Assassin’s Creed Chronicles : China – Review

Vanina Carena

Assassin’s Creed Chronicles China es la primera parte de una sub-saga (dentro de la gran saga Assassin’s Creed) de tres juegos ambientados en diferentes lugares (China, India y Rusia) y con distintos protagonistas. En este primer juego, controlaremos a Shao Jun, una discípula de Ezio Auditore que ha logrado sobrevivir a la aniquilación de la hermandad china de asesinos a la que ella pertenecía.

“Hasta que no hayas vivido la sed de venganza, no podrás conocer la ira de la que se alimenta”, Shao Jun.

El juego transcurre en la China del siglo XVI, cuando la Dinastía Ming empezaba a desmoronarse. Después de haber sido entrenada por el legendario asesino Ezio Auditore en Italia, nuestra protagonista Shao Jun,  regresa a su patria para cobrar venganza contra un grupo de templarios eunucos -liderados por Zhang Yong- que habían aniquilado a casi toda la Hermandad de asesinos a la cual ella pertenecía. Entonces, Shao Jun decide dejarse capturar por el enemigo y así, con nuestra asesina prisionera en una celda, comienza la aventura…

Los tres protagonistas de cada uno de los juegos de Assassin’s Creed Chronicles.

Así es como se ve el Assassin’s Creed Chronicles China.

Este juego trae a la saga una bocanada de aire fresco y una innovación y renovación en cuanto a sus mecánicas y su estética. No sólo por desarrollarse en un plano 2.5 D (ya que contamos con los ejemplos de Assassin´s Creed porteados para Nintendo DS), sino también por su arte, que está inspirada en los clásicos tapices orientales, y por lo tanto, dista mucho de aquello a lo que nos tenía acostumbrados la saga: escenarios lo más fieles a la realidad posible, totalmente tridimensionales y con texturas extremadamente verosímiles.

Este juego trae a la saga una bocanada de aire fresco y una innovación y renovación en cuanto a sus mecánicas y su estética.

La estética de los escenarios -como ya adelanté- es muy particular y bella, los fondos y objetos parecen pintados a mano con acuarelas y tinta china, en una paleta de colores donde predominan los rojos, marrones y negros, muy al estilo de las pinturas orientales. Hasta las cutscenes presentan esta estética, ya que están levemente animadas y la idea principal es hacernos sentir que estamos observando un lienzo, donde la historia está contada a través de las pinceladas.

A diferencia de los escenarios, los personajes se ven muy reales y están modelados en 3D a través del Unreal Engine.

La modalidad del juego consiste en ir atravesando los escenarios -que como ya mencioné están hechos en 2.5 D- muy al estilo Prince of Persia (el antecesor espiritual de la saga), superando los obstáculos y los enemigos; pero con una gran dosis de stealth. Resulta un poco difícil no encontrar un parecido importante con el juego Mark of the Ninja, que tan buen impacto tuvo en el mundo gamer… ¿Será posible que la enorme y reconocida empresa Ubisoft se haya inspirado en un juego indie para crear uno de sus Assassin’s Creed?

Las Cutscenes: verdaderas obras de arte dignas de las más hermosas pinturas chinas.

Nuestra protagonista tratando de pasar desapercibida. El color rojo nos indica por donde podemos subir.

Los enemigos cuentan con un “cono de visión” que debemos evitar si no queremos que nos descubran. También se desplazan por los escenarios, vigilan, miran a un lado y al otro, conversan con sus compañeros (vale la pena destacar que lo hacen en chino, algo que me gustó y me llamó mucho la atención), etc.; pero no son dueños de una inteligencia artificial demasiado desarrollada. La verdad es que -en cuanto le agarremos la mano al juego- no nos va a costar mucho evadirlos, ya que no se dan cuenta de nuestra presencia hasta cuando es totalmente evidente. Hay veces que prácticamente les pasamos “delante de sus narices” y no pasa nada, cosa que puede molestar un poco al gamer más exigente. Y si por esas casualidades de la vida nos llegan a descubrir, la alarma dura muy poco, y para librarnos de ellos alcanza con alejarnos un poco ya que su radio de acción es bastante limitado.

