Zenzizenzic Review

Diego Komodowski

De la mano de una nueva empresa indie que tuvo un kickstarter exitoso y con la ayuda para publicar de AdultSwim y su división de videojuegos, nos llega Zenzizenzic, un shooter de naves super adrenalínico y harto psicodélico.

Zenzizenzic es un bullet hell tan particular como su nombre. A nivel control es igual que otros juegos del género: si utilizamos el esquema con teclado, pilotamos nuestra nave con “WASD” y apuntamos y disparamos con el mouse; si usamos joypad, lo cual recomiendo -pese a que está mal indicado por Steam, es definitivamente el control en el que fue diseñado el juego- nos movemos con el análogo izquierdo y disparamos con el análogo derecho. Es un clásico juego en el que la pantalla es fija, y los enemigos ingresan desde arriba, derecha o izquierda para atacarnos.

Al igual que en Resogun, el juego está dividido en cinco niveles y además se puede elegir entre tres dificultades: normal, hard y very hard. Estos niveles se juegan de manera totalmente independiente, pero para poder acceder a los siguientes tenemos que acumular puntos, los cuales nos servirán como moneda para poder desbloquearlos.

A veces entendemos todo a la perfección...

Por momentos nos encontramos rodeados de un verdadero infierno de balas enemigas.

A veces se complica un poquito...

¿Pero qué tiene tan particular? La respuesta yace en el apartado gráfico. Los diseños se basan totalmente en un estilo geométrico, con tres colores básicos: blanco -usado como fondo base general-, negro como “trazo” de dibujo de cada objeto, y uno o dos colores para los enemigos y sus disparos.

Cabe aclarar que el color de los enemigos cambia en cada nivel del juego y que algún que otro tono puede aparecer, pero que los básicos son los ya mencionados. Nuestra nave, por su parte, es un cuadradito azul con un centro giratorio negro, que hace las veces de “hit point”, es decir el lugar en el que si nos tocan, explotamos. Si nos llegase a acompañar otro jugador, su nave será idéntica a la nuestra, pero en color rojo y compartirá escenario con nosotros.

Como se puede apreciar en las imágenes que acompañan este texto, lo que hacen con la geometría -compuesto mayormente por formas cuadradas-, los simples colores y algunas tonalidades es simplemente psicodélico y caótico.

Si hablamos del gameplay, como ya se dijo, nos movemos con el stick izquierdo y disparamos con el stick derecho. Cuando nuestros enemigos mueren, dejan unos restos grises que funcionan cual orbes, y al pasarles cerca los absorbemos acumulándolos en una barra secundaria. Ésta se utiliza para los disparos especiales: en su configuración original, con RB disparamos una especie de micro misiles autodirigidos y con LB una literal barra de láseres que destrozan todo lo que tocan.

El control base tiene un aditamento más que interesante: utilizando RT la nave se mueve mucho más rápido y con LT lo hace extremadamente lento. Este sistema permite que cuando nos cae encima un infierno de balas enemigas, podemos movernos con precisión en espacios muy pequeños, y que cuando estamos en una situación en apuros y sólo tenemos un huequito de escape que se está cerrando, podemos acelerar al máximo hacia una zona más despejada y reacomodar nuestra estrategia.

Los bonus levels son un desafío sólo para los que tengan extrema paciencia.

Sí, los bosses disparan un montón.

Este es el primer bonus level.

Cada nivel del juego tiene un boss final y además, si acumulamos la suficiente cantidad de puntos antes de llegar al jefe, un bonus level. Los últimos merecen una mención aparte. Cada uno es un desafío a nuestros reflejos. No tenemos que destruir nada, simplemente debemos evitar que cualquier parte del escenario nos toque; si lo hace, perdemos todo el bonus completo.

En el caso de la imagen de la izquierda, el escenario baja continuamente y nosotros tenemos que seguir por los pasillos que ofrece sin tocar ningún borde. En otro caso aparecen formas semitransparentes cubriendo casi toda la pantalla, y nuestro objetivo es movernos rápidamente a los huecos que dejan libres antes de que se materialicen. Parecen simples, pero no lo son en absoluto; de por sí, pueden ser de los momentos más frustrantes del juego.

Las cosas que podemos desbloquear con los puntos obtenidos son: cada uno de los cuatro niveles restantes al inicial; un modo en el que se nos desafía a pasar los cinco niveles de un sólo tirón -complicadísimo-; cada uno de los bonus levels para poder practicar de manera individual -es necesario haber llegado al bonus level por primera vez en cada nivel, para que esté disponible para desbloquear-; y finalmente, antes de comenzar cada partida, podemos desbloquear nuevas armas y asignarlas libremente a LB y RB. Existen cuatro armas desbloqueables en total.

Existe un modo de juego llamado “MACRO” que es un supuesto open world rogue-like que sinceramente, para este redactor, no vale la pena mencionar porque pareciera ser un experimento extra de los desarrolladores, que no tiene absolutamente ningún atractivo. Pero nobleza obliga mencionarlo para que ustedes le puedan dar una chance.

Por último, pero no menos importante, toda esta loca geometría está acompañada de una excelente banda sonora de ritmos frenéticos super electrónicos que no satura, acompaña y ayuda a la inmersión total en el gameplay.

Zenzizenzic es un shooter hecho y derecho con una estética simple pero atrapante, que sirve a la perfección para pasar el rato rompiendo todo y para poner a prueba tu manejo de frustración en ciertos momentos.

¿LO JUEGO?

Para fans del género, es un SÍ definitivo. Caso contrario, dejo mis reservas al respecto.

Y Checkpoint Radio que opina?

guru_web

¿Viste cuando llegás todo estresado del laburo con ganas de matar a alguien? Bueno, en ese momento jugate un Zenzizenzic y sacá el Barreda que hay en vos (¡y en vos!). Muy lindo juego del género, pero jugalo con TOTAL paz mental.

dieguito_web

Un género que de chico disfruté, pero a medida que pasan los años me cuesta más. Sobre todo por la estética de este juego, creo que bajo los efectos de drogas recreativas puede ser una experiencia muy loca. Pero como le digo NO a las drogas, y SI a la pizza… lo voy a dejar pasar.

seba_web

Disfruté pero sufrí mucho en Resogun. Si bien es un género que me llama la atención para pasar un rato entretenido, cuando su dificultad o estética agresiva atentan contra mi cordura, prefiero evitarlo. 😛

Lo Bueno

  • Caos psicodélico.
  • Excelente control.
  • Banda sonora totalmente acorde.
  • Cuesta sólo 9.99 dólares.

Lo Malo

  • Caos psicodélico.
  • Los gráficos pueden pecar de ser simples al extremo.
  • Si bien tiene rejugabilidad gracias a la selección de dificultad, cinco niveles puede resultar poco.
7.5

Bien logrado

Diego Komodowski
Diegote empezó a jugar con el clon de Atari 2600 "Dynacom" y poco tiempo después conoció la ColecoVision y se terminó de enamorar de los videojuegos para siempre. Conductor de Checkpoint radio, actor, coreuta y programador de sistemas; aporta ese granito de arena al proyecto de Checkpoint. Es consolero y tiene un amor olvidado en la Sega Genesis y la Dreamcast. Actualmente juega mucho en Playstation, pero también tiene una PC más o menos Gamer y disfruta de las bondades de Steam. Le encantan los shooters y aventuras en 3ra persona, y si tienen buenos puzzles mejor; en los últimos años se prendió mucho con la onda de los juegos indie.