Transference Review

Facundo Maciel
PC PS4 Xbox One

Los juegos en primera persona del estilo walking simulator tuvieron una especie de boom de popularidad en los últimos años. A esto se le sumó el mega éxito del P.T. como experiencia definitiva de terror. Cuando el formato se empezó a volver repetitivo, se masificó la realidad virtual, la cual fue mucho más inmersiva de lo que mucha gente esperaba, dándole nueva vida al género. Si bien hay mucha variedad, en VR no llegó a cansar aún debido al realismo que suele generar. Transference no sólo es una aventura de este estilo, sino una muy bien pulida.

Sin dar demasiadas explicaciones, el juego comienza en la manzana donde se encuentra el edificio en el cual transcurrirá toda la aventura. Ingresar al departamento es el primer puzzle, que se divide en dos tareas: encontrar un objeto y descifrar un enigma, una fórmula que seguiremos de principio a fin.

Uno podría pensar que esta repetitividad invita al aburrimiento, pero gracias a diversos factores, el juego logra mantener un estado de tensión e intriga constante.

El primero es la ambientación: un espacio en su mayoría cerrado, rozando lo claustrofóbico, con una iluminación que no se suele ver en un videojuego, donde se mezclan colores cálidos y fríos, alternándolos inteligentemente a través de nuestro recorrido.

Nada que ver por aquí

El amueblado de la casa es consistente con la historia que se nos va contando, fusionando los objetos que cualquiera puede ver en su día a día con versiones retorcidas de los mismos. En un momento vemos un cuadro de una familia feliz, y en el otro de un payaso con aspecto de psicópata. Esto cierra con un listón elevado gracias a la banda sonora, que sin revelar demasiado, tiene que ver con uno de los misterios de la aventura.

Otro aspecto importante es la dirección que se le dio al componente del terror. Los saltos sorpresivos van a ser moneda corriente, pero no tendrían el mismo efecto -aparte de por estar inmerso en la realidad virtual- si no fuera ESE factor que el P.T. supo implementar tan bien. La falsa sensación de seguridad debido a la repetitividad. Sea porque estamos trabados en un puzzle o porque nada nos alarma, eventualmente vamos dejar de esperar sustos, sólo para que algo cambie incómodamente y suceda lo inesperado, asustándonos sutil y efectivamente.

El juego de colores es muy bello.

Una escalera con un loop infinito; cuando quiere, claro.

El último punto a destacar es lo que le da el nombre al juego. Por un lado es un concepto que sirve de hilo conductor de la aventura, ya que el padre de la familia protagonista estuvo haciendo experimentos misteriosos, lo que generó una especie de realidad paralela donde todo se ve desde diferentes perspectivas.

Nosotros podremos transferirnos de una realidad a otra, resolviendo puzzles de un lado con objetos del otro. Como mecánica es simple, pero sabe complementarse con los otros factores antes mencionados. Estas combinaciones son las que logran que esta aventura, si bien no es sumamente original, tenga una calidad sobresaliente con respecto a sus pares. Podría decirse que el juego eligió al formato y no que el formato eligió al juego.

Un punto que preferí poner de este lado de la review, donde el autor puede expresarse más subjetivamente, es el de la dificultad de los puzzles. Si bien en general son lógicos y realizables, cada tanto aparece alguno donde nos trabamos por demás sin respuesta aparente. Cuando el tiempo que estamos sin poder resolverlo se extiende demasiado, se pierde un poco la inmersión.

Transference fue una linda sorpresa en realidad virtual. Antes de empezar a jugarlo no sabía que era un juego con tanto foco en el terror, lo que fue más que bienvenido siendo que me gusta sufrir en la realidad virtual. Podrá ser un poco corto, tal vez la conclusión de la historia podría haber sido menos abierta a la imaginación, pero sin dudas es una linda experiencia. Una que le recomendaría sin dudarlo a los usuarios de VR.

¿LO JUEGO?

Si tenés VR es una gran opción; si no tenés, no hay particular apuro.

Lo bueno

  • La transferencia entre realidades está bien implementada.
  • Con VR es de lo más original del género.
  • La ambientación y la paleta de colores.
  • Los sustos.

Lo malo

  • Sin VR se pierde en el montón.
  • Un poco corto.
  • Algún puzzle despiadado.
8

¡A no dejarlo pasar!

Facundo Maciel
Facu es el checkpointer mas pequeño en edad, pero no en altura. Prefiere jugar en las consolas de Sony, aunque también le gustan las portátiles de Nintendo y en lo posible escapa de la PC como plataforma de videojuegos. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!