Final Fantasy XV

PS4 Xbox One
Follow

Final Fantasy XV FINAL FANTASY XV – EPISODE DUSCAE

Alivio. Felicidad. Esperanza. Así empiezo esta nota: describiéndoles lo que esta demo que no alcanza ni las tres horas de duración me hizo sentir. Y no es poca cosa.

Después de despedirse de una generación con una entrega tan majestuosa como lo fue Final Fantasy XII, las palabras no alcanzan para dejarles en claro la emoción con la que esperaba la siguiente iteración, no sólo por mi ya veterana pasión por la saga en sí, sino porque vería la luz en la nueva generación de las consolas HD. Además, no sólo se anunciaba el próximo –pompa y circunstancia- Final Fantasy numerado, sino que lo acompañaba una serie de spin offs, que en su totalidad abarcarían lo que se dio a conocer como la Fabula Nova Crystallis, la cual, en un principio, iba a estar conformada por el Final Fantasy XIII, Final Fantasy Agito XIII y Final Fantasy Versus XIII.

Los tiempos de producción y la respuesta del público, entre otros factores, cambiaron este paradigma, dejándonos de esa manera con el Final Fantasy Type 0 (ex Agito XIII), salido para la PSP sólo en Japón –con una excelente recepción y crítica-, y con la incertidumbre de qué pasaría con el Versus, el cual bastante tiempo después fue replanteado como el –nuevamente pompa y circunstancia- Final Fantasy XV.

Esto nos dejó a la postre que la Fabula Nova Crystallis terminaría compuesta por el Final Fantasy XIII, Final Fantasy XIII-2, y Lightning Returns: Final Fantasy XIII, arca que a fin de cuentas le costaría toda una generación desarrollarse.

Es la opinión de quien escribe –y de muchos otros adeptos a la Fantasía Final de Sakaguchi- que la historia de Lightning quitó mucho más de lo que aportó a la saga, ya sea dándonos personajes insulsos o por demás ridículos, o brindándonos un gameplay llano, sin desafío, y por demás limitado por la linealidad de los escenarios a recorrer. De esa manera, no es difícil entender cómo, quienes comparten esta postura, luego de toda una generación de desaciertos y decepciones, habíamos casi perdido la fe en que Final Fantasy volvería algún día a encontrar su norte.

Y esto no sólo fue culpa de Lightning y compañía, sino de muchas otras decisiones por demás cuestionables por parte de Square Enix, como por ejemplo –perdón, tengo que nombrarlo- el infame, desagradable e insultante…¿lo digo o no?…Final Fantasy: All the Bravest. Listo. Lo dije. Rápido, como sacar una curita.

Pero parece que alguien en Square Enix se despertó. Ese alguien pensó que sería buena idea relanzar en HD uno de los últimos Final Fantasy que han sido aplaudidos por el público, y ahora tenemos el Type 0, una de las entregas más oscuras y serias de la saga, corriendo en alta definición en nuestras Playstation 4. Y ese alguien también creyó buena idea sumarle a éste la demo, titulada Episode Duscae –haciendo alusión a la zona del juego que recorreremos-, del próximo Final Fantasy XV. ¿Se entiende que ese alguien debería ser nombrado CEO de Square Enix, no?

Noctis y compañia tomándose un break.

Ahora bien, al grano: sí, como ya seguramente se imaginan, Episode Duscae me gustó. De hecho, me encantó. Esa magia casi indescriptible que fue siempre parte de Final Fantasy volvió, y me animaría a decir que con refuerzos. Personajes interesantes, un mundo rico y explorable, fauna por doquier; lanzas de Dragoon y Chocobos; Cid. La base está. Y si a eso le sumamos lo que parece ser una historia por demás atractiva, personajes que divierten por la forma en que interaccionan entre sí, y un gameplay dinámico y complejo, parecería que nos encontramos con la fórmula que va a hacer que Final Fantasy vuelva a su gloria.

