  • Falta de licencias.
  • Modo leyenda básico.
  • Interfaz de usuario terrible
8

¡A no dejarlo pasar!

Marco Guffanti
Marco es PC Gamer de sangre, siempre buscando componentes que suban el contador de FPS al máximo posible. Desde niño disfruta los juegos con énfasis en historia y dialogo, pero ultimamente se ve mas atraído por juegos competitivos multijugador que provocan adrenalina pura. Sus juegos de preferencia son Red Dead Redemption, TES: Skyrim y Detroit: Become Human.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!