Farming Simulator 15 Review

Diego De Carlo
PC PS4 Xbox One

Para aquellos que querían vivir la vida del granjero y el Farmville no les alcanza, llega Farming Simulator, el simulador definitivo de actividad agrícola. ¿Querés saber que tan divertido o embolante es esto? Enterate en esta review.

El pasto, el campo, el canto de los pájaros, el viento en los árboles, el olor a bosta, el cacareo de las gallinas, las retenciones, cortes de ruta… la vida del productor agrícola puede ser apasionante, relajante, a veces complicada. Si estás leyendo esta página probablemente no sepas lo que es levantarse a las cinco de la mañana a darle de comer a las gallinas. Para poder vivir la apasionante vida de la granja, llegó este juego. ¿Juego? ¿Es Farming simulator realmente un juego?

Definamos que es un videojuego. Según Wikipedia: Un videojuego o juego de video es un juego electrónico en el que una o más personas interactúan, por medio de un controlador, con un dispositivo dotado de imágenes de vídeo. Esta definición no nos dice nada realmente. Personalmente, creo que un juego es algo que nos permite, valga la redundancia, “jugar a algo”. Así sea a ser un héroe legendario destinado a salvar el mundo o simplemente mover unas fichitas que caen desde arriba.

Las vaquitas no son ajenas.

La vida del productor agrícola puede ser apasionante, relajante, a veces complicada.

La maquinaria a disposición es muy realista.

Con ese análisis, podemos decir que Farming simulator es un juego que nos pone en el papel de un trabajador rural y en el cual “jugamos” a prosperar como tal. Ahora bien, como su nombre lo indica, también es un simulador, y esto cambia totalmente la forma de verlo.

Empecemos analizando las mecánicas. El juego se ve en primera persona y en él controlamos a un granjero invisible. Podemos subirnos a diversos vehículos y maquinaria agrícola, usar herramientas, etc.

Los controles están en pantalla todo el tiempo, mostrando contextualmente las distintas funciones de la herramienta que estemos usando en ese momento. También podemos switchear automáticamente entre las distintas máquinas disponibles, para evitar caminar tediosas distancias entre una y otra.

Una vez dentro de un vehículo o máquina, la mecánica consiste en recorrer un campo en el caso de una cosechadora, recorrer un campo en el caso de un arado, recorrer un campo en el caso de una plantadora de semillas, recorrer un camino en el caso de un tractor con las semillas para llevarlas al depósito… es decir, básicamente recorreremos campos a 7 kilómetros por hora. Si esta tarea no nos resulta lo suficientemente divertida para hacerla manualmente, podemos contratar ayudantes que manejen dicha máquina y nosotros podemos dedicarnos a otra.

Afortunadamente, también hay actividades más emocionantes como cortar árboles, donde usaremos una sierra eléctrica y, si nuestro bolsillo lo permite, grandes máquinas para talar arboles. Luego recorreremos el campo llevando la madera que cortemos.

Hasta ahí nada raro. El mapa además está bien señalizado con íconos de ayuda que al pisarlos nos darán una guía del tipo “este es un campo de trigo, con una cosechadora podés cosecharlo”… ser un granjero parece ser una tarea muy simple.

Probablemente esto sea lo más interesante para hacer en el juego.

El juego no trata sólo sobre manejar tractores, tendremos que encargarnos también de la economía que tiene detrás, mediante la cual elegiremos qué comprar, qué vender, administraremos las cosechas, los animales, pediremos préstamos, etc.

Si sabes qué hace cada una sin usar Google, este juego es para vos.

Pero no, mi chacarero amigo, quizás para un ingeniero agrónomo esto sea muy natural. Para un bicho de ciudad como yo, la tarea puede ser muy complicada. ¿Por qué? Básicamente, las tareas simples como cosechar un campo son bastante obvias, pero en el medio nos encontramos con un arsenal de maquinaria agrícola que podemos comprar y vender, organizada por marca y modelo, donde todas se ven iguales y la mayoría no me quedó del todo claro para qué sirven.

Ok, si querés simulación extrema, la tenés.

El juego no trata sólo sobre manejar tractores, tendremos que encargarnos también de la economía que tiene detrás, mediante la cual elegiremos qué comprar, qué vender, administraremos las
cosechas, los animales, pediremos préstamos, etc
.. El objetivo final del juego es prosperar económicamente y vivir la vida del campo lo mejor posible.

