Life Is Strange 2 Review

Facundo Maciel
PC PS4 Xbox One

Los hermanos Díaz vuelven a enfrentarse a otra extraña situación en el cuarto capítulo de esta aventura.

El primer Life is Strange veía su cambio más drástico y mostraba sus matices más oscuros en su cuarto capítulo. Luego de un comienzo de temporada peor de lo esperado, uno desearía que este cuarto capítulo Faith logre recuperar la propia fe por esa mística que esta saga supo implementar.

A partir de este momento vamos a escribir con spoilers para explicar los puntos fuertes y débiles del episodio. Efectivamente este capítulo toma un giro drástico a lo que veníamos acostumbrados. Todo comienza dos meses después del final de Wastelands, con Sean despertando de un coma habiendo perdido un ojo, y Daniel desaparecido sin rastro alguno.

El primer tramo consiste en acostumbrarnos a nuestra nueva situación y encontrar a Daniel. El ritmo mejora mucho respecto a las últimas entregas gracias a una tensión constante y un sentimiento de incomodidad con el cual es fácil identificarse; además de haber eliminado los momentos de relajo, que se estaban tornando un tanto reiterativos.

Finalmente encontramos a Daniel, quien terminó en una iglesia y ahora es venerado como un enviado del señor por sus poderes. A partir de ahí es donde empieza lo mejor y lo peor del capítulo.

Calor en los desiertos de Nevada.

¿Ustedes dicen que termina bien esto?

Por el lado positivo, se puede apreciar la evolución de Sean como personaje en todo el transcurso del “rescate” de su hermano. Independientemente de las decisiones que hayamos tomado antes, el crecimiento y el impacto de los eventos sucedidos sobre nuestro protagonista son innegables.

Además, nos reencontramos con la madre, quien los había abandonado hace años. El reencuentro y la interacciones para hallar -o no- respuestas al abandono tienen un fuerte peso sentimental bien implementado. Si bien no logra ese efecto de un antes y un después del primer juego, deja la impronta de la melancolía característica de la saga.

Sin embargo, lo malo logra arruinar la construcción recién mencionada, siendo esto la involución de Daniel.

El capítulo uno sentaba las bases de la relación de los hermanos; el dos ponía a prueba el cuidado de uno por el otro; y el tres logró de gran manera mostrar la lealtad y el enfrentamiento a la adversidad. Uno pensaría que ya se enfrentaron a un potente abanico de situaciones que los forjaron, exactamente como pasó con Sean. Por el contrario, pareciera que un escritor nuevo se ocupó de armar el desarrollo de Daniel, ya que sus acciones van en contra de lo aprendido en lo que va del juego. Sin incurrir en los eventos puntuales que ejemplifican esto, ni la edad ni el contexto justifican actos que simplemente son muy difíciles de creer a esta altura del partido.

Hasta ahora la temporada es disfrutable, de hecho en la experiencia personal se pasaron las tres horas que dura el capítulo como si fueran cinco minutos. Queda sólo un capítulo para darle cierre final a la aventura, aunque dudo que sea tan fantástico como para alcanzar mis expectativas originales.

¿LO JUEGO?

El mejor capitulo en algunos aspectos y el peor en otros. Sigue siendo disfrutable, pero mejor esperar a que salga completo.

Lo Bueno

  • Los momentos fuertes son únicos.
  • Mejoró el ritmo con respecto a episodios pasados.

Lo Malo

  • La involución total de Daniel.
  • El hilo conductor de toda la aventura sigue siendo pobre.
6.5

¿Por qué no?

Facundo Maciel
Facu ya no es el checkpointer más joven, pero si el mas alto. Prefiere jugar en las consolas de Sony, aunque también le gustan las portátiles de Nintendo y en lo posible escapa de la PC como plataforma de videojuegos. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre.