Soul Calibur VI Review

Sebastián Cutuli
PC PS4 Xbox One

Después de haber dejado una fantástica impresión con el estreno de la saga Tekken en UE4, Bandai Namco hace lo propio con Soul Calibur y agrega ligeros cambios en las mecánicas de juego para hacer los combates más variados e impredecibles, sin desarmar el complejo y adictivo sistema que hizo a la franquicia tan famosa.

No es ningún secreto que Soul Calibur es una de las sagas de lucha más respetadas, no sólo por su longevidad, sino por su distinción evidente con respecto a sus competidores debido a los múltiples estilos de combate que podemos encontrar en sus personajes.

Si bien la franquicia se inició con un nombre distinto, Soul Edge, es indudable que su concierto perfecto ha sido la secuela, Soul Calibur, que en 1999 demostró cuán bella, artística y compleja puede resultar la combinación de artes marciales y combates con armas en un juego de peleas.

El fuego ardiente de Soul Calibur se había extinguido parcialmente en iteraciones subsiguientes, y a pesar de los cambios bien ejecutados introducidos en su quinta parte, se necesitaba dar un golpe fuerte en la mesa para revivir los años gloriosos -o dedicarse de lleno a Tekken.

Imagen del mapa de Libra of Soul.

“Todos los elementos que nos deslumbraron en entregas anteriores han sido traducidos de manera perfecta a este nuevo motor.”

Piedra, papel o Reversal Edge.

La buena noticia es que la experiencia de Bandai Namco utilizando UE4 para Tekken 7 fue el envión anímico que necesitaba el equipo para hacer brillar a esta nueva entrega de Soul Calibur, y con el diario del lunes, se puede afirmar que ha sido un cambio más que exitoso.

Todos los elementos que nos deslumbraron en entregas anteriores han sido traducidos de manera perfecta a este nuevo motor, al igual que en Tekken 7. Por otra parte, se han introducido nuevos elementos gracias al UE4 que le agregan un poco de pimienta al ya galardonado combate.

Hay dos mecánicas nuevas en Soul Calibur VI: Reversal Edge y Soul Charge. Reversal Edge se activa presionando R1 y actúa como una suerte de focus en Street Fighter, pero seguido de un mini game en cámara lenta que permite cambiar el momentum del combate. Por ejemplo, al accionarse, se pueden absorber varios golpes del contrario y descargar el nuestro; en ese momento habrá un choque de luces llamativo y ambos personajes se avalanzarán el uno al otro para seguir el combate.

En ese momento es que se abre el verdadero condimento de Reversal Edge, ya que los golpes verticales se sobrepondrán a los horizontales, los horizontales a los de patada, y los de patada a los verticales, generando una suerte de piedra papel o tijera por el dominio de la pelea. A su vez, podremos cubrirnos o movernos para adelante o atrás, y obtener una mejor posición para cuando la cámara lenta termine. Es ambicioso pero bien ejecutado, y realmente agrega una dimensión de estrategia y juego mental que vigoriza aún más la saga.

En cuanto a Soul Charge, si bien se había visto en anteriores versiones de la franquicia, nunca fue sustancial como en esta oportunidad. Soul Charge se activará presionando todos los botones válidos y el personaje quedará como cargado, y se podrá usar la energía conseguida en combate para generar nuevos combos más letales sólo disponibles en modo charge, o utilizar esa energía de una sola vez con el Critical Edge, el súper-ataque de Soul Calibur ya visto en el V.

Soul Calibur VI se suma a la nueva oleada de juegos de pelea con una campaña extensa (gracias, Ed Boon, de verdad). En esta entrega tendremos dos modos diferentes: Libra of Soul y Soul Chronicle, en los cuales podremos avanzar en el desarrollo de la historia, que hace revivir toda la línea temporal de la saga dando a conocer secretos y personajes que nunca supimos que existían.

Libra of Soul es el modo principal del juego, que es prácticamente una mezcla perfecta entre Tales of Soul y Chronicles of the Sword, ambos provenientes de Soul Calibur 3. En Libra of Soul podremos crear nuestro personaje con algunas pocas opciones disponibles y avanzar en una aventura contemporánea al comienzo de la saga, en donde nos cruzaremos con diferentes personajes de la historia principal, dándonos detalles que eran desconocidos anteriormente.

El punto flojo del modo, además del restrictivo creador de personajes, es la falta de voz en los diálogos, siendo estos últimos largos y tediosos de seguir. En las primeras dos horas, estaremos leyendo el 80% del tiempo, hasta que se habilita la exploración en nuestra aventura. Mientras sigamos la historia principal del modo no habrá sobresaltos, pero si, por el contrario, decidimos explorar un área lejana del camino estipulado, además de pagar el costo monetario por desviarnos, estaremos obligados a ganar todos los combates hasta poder volver al camino principal; de lo contrario perderemos todo el progreso alcanzado en la expedición.

El arte de Soul Chronicle.

Con el dinero ganado en los desafíos y durante el progreso, podremos comprar armas con mayor poder de ataque, que están atadas a un estilo de pelea determinado -por ejemplo, si se compra una alabarda, al equiparla se pelea como Seong Mina. El dinero también sirve para reparar armas gastadas o incluso añadirles efectos diversos a las mismas. Por otra parte, mientras estemos fuera del camino principal del modo, nos veremos obligados a comprar items de regeneración de vida para usar entre pelea y pelea, porque algunos enfrentamientos cuentan con decenas de enemigos.

