Call of Duty Black Ops 4 Review

Marco Guffanti
PC PS4 Xbox One

Black Ops 4 presenta cambios drásticos en el intento de renovar la rutinaria fórmula Call of Duty que viene haciendo más de lo mismo hace años.

La franquicia anual que reina en el mercado de los FPS volvió con una entrega que cambia la fórmula a la que muchos ya nos habíamos acostumbrado, agregando modos y mecánicas que renuevan completamente la manera en la que disfrutamos la experiencia.

Parece que Treyarch finalmente decidió ponerse las pilas y su estrategia -claramente- está dando resultados: Black Ops 4 estableció un récord de ventas digitales en el primer día en PlayStation Store y Xbox One. Sin quedarse atrás, los números en PC se duplicaron con respecto al año pasado, haciendo a este el Call of Duty con más jugadores concurrentes en el primer fin de semana después de su lanzamiento.

Tuve el privilegio de probar el juego en PC y PlayStation 4, y aunque el producto en sus bases es el mismo, las experiencias son completamente diferentes, por lo tanto en esta review habrá notas sobre las diferencias entre ambas plataformas.

Listos para lo que viene.

A los tiros en todo momento.

Siendo un “PC gamer de sangre” obviamente disfruto mucho más de la saga jugando con mouse y teclado, y este año fue aún más marcado, ya que fueron introducidas mecánicas que están claramente pensadas para ser experimentadas en una computadora.

En WWII fuimos testigos de uno de los cambios más grandes hechos a un Call of Duty en años: la vida ya no se regenera automáticamente. Esta entrega llevó la idea a otro nivel. No sólo la salud fue subida a 150 sino que también fue introducida una nueva mecánica de curación: una jeringa recargable que restablece la vida al máximo.

Juntas crean un gameplay nunca antes visto en previas ediciones. La manera en la que los combates 1v1 se llevan a cabo es completamente diferente. Encuentros que antes duraban milisegundos ahora se convirtieron en una pelea estratégica que se toma su tiempo, haciendo que cada asesinato sea más gratificante y cada muerte más castigadora. Es ciertamente sorprendente lo que las dinámicas cambian cuando uno tiene la posibilidad de curarse cada algunos segundos.

Ni hablar de que por fin volvió el combate al que Activision gusta llamar “boots on the ground”: sin propulsores, doble saltos ni la habilidad de caminar por las paredes. Nunca fui un gran fanático del estilo “futurista” que le fue atribuido al último Black Ops, por lo tanto este es un cambio más que bienvenido.

Aunque no todo fue enterrado, algunas cosas revivieron de previos Black Ops. El gran retorno de mapas como “Firing Range”, “Summit” y “Jungle” me hace entender que se está intentando volver a las raíces que hacían que la primera edición fuera tan entretenida. Aunque es más que nostálgico recorrer lugares en los que tantos buenos recuerdos fueron creados, Treyarch ya hizo la “revisión” de mapas viejos demasiadas veces, hasta el punto en el que parece que reemplazan la falta de creatividad de los desarrolladores.

Volvieron también este año los especialistas introducidos en la entrega pasada. Mientras que algunos fueron reciclados, los nuevos traen cosas interesantes a la mesa. El gran problema que tiene esta “mecánica” es la falta de balance entre los personajes, ya que la gran mayoría son completamente inútiles contra los más fuertes.

Hablando de desbalanceo, no puedo comenzar a expresar lo “rotas” que están algunas armas. No tiene ningún sentido utilizar un rifle de asalto que requiere 5 tiros en la cabeza para matar a alguien cuando una SMG Spitfire que dispara 20 balas por segundo evapora a cualquier enemigo que se te cruce.

Los 10 especialistas.

Habilidades únicas.

Corriendo todos estos errores a un lado, que por suerte en su gran mayoría pueden ser arreglados en parches posteriores, hay muchas pequeñas adiciones que hacen que esta sea una de las mejores experiencias multijugador que un Call of Duty tiene para ofrecer. Un nuevo modo en particular logró llamar mi atención: “Heist” consiste en dos equipos de 5 jugadores que pelean por llevar una bolsa de dinero al punto de extracción. A esta idea tan simple le fue adicionado un sistema monetario similar al visto en el famoso Counter Strike, convirtiéndolo en una modalidad de juego que le da un agregado refrescante a la rutinaria fórmula multijugador.

¿Realismo? No.

Desgraciadamente perdimos a un compañero en el camino. Treyarch decidió remover el modo historia completamente del juego y reemplazarlo con una experiencia de un jugador llamada “Cuartel General de Especialistas”, que es básicamente un tutorial de cada especialista con escenas cinematográficas entre medio.