Nuestro objetivo es avanzar sin que nos detecten, haciendo uso de todos los métodos para distraer que tenemos a nuestra disposición -y que serán cada vez más a medida que avancemos en el juego-, como la vista de águila propia de todo asesino, un silbido que podemos emitir en determinado lugar para llevar la atención hacia allí, o fuegos artificiales que aturden a los enemigos cuando se los arrojamos. El clásico “montón de heno” también está presente, claro, y allí podremos escondernos cómodamente para pasar desapercibidos como es costumbre en la franquicia.

Resulta un poco difícil no encontrar un gran parecido con el juego Mark of The Ninja, que tan buen impacto tuvo en el mundo gamer… ¿Será posible que la enorme y reconocida empresa Ubisoft se haya inspirado en un juego indie para crear uno de sus Assassin’s Creed?

Podemos luchar contra nuestros enemigos, pero también podemos elegir no hacerlo.

Si el sigilo no es lo tuyo, te diría que no juegues este juego, pero la opción de la confrontación y la pelea también está, ya que contamos con armas para defendernos. De todas formas, pocos de los enfrentamientos son obligatorios. El juego tiene diferentes categorías en las cuales iremos subiendo de nivel según cómo elijamos jugar: podemos ser sigilosos y pasar desapercibidos sin tener que acudir a la violencia; asesinar, pero sin ser vistos; o directamente enfrentar a los enemigos con las armas. Pero, si queremos, podemos pasar todo el juego casi sin tener que enfrentarnos, teniendo la destreza y la sabiduría para usar las armas, pero haciéndolo lo menos posible, tal y como han planteado -milenariamente- muchas de las artes marciales orientales.

El juego tiene diferentes categorías en las cuales iremos subiendo de nivel según cómo elijamos jugar: podemos ser sigilosos y pasar desapercibidos sin tener que recurrir a la violencia; asesinar, pero sin ser vistos; o directamente enfrentar a los enemigos con las armas.

Al concluir una fase seremos evaluados: nuestra puntuación será mejor si hemos completado los objetivos secundarios, que generalmente tratan de rescatar a rehenes o eliminar a un enemigo en particular. Esta puntuación servirá para ir desbloqueando movimientos y habilidades.

En cuanto a los controles, no hay nada destacable para mencionar, sólo que son “correctos” y -también en este aspecto- sentiremos la reminiscencia al Mark of The Ninja. Hay que admitir que el juego está muy bien logrado, su estética es hermosa y logra mantenernos entretenidos. No vamos a sentirnos decepcionados, pero tampoco vamos a sentir que acabamos de jugar un GRAN juego. Si bien estamos ante una variación interesante con respecto al resto de los Assassin’s Creed, variación que nos viene muy bien a aquellos a quienes tantas iteraciones de las saga nos habían terminado cansando, no estamos tampoco ante un exponente de verdadera originalidad para los videojuegos, ya que Assassin’s Creed Chronicles China no está haciendo nada que no hayamos visto antes.

El juego está muy bien logrado, su estética es hermosa y logra mantenernos entretenidos. No vamos a sentirnos decepcionados, pero tampoco vamos a sentir que acabamos de jugar un GRAN juego.

Lo verdaderamente interesante que tiene este juego (y, en realidad, la saga a la cual pertenece: Chronicles), es que amplía el universo de Assassin’s Creed. Los personajes de Chronicles no necesitan ser introducidos, de hecho, en este juego del que vengo hablando, empezamos a jugar con Shao Jun sin que nos digan casi nada de ella, como si ya la conociéramos desde siempre. Y es que, de hecho, casi que es así, porque forma parte de todo ese mundo que rodea Assassin’s Creed y que lo hace ser mucho más que sólamente un videojuego (o varios), ya que apareció en la película animada “Assassin’s Creed: Embers” (producida por UbiWorkShop en 2011), y en una de las novelas de Oliver Bowden, “Assassin’s Creed: Revelations”.

