Warriors Orochi 4 Review

Facundo Maciel
PC PS4 Xbox One Switch

Koei Tecmo vuelve con un nuevo musou experimentando nuevamente con cambios en una fórmula clásica.

Podría decirse que Koei Tecmo y Omega Force inventaron, o al menos masificaron, el género de musou. Aquel donde derribamos cientos de unidades enemigas con “héroes” que hacen las veces de personajes principales ultrapoderosos.

Independientemente de cuánto nos guste la dinámica de juego, es indiscutible su utilidad para contar épocas históricas basadas en hechos reales destacando figuras reconocidas. Los dos grandes estandartes son Dynasty Warriors para China y Samurai Warriors para Japón.

En contexto, sería como un juego donde controlamos a Roca en la campaña del desierto, o a San Martín en el cruce de los Andes y la liberación de Chile. Cada paso de estos niveles serían escenarios con cientos de enemigos genéricos, y las figuras históricas, generales con variedad de movimientos.

Warriors Orochi nació como una colaboración especial entre las dos grandes franquicias históricas de Warriors, para unir a estos generales reinventados tanto de China como de Japón bajo el mismo juego.

Nobunaga y sus generales del mal.

¿Qué logra que sigan saliendo Warriors a pesar de tantas entregar tan parecidas entre sí? Dos cosas. La primera es la variedad de sabores de las franquicias con las cuales se va asociando; además de estos juegos históricos, hay decenas de entregas de colaboración conjunta, como sucedió con Fire Emblem, Zelda, One Piece, entre otros.

La segunda son los pequeños cambios que se hacen de la estructura madre, de manera tal que experimentar estas pequeñas variaciones refrescan inconscientemente la aventura.

Ahora con magia.

El ejemplo más claro es el combate: todos los warriors hacen la clásica combinación de golpes fuertes y débiles, con la posibilidad de un ataque especial si llenamos una barra de poder. En Warriors Orochi 4 se agregó un sistema de magia, gracias a armas especiales que conseguimos gracias a la historia de fantasía del juego.

Se agregó un botón que nos deja hacer un ataque paralelo con este repertorio de armas mágicas, agregando un movimiento a cada variante posible, dependientes de otra barra exclusiva para la magia. Por ejemplo, si podemos hacer el ataque especial y encima tenemos a tope este nuevo poder, podemos hacer un gran golpe definitivo.

Para un juego donde un capitán diezma enemigos con pocos movimientos, agregar ataques tan exagerados enfatiza el foco poco serio que el género quiere mostrar.

Algunos sólo quieren ver el mundo arder.

Como características propias, vuelve el sistema de armar un equipo de tres personajes y poder intercambiarlos en tiempo real en cualquier momento, cada cual con su propia barra de vida. En niveles difíciles, saber cuándo usar a cada uno puede llegar a sumar estrategia. Lamentablemente, la dificultad promedio del juego no es tal para que esto sea un factor a destacar.

La cantidad de personajes para elegir es absurda, con más de 170 opciones disponibles. Cada uno tiene su propio set de armas, movimientos y nivel, pudiendo subir artificialmente con puntos que vamos juntando específicamente para ello. Si bien uno pensaría que esta variedad es positiva, se pierde un poco la relación con el personaje, aspecto que Spirit of Sanada lograba a la perfección.

Las últimas características que destacan a este juego son dos que, por más evidentes que parezcan, suelen estar mal implementadas.

La primera es que sí se puede jugar multiplayer local y online. Para un juego repetitivo como este, barrer a cientos de enemigos con un amigo casual repartiéndose estratégicamente el campo de batalla, hace el correr de los niveles mucho más llevadero.

El segundo es que tiene un modo historia digno y con un hilo conductor. La última iteración del género, Warriors All-Stars, tenía una aventura por personajes con mucha rejugabilidad forzada alejándonos de invertir tiempo en llegar a un fin. Warriors Orochi 4, nos cuenta una serie de acontecimientos concretos, que se enreda cuando quiere presentar a todos sus personajes pero brilla cuando se centra en algún acontecimiento puntual de mucha acción.

Muévanse, que paso con el caballo.

Mega ataques especiales.

Este Warriors es el primero en mucho tiempo en cumplir todos los ticks, historia concreta, multiplayer local y movimientos exagerados. Siempre digo que los juegos de este género son el equivalente a una pelota anti estrés la gracia de jugar con la mente en otro lado y machacar enemigos sin filtro. VIsto desde esa perspectiva, Warriors Orochi 4 entra en el podio de la generación.

¿LO JUEGO?

Si te gusta el género, cumple con creces todos los aspectos importantes, de lo contrario es más de lo mismo.

Lo bueno

  • La integración de la magia con los combos regulares.
  • Tres personajes rotables parecieran ser la mejor disposición del género.
  • Modo historia con una línea clara.
  • Multiplayer local y online.
  • Aunque superficial, el choque de culturas.

Lo malo

  • Más de lo mismo.
  • Ya viene siendo necesario un pequeño upgrade rápido
8

¡A no dejarlo pasar!

Facundo Maciel
Facu es el checkpointer mas pequeño en edad, pero no en altura. Prefiere jugar en las consolas de Sony, aunque también le gustan las portátiles de Nintendo y en lo posible escapa de la PC como plataforma de videojuegos. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!