En este momento se preguntan: “¿y en la demo qué hacemos? ¿Tenemos un mercenario con amnesia que debe enfrentarse a un semi-dios? ¿Un grupo de adolescentes pertenecientes a un colegio militar que deben derrocar a una hechicera que controla el tiempo? ¿Una estrella de wáter polo que es transportado a otra realidad?” No. Se nos rompió el auto y tenemos que conseguir el dinero para pagarle a la mecánica, y para eso debemos cazar un Behemoth con mala reputación y precio en su cabeza. Brillante, ¿no?

Cindy, la bella hija de Cid.

La fauna de Duscae corriendo peligro de extinción.

Se anduvo diciendo y conjeturando que el gameplay iba a resultar semejante al de Kingdom Hearts. Por suerte, nada más alejado de la realidad. Y no lo digo porque éste sea malo –todo lo contrario, en realidad-, sino por el hecho de que no creo que hubiese sido propio para la atmósfera y el ritmo que parece querer plantear Final Fantasy XV. Despídanse de las peleas por turnos y escenarios dedicados; todo es en tiempo real. Un Action RPG hecho y derecho.

Noctis, príncipe y personaje principal, camina, trota, corre y salta por todo Duscae. A la hora del combate, invoca armas como espadas cortas y largas, o lanzas, con las cuales podemos hacer largos combos. También debemos estar atento al esquive –que consume MP-, y a los contraataques, ya que son de vital importancia para no perecer ante el primer enemigo que nos desafíe.

Como es lógico, el Real joven no está solo, y lo acompañan sus amigos/súbditos/mayordomos/no se qué son porque no lo especifican Ignis, Prompto, y Gladiolus, con quienes la conversación es casi constante y la interacción a la hora del combate es excepcional, tanto al momento de combinar un ataque como también de asistir a los caídos. Ellos te llamarán la atención cuando haya algún cartel o ítem que se te pasó por alto en la inmensidad de tus alrededores, o te avisarán de que la retirada es la mejor opción porque se encuentran sobre-exigidos por la pelea que afrontan.

Mención aparte merece el sistema de leveleo. La experiencia que acumulemos, ya sea por la matanza descontrolada que hagamos de cuanto animal se nos cruce o al satisfacer los requerimientos de una quest, no se nos será adjudicada al momento, sino que se nos imputará una vez que acampemos en uno de los tantos puntos que se nos ofrecen en el mapa. Además de disfrutar de las comidas hechas por Ignis, que al despertar nos brindarán atributos temporales tales como inmunidad a los status negativos o mayor fortaleza de ataque, entre otros.

Los demás detalles de la historia nos son extraños, pues Episode Duscae no ahonda en ella. Sólo nos da un pequeñísimo adelanto de lo que está pasando una vez que lleguemos al final; y qué manera de llegar al final. Cuando liquiden al Behemoth acuérdense de éstas líneas y dejen un comentario, por favor. Espero les guste tanto como a mí.

Dead-Eye, nuestra presa... ¿o cazador?

“Sí. Está bien. Todo muy lindo, pero ¡¿cómo se ve?!” Tranquilo. No obstante los ya anunciados 900p de resolución y las previstas bajas de frame rate, el juego se ve maravilloso. Tendrá que ser analizado el producto final al momento de su salida, pero no se puede negar que Square Enix se encuentra más que bien encaminado.

En definitiva, pareciera que finalmente Noctis vino a pedir disculpas en nombre de Lightning, y a mostrarnos que, aún planteando una fórmula nueva y dejando de lado lo que antaño parecían principios pétreos de gameplay en la saga, Final Fantasy está listo para reclamar su trono. Queda en nosotros exorcizarnos del veneno que tengamos, abrir la mente, y darle la oportunidad. Ojalá no nos defraude.

EPÍLOGOEpisode Gurúæ

Si a vos no te importa nada de lo que dije, y querés peleas por turnos, jobs y levelear a lo pavote, haceme caso y jugá Bravely Deafult, el hijo no reconocido de los clásicos Final Fantasy.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!