Nikolai haciendo de las suyas en el cómic.

Lo mismo pasa con los otros personajes de Chronicles: por ejemplo, Nikolai Orelov, el asesino ruso, es muy conocido por aparecer en los cómics de la saga (también salió en un videojuego hecho para Facebook llamado Assassin’s Creed: Project Legacy, creado para promocionar el juego Assassin’s Creed: Brotherhood); y el asesino indio, Arbaaz Mir, tampoco nos resulta un extraño, ya que apareció en la novela gráfica Assassin’s Creed: Brahman (publicada por UbiWorkShop, pero en 2013).

Mi veredicto final sería, que es un lindo juego que vale la pena jugar, ya que cambia un poco lo que Assassin’s Creed suele ser y además expande su universo; pero que no esperes que sea “la posta misma de la vida” porque de esa manera te puede llegar a desilusionar.

¿LO JUEGO?

Sí, es un juego entretenido con una estética hermosa. Vale la pena ser jugado.

Y Checkpoint Radio que opina?

guru_web

Muy lindo juego, y muy lindo aporte a la saga, pero con el tiempo se vuelve un poco repetitivo, problema no del todo mayor por la corta longitud del juego. Si sos fana de la saga, te debés aunque sea probarlo, ya que supo agarrar lo mejor de Prince of Persia y Mark of the Ninja, agregándole un hermoso aspecto visual. Si, al contrario, Assassin’s Creed nunca fue lo tuyo…probalo igual, porque hasta capaz lo disfrutás aún más por ser un tipo de juego completamente diferente a lo que se nos tenía acostumbrados.

dieguito_web

Si bien ya estamos un poco saturados de Assassin’s Creed, el cambio rotundo en las mecánicas de gameplay lo hacen muy interesante, sobre todo porque sus “influencias” del ninja Marcos son muy bienvenidas. Lo jugué muy poco por ahora, para echarle una probadita nomás, y me gustó mucho.

diegote_web

Un juego tiene una chance de que lo pruebe por el sólo hecho de ser platformer. Si encima copia a “Marcos el ninja” y le pone una estética artísticamente tan bella, no cabe duda de que lo voy a jugar. Que amplíe el universo de Assassin’s Creed la verdad que me importa un bledo, lo voy a jugar pura y exclusivamente por las razones arriba mencionadas. La saga me tiene harto, leer a Vani y escuchar a Guille al aire hablar del universo expandido en cómics como si todo el mundo supiera de eso (¿¡Quien carajo es Nikolai por favor!?), me genera más hartazgo, es más, ya no sé si voy a jugar este juego. 🙁

Lo Bueno

  • Es entretenido.
  • La estética es hermosa.
  • La historia amplía el universo de Assassin’s Creed, utilizando personajes que ya aparecían anteriormente en otros lugares, como cómics o películas.

Lo Malo

  • La IA de los enemigos no es muy buena. Resulta fácil evadirlos.
  • El juego es innovador en cuanto a lo que respecta a la saga Assassin’s Creed, pero no representa una innovación más global, ya que el gameplay es muy parecido a Mark Of The Ninja.
7

Bien logrado

Vanina Carena
Vani disfruta de los videojuegos desde muy chica. No tiene especial preferencia por una consola en particular, pero jugó más en las consolas de Sony. Su género favorito es el Survival Horror, pero también le gustan muchos juegos de aventura y acción. Además de formar parte de Checkpoint, tiene un emprendimiento llamado Miss Pacman, a través del cual vende ropa y accesorios con temática Gamer. Fuera del ámbito, trabaja en un colegio secundario y está por recibirse de profesora.