Dragon Ball Xenoverse Review

Facundo Maciel

Luego de tantas decepciones, llega al mercado un juego que le hace justicia al anime más conocido de todos los tiempos.

Xenoverse viene a cambiar la historia de los juegos de Dragon Ball. Combina varios elementos de entregas anteriores para crear un producto fresco y lleno de sorpresas para los amantes de la saga.

Trunks del futuro es ahora parte de un escuadrón del tiempo, encargado de arreglar cualquier anomalía que pueda cambiar la historia que todos conocemos. Para enfrentar una amenaza que se avecina, le pide a Sheng-Long, que invoque a un guerrero poderoso, capaz de ayudarlo.

Ese guerrero somos nosotros. Tenemos para elegir entre cinco clases: humano, saiyan, namekusein, majin (la de Buu) y la raza de Frieza. Cada una en su versión masculina o femenina y posibilidades generales de customización como la altura, la contextura física y los colores.

El editor nos dejará crear nuestro personaje soñado de Dragon Ball.

El editor nos deja crear nuestro personaje pudiendo elegir la clase que más nos guste de entre las conocidas de la serie.

¿Las fuerzas especiales Ginyu?

Nuestra misión es ayudar a Trunks a resolver anomalías que se presentan en determinados momentos de la historia original.

Antes de iniciar cada rescate se nos muestra el peor final posible. Estos son muy interesantes y originales. Van más allá de simplemente ver al malo ganando por fuerza; utiliza recursos inteligentes dando lugar a futuros verosímiles en el mundo de Dragon Ball. Por dar un solo ejemplo, Nappa transformándose en un mono gigante.

Así, nuestro personaje entra en escena justo a tiempo y ayuda a acomodar la historia a “cómo debería ser”. Además de esto, vamos a encontrarnos con una amenaza propia del juego: los responsables de todo el caos. Estos son enemigos dignos de la saga, con sus motivaciones y sus objetivos. Es una historia bien contada, que nos va a hacer pensar que estamos viendo una nueva temporada.

Justamente es en la forma en la que se cuenta la historia en donde el juego brilla. Se aleja de las aberraciones que eran algunos de los juegos anteriores, donde se nos ponía en contexto únicamente mediante texto y, en cambio, utiliza tanto escenas de anime -principalmente para la historia original del juego- como cutscenes. Estas últimas vienen en dos variantes, las que involucran situaciones nuevas debido a las anomalías; y las que imitan a la perfección momentos particulares que vivimos en su momento. La última vez que pudimos ver esto tan bien logrado, fue en “Burst Limit” (primer juego de la generación pasada).

Spoilers, Picoro muere.

Vamos a revivir los mejores momentos de la saga mediante cutscenes armadas con el motor del juego.

Mister Satán nos toma de aprendices.

Gráficamente es polémico: si bien se puede ver la mejora en relación a títulos anteriores, no alcanza la calidad que podría lograr. Esto se evidencia al compararlo con las otras franquicias pertenecientes a Namco-Bandai, especialmente la de Naruto. Posiblemente se deba a que no se desarrolló exclusivamente para esta generación.

Además del modo historia, tendremos que hacer misiones paralelas. Son varias misiones no obligatorias, que suelen constar en derrotar a varios enemigos en un contexto propio de la saga. No es necesario realizarlas con nuestro personaje, sino que podemos utilizar cualquiera que hayamos desbloqueado.

También podemos encontrar personajes paseando por la ciudad del juego. Algunos nos pedirán que los ayudemos a cumplir su objetivo y otros nos tomarán como discípulos.

Nuestro personaje sube de nivel y con ello, tenemos que asignar puntos de habilidad en diferentes atributos. También aprenderemos habilidades avanzando en las misiones, tanto en la historia principal como en las paralelas; comprándolas en el mercado de la ciudad o con el entrenamiento de nuestro maestro. Todo aporta a una gran customización. Donde de verdad nos vamos a entretener armando a nuestro personaje ideal es en las vestimentas.

