Destiny 2: Forsaken Review

Sebastián Cutuli
PC PS4 Xbox One

Bungie y High Moon Studios han realizado un fantástico trabajo, expandiendo el vasto universo de Destiny 2 y arreglando gran parte de los errores que le impedían asemejarse a la primera entrega de la franquicia.

Parece que fue ayer cuando volvíamos a recorrer un juego nuevo de Destiny con asombro, después de 3 años de deambular por los confines de la galaxia, enterándonos a cuentagotas de los misterios de las distintas civilizaciones y del Traveller, en lo que fue el lanzamiento de la primera entrega y dos temporadas completas de contenido descargable. Lo cierto es que si bien la campaña de Destiny 2 fue muy entretenida, fallaba en dar más detalles de esa interesante historia que se había empezado a contar en septiembre de 2014.

Por otra parte, el desarrollo de la campaña y las opciones para multijugador no seducían a repetirlas, convirtiendo al juego principal en un producto desactualizado, bastante antes de que la primera expansión viera la luz. Para añadir un poco más de drama al asunto, los DLC de la primera temporada dejaron una idea global de insuficiencia, y se podía sentir la necesidad de una expansión que emulara la de The Taken King del primer juego.

El misterioso personaje de Forsaken.

Afortunadamente para nuestro beneficio, Bungie decidió co-desarrollar Forsaken junto a High Moon Studios, antes conocido como Sammy, y se puede ver que su ayuda no sólo fue beneficiosa, sino que sería ridículo que terminaran su alianza después de ver el resultado logrado con Forsaken.

The Hangman, uno de los Barones de Forsaken.

La historia de Forsaken es muy interesante sin dejar de ser trillada. El príncipe Uldren, hermano de la reina Mara Sov de los Awoken, desata un golpe en la prisión de los ancianos y libera a los Scorn, un grupo de Fallens forajidos que estaban hace tiempo encerrados. A raíz de este hecho, uno de los guardianes principales de la Vanguardia, Cayde, muere en combate, y a partir de ese momento nuestra aventura se asemeja a un western, en el cual visitaremos distintas locaciones con el objetivo de eliminar a todo el grupo de Barones Scorn que eliminaron a Cayde.

Lo novedoso de la campaña, que se desarrolla en el Reef -aquel anillo meteórico donde las leyes de la Vanguardia no aplican-, es que podremos elegir a cuál de los barones vamos a enfrentar de antemano. No hay un pasaje lineal como en anteriores campañas de Destiny, sino que los diferentes asteroides con cada uno de los barones podrán ser elegidos independientemente de nuestro nivel.

Este hecho afectará directamente a la jugabilidad, ya que el próximo enemigo que enfrentemos tendrá una dificultad tangiblemente superior, así que en la primera pasada de la campaña tendremos tal vez una experiencia completamente distinta que en una segunda instancia, eligiendo de manera diferente a los forajidos a vencer.

Además de la bien llevada e interesante historia, Forsaken arregla errores de concepto intrínsecos en Destiny 2, que habían sido notados por los jugadores del primer juego. Las recompensas en Forsaken son mucho más escasas y se requiere de un trabajo más arduo para obtenerlas. Por ejemplo, ya no es posible obtener todos los beneficios de un nuevo reset semanal en unas pocas horas, sino que las actividades se van habilitando de una manera más progresiva y estable.

Otro de los errores que fueron fuertemente criticados en Destiny 2 había sido la reimaginación del sistema de armamento y su ubicación en los diferentes slots de nuestro personaje. Por suerte, en Forsaken, tantos los snipers como los lanzacohetes han vuelto a estar dispersos en los slots regulares, especiales y pesados, dependiendo del poder de fuego que tenga cada uno, rememorando el balance que poseía el primer juego.

En cuanto a las nuevas locaciones para explorar, se pueden nombrar dos diferentes: The Tangled Shore, el lugar donde se desarrolla toda la campaña, que es básicamente un anillo de diferentes asteroides dentro del Reef, con increíbles vistas fotográficas para los amantes de lo artístico; en segundo lugar The Dreaming City de los Awoken, un sitio sólo accesible después de terminar la campaña, en donde la dificultad de los enemigos asciende de manera notable, y que sólo con un gear depurado y un nivel de ataque superior a 500 puede ser mínimamente transitable.

Lo novedoso de la campaña es que podremos elegir a cuál de los barones enfrentar de antemano.