“En Libra of Soul podremos crear nuestro personaje y avanzar en una aventura contemporánea al comienzo de la saga.”

¡Oh, Geralt! Te ves bien...

El segundo modo principal es Soul Chronicle, en el cual utilizaremos a los personajes principales de la saga, Killik, Xianghua y Maxi, quienes intentarán dar con Nightmare y la Soul Edge y destruirlos por el bien de la humanidad. Después de la línea principal se profundiza en los demás personajes del juego. Cada personaje tiene delimitada su línea temporal dentro del período que abarca la saga, así que es muy ilustrativo para saber el orden en que los acontecimientos ocurrieron y el grado de implicancia de cada personaje en la historia del juego.

Escenarios bellos y con fascinantes vistas.

2B, también personaje DLC para SCVI.

En cuanto a la plantilla de personajes, se puede decir que está bien, llegando a una suma de 21 personajes en total, incluyendo al famoso y respetado Geralt de Rivia -el protagonista de la saga The Witcher- que encaja perfectamente en el setting de Soul Calibur y agrega un estilo más “magic-oriented” que el resto del plantel.

Otros personajes que hacen su debut en SCVI son Groth y Azwel. Groth es un individuo misterioso que juega un papel fundamental en la historia principal de la saga, y utiliza una espada que se divide en 2, con un estilo similar al planteado por Darth Maul en Star Wars Episodio 1, generando golpes que son imprevisibles.

“El gameplay se siente muy familiar y la mayoría de los personajes respetan los cambios introducidos para su estilo en SCV.”

En el caso de Azwel, claramente reemplaza a Algol de SCV, ya que es otro de los sages responsables de forjar las espadas, cumpliendo un rol principal en Libra of Soul; utiliza una serie de ataques con armas diferentes, pero su lentitud lo deja mal parado ante los top tiers.

El gameplay se siente muy familiar y la mayoría de los personajes respetan los cambios introducidos para su estilo en SCV, pero hay varios de ellos que han sido diezmados levemente en pos de un juego aún más balanceado: léase Mitsurugi, Taki y Killik.

Gráficamente el juego luce mejor que nunca, pero no logra destacarse con respecto a otros exponentes del género como Mortal Kombat X o Tekken 7. Las animaciones son increíblemente fluidas y los escenarios grandes y variados, y se nota la bondad del UE4 para el uso de luces y brillos en las texturas, El sonido es correcto y reutiliza muchos de los sonidos ya implementados en la saga, al igual que Tekken.

Una pieza del detallado arte de SCVI.

Maxi en el clímax de su Critical Edge.

En cuanto al soundtrack, se puede decir que es muy bueno, aunque no logra equipararse al exponente máximo de la franquicia: el Soul Calibur original. Particularmente, el tema “Hunt or be hunted” de The Witcher 3 sumado al castillo del stage genera un clima especial para una pelea épica entre Siegfried y Nightmare, cuyo premio sería la sanidad mental del pobre caballero germano.

Los modos de juego restante son los conocidos: Training, Arcade, y Museum. Este último contiene todos los bocetos e imágenes dibujadas a mano creadas para contar la historia de Soul Calibur VI. Lo propio ocurre con el soundtrack, que podrá ser escuchado en su totalidad desde el menú de extras.

El juego online se puede decir que ha mejorado notablemente y, jugando con gente de la misma región, no presenta ningún tipo de delay en los controles o lag considerable que hieran la experiencia.

Sobre el contenido que vaya a ser descargable en un futuro para SCVI poco se sabe, pero sabemos que 2B de Nier Automata está confirmado y con trailer de lanzamiento, acompañada de algunos accesorios para el customizador de personajes que ayudan solidariamente a la causa.

Sin duda alguna estamos ante el Soul Calibur más completo hasta la fecha, con decenas de horas de campaña en sus modos principales y contenido desbloqueable para disfrutar del bello arte del juego en el museo. Incluso olvidándonos de todo ese contenido, Soul Calibur sigue presentándose como EL juego de peleas diferente y variado en el que uno puede jugar sin conocerlo, pero puede tardar años en terminar de dominar a la perfección. Una tremenda conversión a UE4 que demuestra la flexibilidad , enfoque y profesionalismo del equipo Project Soul.

¿LO JUEGO?

Si te gusta el género de peleas, no podés dejar de jugarlo.

Lo bueno

  • Implementación perfecta del UE4 a la saga.
  • Dos modos campaña que se complementan entre sí.
  • Cambios en la jugabilidad bien ejecutados.
  • La fineza del combate sigue intacta.
  • Reluciente acabado gráfico.

Lo malo

  • Falta de voice acting en Libra of Soul.
  • Falta de cutscenes en los modos de campaña
  • Restringido creador de personajes en Libra of Soul.
9

Joya del gaming

Sebastián Cutuli
Seba es un gamer consolero de raza. Empezó con el family a principios de los 90’, siguió con la Sega Megadrive y después tuvo unos largos años de felicidad con dos de las más grandes consolas de sobremesa de Nintendo: Super Nintendo y Nintendo 64. Posteriormente, se enamoró incondicionalmente de Sony, adquiriendo una Playstation 2, continuando con la 3 y por último la 4. Fanático enfermizo de los juegos de pelea y los shooters, juegos de acción y hack and slash japoneses.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!