Mario & Luigi: Bowser’s Inside Story Bowser Jr.’s Journey Review

Hugo Granchetti

La reedición de una de las aventuras más desopilantes de la saga Mario & Luigi, con algunos agregados de la mano de Bowser Jr.

Diez años desde su fecha original de salida para Nintendo DS, Mario & Luigi: Bowser’s Inside Story se reencarna como uno de esos últimos suspiros que nos ha estado brindando recientemente la exitosa -y ya longeva- 3DS. Y vuelve con un hijo en sus brazos –Bowser Jr.’s Journey– para complementar lo que ya es un hilarante y frenético periplo. Y antes de que pregunten… no, no está Bowsette.

Para los tímidos seguidores de los plomeros más famosos del mundo, Mario & Luigi, junto con Paper Mario, conforman dos sagas de juegos que de alguna manera heredaron el exitoso -y en su momento arriesgado- espíritu del Super Mario RPG, que como su nombre indica combinaba las habilidades plataformeras del dúo dinámico con todos los elementos que caracterizan al género rolero.

Los plomeros dentro de Bowser una vez más, una década después.

En esta aventura desopilante, podemos controlar incluso al rey de los Koopas.

Una de las cualidades más sobresalientes de estos spin-offs -aunque hoy en día podríamos decir que conforman series duraderas con identidad propia- es su gran sentido del humor, que se mofa de las mismísimas particularidades del rico mundo de Mario. Bowser’s Inside Story no es la excepción, y sus abundantes bromas y referencias siguen más vigentes que nunca incluso una década después.

Tras una serie de desafortunados acontecimientos, Bowser inhala cual Kirby una buena parte del Mushroom Kingdom incluyendo a Mario y a Luigi, quienes deberán recorrer los interiores fisiológicos de su viejo antagonista. Simultáneamente controlaremos al mismísimo Bowser, que recorrerá el reino para recuperar su castillo ahora invadido por el villano Fawful, que hizo su aparición en otras iteraciones de la serie.

Esta trama justifica la alternancia entre la ilíada de los hermanos, que buscan a la princesa Peach dentro de la anatomía de su archienemigo, y la odisea de este último para reconquistar su fortaleza. El juego nos invita a complementar las habilidades del dúo y del villano en un rol colaborador, para superar los acertijos de cada área e incluso vencer conjuntamente a varios bosses. Cuando Bowser bebe agua, sus interiores se llenan de líquido permitiendo nadar a los plomeros y alcanzar nuevas secciones del mapa. Cuando inhala en combate a algún desafortunado contrincante, los hermanos pueden castigarlo a saltos y martillazos en la pantalla inferior de la consola. Esta originalidad es apreciablemente disfrutable, aunque es una pena que la dificultad nunca alcance un nivel suficientemente alto para los jugadores experimentados.

Mario & Luigi: Bowser’s Inside Story nos invita a complementar las habilidades del dúo y del villano en un rol colaborador, para superar los acertijos de cada área e incluso vencer conjuntamente a varios bosses.

En cuanto a la aventura adicional Bowser Jr’s Journey -a la que accedemos de forma independiente desde el menú principal- se destaca su jugabilidad completamente distintiva: una sucesión de partidas de estrategia táctica en la que comandamos a las tropas de Goombas, Koopas, Boos y un sinfín de los característicos y entrañables servidores del mal -incluso a los siete Koopalings, esos que fueron desheredados por Miyamoto para salvaguardar la coherencia del árbol genealógico de Bowser. Siguiendo un sistema de fortalezas y debilidades de diferentes tipos de unidades, tenemos que planificar nuestra selección y formación para enfrentarnos a otros ejércitos en batallas que evocan una mezcla de Ogre Battle y Swords & Soldiers, en la que no controlamos a las tropas directamente sino que sólo intervenimos con habilidades más generales como aumentar temporalmente su ataque o nulificar ciertos movimientos enemigos. Entre cada contienda subimos de nivel, afinamos nuestras estrategias y disfrutamos de las originales conversaciones que nos arrancan sonrisas y carcajadas. Quienes jugaron la reedición del Mario & Luigi: Superstar Saga, también en 3DS, podrán apreciar la similitud y continuidad del aditamento que también se incluyó en aquel relanzamiento bajo el nombre de Bowser’s Minions.

Especialmente para aquellos que no tuvieron la oportunidad de disfrutarlo allá por 2009, Mario & Luigi: Bowser’s Inside Story ofrece una divertida aventura que entretiene de principio a fin, con originales toques de humor por doquier y una jugabilidad bien lograda, en sintonía con el resto de la subsaga. El agregado de Bowser Jr.’s Journey suma por otro lado un respiro diferente -más estratégico y táctico- que cumple con su objetivo de alejarnos transitoriamente de cualquier posible sobredosis que nos pueda inyectar la trama principal.

Es esta quizá una de las iteraciones más hilarantes de Mario & Luigi, serie que aunque no termina de recuperar la gloria de aquel Super Mario RPG de Square, consigue suplir en buena parte ese vacío en nuestro corazón gamer.

Bowser Jr. tiene su protagonismo en un spin-off... dentro del spin-off.

¿LO JUEGO?

Si no lo jugaste en su momento, es una buena oportunidad para hacerlo ahora.

Good

  • Gran sentido del humor en la narrativa.
  • Buen equilibrio en todos sus elementos de RPG.
  • Juego entretenido de principio a fin.
  • a aventura de Bowser Jr. ofrece una mecánica muy diferente y complementa graciosamente la trama principal.

Bad

  • No presenta demasiado desafío para los habituales jugadores del género.
  • Un considerable número de habilidades resultan repetitivas para quien jugó al resto de iteraciones de la saga Mario & Luigi.
8

¡A no dejarlo pasar!

Hugo Granchetti
Un gamer que juega múltiples géneros en múltiples plataformas, Hugo -alias Beto- comenzó desde pequeño a incursionar en los videojuegos a través de joyas como Super Mario Bros., Pac-Man y Carmen Sandiego. Sus géneros predilectos son los RPG, los juegos de estrategia (RTS y 4X) y los puzzle. En su ámbito laboral, como profesor universitario en ciencias de la salud, incorpora analogías, alegorías y estrategias de enseñanza inspiradas en su experiencia videojueguil cuando ve la oportunidad. Por supuesto también difunde la religión Checkpointera en sus círculos académicos.