En mi opinión, nunca fueron muy destacables las campañas en Call of Duty. Mientras que Black Ops 1 posee -probablemente- una de las mejores historias que Activision tiene para ofrecer, los juegos posteriores simplemente no están a la par en lo más mínimo. Hace rato que en los modos historia falta el complemento narrativo, convirtiéndolos básicamente en un simulador de correr y disparar.

Pero no hubo pérdida sin victoria. El prometido Battle Royale de Treyarch, Blackout, está presente y es más que divertido. Este año cumplieron todas las promesas y sobrepasaron todas las expectativas. Fácilmente una de las experiencias más refinadas en el género, digna de hacerle competencia a juegos como PUBG.

La combinación de las dos fórmulas tiene demasiado sentido como para no ser un hecho. Ni hablar de que las nuevas mecánicas de salud encajan perfectamente en el estilo.

Por desgracia Blackout no sólo se llevó el modo historia, también sacrificó varios aspectos técnicos. Para empezar, los gráficos en PS4 son pobres y están muy mal optimizados. En PC se sufre de la misma falta de optimización, aunque en el aspecto visual, claramente con mejores texturas, no pierde tanto. El motor gráfico IW se está quedando atrás y este juego lo demuestra de manera evidente.

Acción constante en Blackout.

Los de siempre.

Sin embargo, la gran pérdida de Blackout no está relacionada con ningún rasgo visual. En este caso el tickrate de todos los servidores multijugador fue reducido drásticamente para hacer lugar a una conexión estable en una situación muy poblada.

Explicado de manera muy básica esto significa que Activision cortó gastos donde no debía, lo que lleva a una peor experiencia en todas las partidas de conexión online. Públicamente dijeron que en los próximos meses este problema va a mejorar, pero esto no es algo que se espera de un estudio AAA en el lanzamiento de la franquicia más importante de la compañía.

Por último, si bien no menos importante está el modo Zombies. Aunque falle al competir contra la vieja temática Nazi presente en juegos como World at War y Black Ops 1, no se queda atrás de ninguna manera. Además del nuevo sistema de dificultades, fue agregada una nueva modalidad llamada Rush. En ésta todas las armas son gratuitas y las puertas se abren progresivamente, termina siendo más que nada una manera casual de disfrutar los diversos mapas juntando puntos y compitiendo con amigos.

Dos nuevos mapas fueron agregados: “IX” y “Voyage of Despair”. El primero se establece en una arena de gladiadores en algún momento durante los años 80 aC, el segundo toma lugar en el RMS Titanic, después de que un intento de robar un artefacto antiguo falla. También vemos el retorno de un favorito de los fanáticos: “Mob of The Dead”, bajo el nombre “Blood of The Dead” sólo que, esta vez, con los personajes de la historia “Origins”.

Esta entrega realmente se luce en su experiencia Zombies. Tiene un poco de todo para cada tipo de jugador. Tanto los fanáticos hardcore, siempre buscando completar todos los easter eggs, como los más casuales, que buscan prender la Play y volar cabezas de muertos vivientes, van a encontrar algo con qué divertirse.

Hace años que no disfrutaba un Call of Duty de esta manera. La fórmula fue completamente renovada, creando un campo de juego para todos aquellos que deseen explorar lo que la nueva experiencia tiene para ofrecer. A pesar de la pérdida del modo historia, Black Ops 4 cubre cualquier otra necesidad que puedas tener. Ya que los problemas que tiene son en su gran mayoría técnicos y pueden ser fácilmente corregidos en parches posteriores, espero que Treyarch trabaje para refinar la tan buena base que ha creado.

¿LO JUEGO?

El mejor Call of Duty en años. Si compraste los anteriores o estás buscando adentrarte en la saga, éste es tu momento.

Lo bueno

  • Jugabilidad refrescante.
  • Battle Royale refinado.
  • Modo Zombies super divertido.

Lo malo

  • Falta de balance en armas y especialistas.
  • Servidores 20Hz (tickrate).
  • Gráficos planos.
  • Servidores sudamericanos vacíos en PC.
  • Falta modo historia.
8.5

¡A no dejarlo pasar!

Marco Guffanti
Marco es PC Gamer de sangre, siempre buscando componentes que suban el contador de FPS al máximo posible. Desde niño disfruta los juegos con énfasis en historia y dialogo, pero ultimamente se ve mas atraído por juegos competitivos multijugador que provocan adrenalina pura. Sus juegos de preferencia son Red Dead Redemption, TES: Skyrim y Detroit: Become Human.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!