Tan sólo el arte y la escenografía mostrados en The Dreaming City es un pretexto suficiente para hacerse con Forsaken, ya que se muestran diferentes lugares con una paleta de colores que no se ha visto anteriormente en cuatro años de la franquicia. The Dreaming City es también el lugar de la raid de esta expansión, llamada The Last Wish, en donde enfrentaremos a un jefe final que no ha sido develado por parte de Bungie -con la intención de generar un hype extra para la llegada del evento.

En cuanto al multijugador, las mecánicas a nivel gameplay han sido levemente cambiadas para el mejor funcionamiento del modo. Los guardianes esta vez mueren más fácilmente y las partidas se hacen más cortas y frenéticas. Esta particularidad se suma al cambio del equipamiento ya nombrado anteriormente, por lo cual volvemos a tener guardianes súper poderosos con armas primarias y secundarias letales equipadas al mismo tiempo.

Gambit Mode, let’s ROCK!

Como era de esperarse, hay una gran variedad de nuevos exóticos, tanto armas como equipamiento, por lo que los jugadores podrán pasar meses enteros intentando obtenerlos todos. A su vez se introducen varios mapas multijugador y un nuevo modo: Gambit.

Dreaming City, azúcar para nuestra vista.

Gambit nos deja pensando: ¿por qué no incluyeron este modo antes?

Gambit es el primer modo de juego Jugador vs Enemigo vs Jugador de Destiny, y nos deja pensando: ¿por qué no lo incluyeron antes? El modo radica en ubicar a dos equipos de cuatro jugadores en sitios diferentes de un mismo mapa, en el cual tendrán que luchar contra cantidades industriales de enemigos que, al morir, dejarán motas para el equipo. Esas motas, una vez agarradas, son depositadas en un cilindro gigante en el medio del mapa. Una vez juntadas 75 motas por uno de los equipos, un gran jefe se levanta, y el equipo que derrota al jefe del contrario se hace con la victoria del round.

El delicioso nuevo gear de Forsaken.

¡Arco y flecha para todos!

Lo entretenido del modo es cómo pueden interferir los jugadores de un equipo con los del otro. Por ejemplo, al depositar motas de a 5, 10 o 15 unidades, se mandarán enemigos extras llamados Blockers al campo contrario, que impiden el depósito de motas hasta que sean derrotados. En cierto punto de la partida, se puede invadir el área del equipo enemigo y derrotar por completo a sus integrantes.

El aspecto audiovisual de Forsaken no ha cambiado, pero sí el detalle puesto en la calidad artística de los nuevos escenarios, armas y equipamiento, haciendo que Destiny 2 vuelva a sentirse fresco y adictivo como lo supo ser su primera entrega hace 4 años.

Estamos ante un contenido descargable que, pese a su precio, reordena mecánicas principales de un vasto juego como Destiny 2, y las organiza de manera tal que transforman por completo el día a día del juego.

El modo Gambit, los cambios de mecánicas y la campaña interesante y no lineal, le agregan vida a los pantalones de un proyecto que arrancó con todo el poderío de un universo majestuoso triple A, y que con algunas expansiones se fue borroneando hasta casi perder la chispa inicial que generó en sus fanáticos adeptos.

Sin duda alguna, un imprescindible para todo aquel jugador que alguna vez se sintió seducido y entusiasmado por el gameplay y las variantes de Destiny, y que por alguna razón lo abandonó o perdió su instinto adictivo con el juego de Bungie.

¿LO JUEGO?

Si alguna vez disfrutaste Destiny….ROTUNDO SÍ.

Lo bueno

  • Campaña no lineal y semejante a un gran western.
  • Las dos nuevas locaciones muestran un acabado artístico glorioso.
  • Los cambios hechos en las mecánicas devuelven el poder adictivo que supo tener la franquicia en un principio.
  • El modo Gambit es otra excusa suficiente para comprar Forsaken.

Lo malo

  • Que se necesitan las expansiones de la primera temporada de Destiny 2 para poder jugarlo.
  • La historia de la campaña es muy buena, pero deja una leve sensación de estar desconectada.
9

Joya del gaming

Sebastián Cutuli
Seba es un gamer consolero de raza. Empezó con el family a principios de los 90’, siguió con la Sega Megadrive y después tuvo unos largos años de felicidad con dos de las más grandes consolas de sobremesa de Nintendo: Super Nintendo y Nintendo 64. Posteriormente, se enamoró incondicionalmente de Sony, adquiriendo una Playstation 2, continuando con la 3 y por último la 4. Fanático enfermizo de los juegos de pelea y los shooters, juegos de acción y hack and slash japoneses.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!