Podemos modificar las prendas en la parte superior del cuerpo, la inferior, las manos, los pies y un accesorio. Prácticamente toda prenda que haya estado alguna vez en el universo de Dragon Ball estará disponible para utilizar, además de algunas nuevas. Estos factores son los que nos demuestran que los desarrolladores del juego hicieron un buen trabajo en analizar el material fuente.

Gotenks se prepara para luchar.

El combate también se renovó. Contamos con tres barras: una de vida, una de ki y otra de energía.

Los comandos básicos nos permitirán realizar un golpe fuerte, uno débil, saltar, volar, cubrirnos y lanzar ráfagas de ki. Si realizamos pequeñas combinaciones podemos efectuar agarres, combos, empujes y esquives. Estos últimos nos consumen la energía.

Pero lo que principalmente hace diferente esta experiencia, es la posibilidad de asignar los ataques previamente aprendidos, como si se tratara de un juego de rol. Estos nos consumen el ki, y algunos más específicos, también nos consumirán la energía.

Podemos asignar habilidades específicas como si se tratara de un juego de rol.

En líneas generales, el combate es más que correcto. Si bien hay fallas, como algún ataque desbalanceado, o luchas con un pico de dificultad en momentos inoportunos, se logra una experiencia disfrutable.

Otro punto clave, es el modo online. Se puede disfrutar tanto de las misiones paralelas como de un modo versus. Puede haber hasta seis jugadores simultáneos en una partida.

Mientras estamos en la ciudad, hay dos maneras de visualizar a otras personas: Una es viendo su avatar como un NPC fijo, pudiendo mandar una solicitud amistad; y la otra, es verlos a todos en tiempo real. Esta última es un desastre en su implementación, ya que no es nada fluida, y nos aparece una infinidad de personajes de golpe.

Esto no es un problema ya que se puede utilizar un matchmaking con posibilidad de invitar gente ignorando la interacción en la ciudad. Además, se nos ofrece la opción de armar equipos fijos, pero no hay forma sencilla de invitar a uno de nuestros amigos. Imperdonable para los tiempos que corren.

Una infinidad de gente nos va a aparecer de golpe.

Al tomar elementos de varios juegos anteriores, se vuelve necesario identificarlos y ver si hay un cambio sustancial. El combate, como mencionamos anteriormente, toma su base de los “Budokai Tenkaichi”, al igual que las últimas cuatro iteraciones previas a “Xenoverse”. Esta entrega es ampliamente mejor que las últimas cuatro mencionadas, pero –incluso con la gran cantidad de técnicas- no supera la diversidad de su mayor exponente. También, toma una estructura similar a “Legends” al poner los nombres a los costados, uno arriba del otro siendo el primero el más grande; un buen homenaje.

De “Ultimate Tenkaichi” toma la idea de crear tu propio personaje. En esta ocasión, se implementa infinitamente mejor, tanto las posibilidades de customización, su relevancia en la historia y su balance como personaje jugable. Y, por último, de “Battle of Z” toma la idea de jugar cooperativo/competitivo entre varias personas de forma online. En este caso mejora cuando cada personaje pelea por su cuenta en el mismo escenario, pero empeora cuando las peleas son dispares. La diferencia recae en que no aparecen los “combos compartidos” por lo que los ataques se pisan perdiendo un poco de credibilidad.

No sólo los malos serán nuestros rivales.

Al leer hasta aquí, se habrán dado cuenta de que es necesario saber de la fuente de origen y haber pasado por algunas de las iteraciones anteriores. Es obligatorio conocer la historia para disfrutar realmente del juego.

No se puede pasar por alto como derrapa el modo historia al llegar al arco argumental de Cell. Salta de la victoria contra Frieza al “Torneo de Cell” obviando todas las interacciones con los androides y la aparición de Trunks del futuro en esa pelea. Algo triste ya que a lo largo del juego, el Trunks protagonista nos va comentando –con su voz saliendo del control- datos interesantes, pero nunca llegamos a ver que dice de su propio momento de gloria en la serie. Simplemente porque no se incluyó.

