Player Unknown´s Battleground Review

Marco Guffanti
PC PS4 Xbox One

El primer gigante de los battle royale mueve el campo de juego a consolas, intentando ganar en un mercado que hace rato viene perdiendo.

Hace casi dos años que PlayerUnknown’s Battlegrounds hizo su debut en el sistema Early Access de Steam. Poco después causó furor entre los jugadores de PC, que hace rato estaban buscando una experiencia refrescante multiplayer.

Lo que en su momento era un desastre muy mal optimizado y lleno de bugs logró atraer progresivamente a un público tan masivo que hoy en día supera el millón de jugadores concurrentes. Poco a poco PUBG Corporation (anteriormente llamada Bluehole Inc.) arregló la gran mayoría de los problemas que impedían reflejar el potencial que realmente tenía el título. De esta manera es como PlayerUnknown’s Battlegrounds llegó a ser el quinto videojuego más vendido de la historia.

Al día de hoy tenemos la posibilidad de disfrutar la experiencia en las dos consolas más potentes de la actual generación, con la versión de Xbox entrando al mercado en Septiembre (early access desde comienzos de año) y la de PS4 tres meses luego

Ese paquete será mio.

Con el manual a mano, nunca te olvidas de los controles.

Habiendo vivido esta historia a través del juego mismo voy a intentar comparar esta nueva versión de PS4 con la original para ver si está a su altura.

Antes de siquiera abrir el juego tenía dos grandes preocupaciones: la primera eran los controles. A diferencia del famoso Fortnite, muchos battle royale tienen inventarios complejos, que requieren de constante uso en el medio de la batalla: no solo tenemos que manejar armas y armadura, sino que también medicamentos, munición, accesorios y la capacidad de la mochila. Todo esto mientras intentamos competir con otros 99 monos que no están intentando hacer nada más que matarnos.

Me llevé una placentera sorpresa en mi primera partida: no sólo me acostumbre al sistema de inventario rápidamente, sino que también a los controles de movimiento. Adaptaron de manera excelente algo que estaba claramente pensado para mouse y teclado, ofreciendo además un proceso de aprendizaje fluido para aquellos que prefieren un control en sus manos.

Aunque mi plataforma de preferencia sea la PC, diseñaron los controles de manera tal que me resultaron asombrosamente intuitivos -como si los conociese previamente- haciendo que la experiencia sea aún mejor en las primeras partidas, donde uno se encuentra frecuentemente cometiendo errores básicos debido a la falta de familiarización con los mismos.

Mi segunda preocupación, aunque no menos importante, era el rendimiento. Aunque parece trivial para la gran mayoría de los jugadores de PC, jugar a 60 FPS no es una realidad en la mayoría de los shooters en consolas. No es distinto en esta nueva versión de PUBG.

Pese a que los constantes 30 FPS presentan una gigantesca desventaja frente a la versión original, también se le puede encontrar un lado bueno: mientras que en PC existe la posibilidad de ventajas acorde al equipamiento que se posea, aquí se propone un campo de juego nivelado, que no se ve modificado por el monitor o la tarjeta de video que uno tenga.

Frames bajos, dolor de ojos.

Tirando desde la “Mystery Machine”.

Customización del personaje bastante variada.

No solo perdimos un par de frames en el porteo de este battle royale, sino que también mucha calidad gráfica. En otros juegos esto puede parecer de alta importancia, pero no es el caso en PUBG.

Aun teniendo la posibilidad de subir los graficos a ultra en PC, uno elige no hacerlo, dado que una calidad visual promedio y mayor tasa de frames conviene más, no sólo en este juego, sino en la gran mayoría de los shooters. Teniendo en cuenta este hecho, no considero la degradación gráfica una grave pérdida en esta versión.

Es fácil decir que PUBG Corporation hizo un hermoso trabajo al portear uno de los éxitos más grandes de la historia. Espero que además de  arreglar los pocos bugs presentes, también sigan brindando contenido periódicamente en todas las plataformas disponibles.

¿LO JUEGO?

Una buena versión de uno de los éxitos más grandes de la historia. Si te gustan los battle royale realistas, o simplemente estás buscando una experiencia adrenalínica en PS4, este es tu juego.

Lo bueno

  • Controles fáciles de aprender.
  • No pierde jugabilidad con respecto a su versión original.

Lo malo

  • 30 frames por segundo.
  • Degradación grafica.
8.5

¡A no dejarlo pasar!

Marco Guffanti
Marco es PC Gamer de sangre, siempre buscando componentes que suban el contador de FPS al máximo posible. Desde niño disfruta los juegos con énfasis en historia y dialogo, pero ultimamente se ve mas atraído por juegos competitivos multijugador que provocan adrenalina pura. Sus juegos de preferencia son Red Dead Redemption, TES: Skyrim y Detroit: Become Human.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!