Pero la vida del granjero virtual no es tan solitaria, el juego nos propone también un modo multiplayer donde podremos prosperar agrícolamente junto a nuestros amigos. No esperen nada revolucionario como correr carreras de tractores o lanzamiento de gallinas, simplemente nos podemos meter en la granja de un amigo y ayudarlo a trabajar la tierra.

El juego nos propone también un modo multiplayer donde podremos prosperar agrícolamente junto a nuestros amigos.

También hay una herramienta de compresión de tiempo por si no queremos esperar veinticuatro horas reales hasta que pase un día y, según las opciones que elijamos, los tiempos de cosecha también varían.

Obviamente el juego además cuenta con una amplia variedad de contenido descargable pago que incluye más maquinaria que no sé para qué sirve, pero seguro a más de uno le interesará.

Gráficamente el juego está bien. No es una revolución, pero se ve correcto para lo que esperamos de un juego del género. Los vehículos cuentan con una vista desde el interior también, que no está a la altura de un Gran Turismo o un Driveclub, pero ayuda a la inmersión de todas formas.

Trabajando en equipo

Vayamos a lo importante. ¿Es divertido? La verdad que no y por eso para mi falla como juego. No me malinterpreten, no creo que el juego sea malo, de hecho creo que está bastante bien para lo que propone, y tiene la profundidad necesaria para ser un simulador. Pero por la temática que aborda, me resulta totalmente insoportable. Manejar en línea recta un tractor, para dar una vuelta de 180° y volver a hacer otra línea recta no logró que me parezca divertido. Quizás si sos un granjero en la vida real, tu sueño es manejar maquinaria de primer nivel y vender tus productos sin pelearte con ningún gobierno, este juego te llame la atención; pero así y todo, básicamente estamos simulando un trabajo, y se lo siente así, como un trabajo. Hay gente que lo cataloga como un juego relajante, ya que podés recorrer a tu ritmo tus campos, escuchando a los pajaritos y que el sol te pegue en la pantalla, pero a la vez tenés que pensar en precios, devolver el préstamo al banco, cuidar que no se te eche a perder la cosecha… cosas que no son para nada relajantes.

Analizarlo únicamente como juego o como simulador daría dos puntajes totalmente distintos, pero el resultado final termina siendo el mismo. Es un buen simulador, que como juego es totalmente aburrido, por lo cual no puedo recomendarlo a menos que seas un fanático de la agronomía y ya no sepas como más saciar esa sed de campo y necesites sumar una experiencia digital. Para todos los demás, mejor sigan con la granjita en Facebook.

¿LO JUEGO?

Tiene buenas intenciones y dedicación, pero es lo más aburrido que probé en años. No lo recomiendo.

Y Checkpoint Radio que opina?

guru_web

A ver…todavía estoy lidiando en ver cómo hacer para compatibilizar mi fanatismo por el Splatoon con el resto de los juegos, ej.: saga Witcher, ¿y acaso creen que podría llegar a siquiera PROBAR esto? Neh!

diegote_web

No hay mucho que decir. Pero remarco que, en general, los simuladores son juegos en super especiales. Flight Simulator ha sido éxito en ventas en alguna época y es complicadísimo y super aburrido para mí. Pero para algunas personas es fabuloso que sea así. Ciertamente no creo que lo del juego de simulación de piloto de aviones aplique a la granja. No lo pienso ni probar.

vani_web

Cuando leí que no había “carrera de tractores” con amigos, realmente me desilusioné. Era lo único por lo cual podría llegar a considerar probar el juego, jaja. Trabajar la tierra y esas cuestiones me interesa muy poco, prefiero hacer un maratón de olimpiadas matemáticas televisadas (si es que eso existe). Me divertiría mucho más.

Good

  • Variedad de vehículos y maquinaria.
  • Visualmente correcto.
  • Posibilidad de jugar online.
  • Mecánicas de simulación.

Bad

  • Monótono y aburrido.
  • Muchos aspectos agrícolas no están explicados y no se entienden si no sos granjero.
  • Falta un objetivo o misiones para sumar al modo principal.
5

Cinco para el peso

Diego De Carlo
Diego tiene dos pasiones en su vida, la música y los videojuegos. Juega desde los 4 años, allá cuando los juegos eran apenas un par de píxeles enormes. Hoy en día juega principalmente en Playstation, pero durante su vida su plataforma principal fue la pc, pasando por alguna que otra consola. Sus géneros favoritos son aquellos que hoy están medio olvidados, pero que de a poco van resurgiendo y algunos que por suerte estan vigentes: Aventuras gráficas, simuladores de vuelo espaciales, RPG, Tycoons y FPS.