Este juego es difícil de calificar. Hay varios elementos que hacen al juego sobresaliente pero, al mismo tiempo, no recomendable para todo el mundo. Las primeras misiones nos hacen pensar que el juego es mucho mejor de lo que realmente es, ya que cae abruptamente en la saga de Cell pero retoma llegando al final. La fidelidad con la que se trabajó sobre la fuente de origen es sorprendente, tanto en las posibilidades del editor, las cutscenes, la ropa, las charlas entre personajes y los ataques. Otro punto fuerte es cómo, por primera vez, se logra ofrecer una mirada distinta a una historia que todos conocemos. Si bien el combate es mejor que en las últimas entregas, no es tan profundo como podría serlo. Sin embargo, logra hacer las peleas frenéticas y entretiene por incontables horas.

Por la forma en cómo está planteada la historia, nos perdemos de conocer personajes como Número 16, 19, 20, Zarbon, Dodoria, la mayoría de las formas de los tres antagonistas principales, entre otros. Como no se cuenta la historia original –la gracia es ver los cambios que suceden- se torna muy poco recomendable para gente que no la conozca.

Por último, hay que decir, que si se quiere hacer el mejor juego de Dragon Ball hasta la fecha, no hay que escatimar en recursos, incluir personajes via DLC o ignorar algunos, no es aceptable. No hay producto luego de “Budokai Tenkaichi 3” que lo haya superado en este aspecto y estamos hablando de PS2. Sin embargo, Xenoverse logra posicionarse muy bien por todos los elementos antes mencionados.

En conclusión, es un juego que –exclusivamente- cualquier seguidor de la saga, tarde o temprano, tiene que jugar.

¿LO JUEGO?

Si te gusta Dragon Ball, es obligatorio. Sino, no vale la pena.

Y Checkpoint Radio que opina?

guru_web

Esto es la panacea para todo amante de Dragon Ball! Claro que objetivamente el juego puede no ser tan bueno, pero es evidente que para el fanático NO HAY CHANCE de pasarla mal.

Ups! Mirá…el juego se compró.

dieguito_web

Jamás vi un capítulo de Dragon Ball. Se que Goku es el morocho de los pelos parados y nada más. ¿Se imaginarán cuanto me interesa este juego, no?

vani_web

Por el amor que le tengo a Dragon Ball y porque me muero por crear mi guerrera saiyan en el editor y pelear con ella lo voy a jugar, “¡¡¡A CÓMO DÉ LUGAR!!!” jeje.

seba_web

Amo Dragon Ball en todas sus sagas, y también soy seguidor de algunos de sus juegos. Muy bueno que Facu deje en claro que es imprescindible para los fans de la serie.

diegote_web

Realmente la vuelta de tuerca que le dieron al tema de la historia, es la excusa cuasi perfecta para darle una oportunidad a este juego. Sinceramente, yo abandoné la saga de juegos de Dragon Ball después del Budokai 3, el que se jugaba como 2D Fighter. Nunca me adapté al sistema de control de los Tenkaichi. Como mínimo dado que hace añares que no juego una iteración de esta franquicia, tengo muchísimas ganas de probarlo. La realidad, es que lo único que no quiero es que salga Xenoverse 2 el año que viene. Dejen pasar 2 añitos por favor, no se conviertan en Assasin’s Creed que no terminas de jugar un juego y ya ves los trailers del próximo!

Lo Bueno

  • Historia original con nuestro propio personaje.
  • Fidelidad con el material de origen.
  • Las cutscenes (tanto las originales como las que reflejan momentos de la serie).
  • Gran cantidad de objetivos por cumplir.

Lo Malo

  • Algunas malas implementaciones del sistema para jugar online.
  • Se ignoran momentos importantes de la historia.
  • Falta de combos entre varios personajes a la vez como sucedía en Battle of Z.
8

¡A no dejarlo pasar!

Facundo Maciel
Facu ya no es el checkpointer más joven, pero si el mas alto. Prefiere jugar en las consolas de Sony, aunque también le gustan las portátiles de Nintendo y en lo posible escapa de la PC como plataforma de videojuegos. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre.