One Piece Pirate Warrios 3 Review

Facundo Maciel

One Piece, uno de los animes actuales más populares del mundo, desembarca con un nuevo juego al estilo “Dynasty Warriors”.

Es sabido que, hoy en día, One Piece se perfila como el sucesor del éxito rotundo que fue Dragon Ball, ya que es un manga con una adaptación al anime que se sigue escribiendo hoy en día y que, no sólo lleva 700 capítulos, sino que el autor dijo que faltaba un largo camino para su final.

Llega a nuestras manos la tercera iteración de la sub saga “Pirate Warriors”, la rama de los juegos de la franquicia que emula a los “Dynasty Warriors”, género conocido por sus mecánicas hack and slash en niveles amplios repletos de enemigos, que vienen en dos variantes: unidades básicas, las cuales podemos derrotar muy fácilmente de a montones; y jefes y sub-jefes, los cuales requerirán un poco más de estrategia.

El principal atractivo de esta iteración es que se nos relata la historia de Monkey D. Luffy desde el comienzo hasta el momento en que llegó la emisión japonesa. Esta es la principal diferencia con su predecesor, que nos contaba un evento alternativo un tanto complejo, que sólo era disfrutable para los conocedores de la serie.

La idea de adaptar la historia y mantenerla fiel a la de su contraparte dibujada/animada a un videojuego, crea una gran puerta de entrada tanto para fanáticos, como para personas que tenían ganas de incursionar en la saga, pero no querían ver más de 700 capítulos.

La historia de Luffy desde el principio.

Los niveles están adaptados a la historia, desde el principio hasta la emisión actual.

Los cuadros que imitan un manga.

El modo historia se nos relata a través de cutscenes -muy bien logradas- en los momentos más importantes. Para secciones de mediana importancia, se muestra en pantalla un manga virtual que contiene viñetas dinámicas. Para el resto, simples cuadros de texto.

La forma de relatar se integra bien con el gameplay de Dynasty Warriors, interrumpiendo la acción para llevarnos a los diálogos, y adaptando las misiones de la historia a las del juego. Por ejemplo: si en un determinado momento tenemos que rescatar a un personaje, aparecerá un contador de tiempo para que lleguemos, sin importar si tenemos que recorrer medio escenario; si llegan refuerzos, nuestras prioridades cambiarán y deberemos repeler a esas unidades, y un amplio etc.

Un detalle interesante que el juego presenta es que únicamente van a estar habilitados para ser utilizados los personajes que estén presentes en el suceso de la historia que estemos jugando. Esto nos obliga a probar varios de ellos, ideal en este tipo de juego.

A medida que completemos las misiones de la historia, estas se habilitarán en un segundo modo de juego, en donde seremos libres de superarlas con el personaje que deseemos. Existe una alternativa más llamada “Dream Log”, que consiste en un tablero con distintas islas. Para ganar, deberemos conquistarlas todas, cada una con distintos tipos de desafíos.

Una vez en el campo de batalla, contamos con los movimientos típicos: un ataque común, un ataque fuerte y un ataque exclusivo de cada personaje. Podemos combinar estos para crear distintos combos y, a medida que vamos subiendo de nivel, se incrementarán las combinaciones posibles. Además, al llenar una barra de ataque especial, podremos realizar un movimiento devastador.

Nuestra tripulación toma un papel muy importante en las peleas. Cuando un compañero se nos une, tendrá una barra exclusiva para él. A medida que la incrementamos, este segundo personaje sumará un ataque a nuestro combo. Si completamos la barra, entraremos en una sincronización donde todos nuestros movimientos se verán beneficiados con mayor fuerza. Al utilizar el ataque especial en este estado, se hará un golpe final combinado. Como si fuera poco, si hay más de un compañero disponible (como máximo, cuatro) y subimos sus barras al límite al menos una vez, éstos se unirán tanto a la sincronización como al ataque final de manera conjunta.

Estos factores hacen que sea uno de los mejores exponentes del género, aunque todavía falta un largo camino hacia una innovación sustancial. El punto principal que necesita un cambio son las peleas con los jefes, ya que la mayoría de las veces se reduce a un enemigo más fuerte y con más vida.

Derrotaremos un promedio de 2500 enemigos por nivel.

Podemos combinar ataques con hasta cuatro compañeros de la tripulación.

Combinando ataques con la tripulación.

Además, el juego no deja de basarse en la misma fórmula que incontables otros exponentes del estilo, por lo que se sentirá un tanto repetitivo con el tiempo. La mayor dificultad en este caso es saber elegir qué sector capturar primero. Por suerte, todos los modos se pueden jugar a pantalla dividida con un amigo, lo que deja a la repetitividad en segundo plano y hace la estrategia más interesante.

Gráficamente, se ve muy beneficiado en su versión de nueva generación. Los escenarios y los personajes se ven sólidos, logrando una mayor inmersión que su predecesor. Pero la frutilla del postre es el aumento en la cantidad de enemigos en pantalla, algo que notaremos rápidamente al ver cómo se dispara el contador con cada combo que hacemos. Ocasionalmente se vuelve extra caótico, pero en líneas generales va de maravilla con el género.

Por último, hay que hacer mención del sistema de recompensas: Cada cosa que hacemos nos dará algún tipo de beneficio, y cada personaje y acompañante que tengamos recibirá experiencia. Además, al finalizar el nivel nos darán distintos premios, que nos servirán para subir los distintos parámetros. Puede llegar a ser medio confuso, pero por suerte hay una opción para asignar dichos premios automáticamente, otro gran avance con respecto a la entrega anterior.

La forma en la que se divide la pantalla.

One Piece es un anime conocidísimo que nunca me logro enganchar, no sólo por la inmensa cantidad de capítulos, sino por la estética y el diseño de sus personajes. Sin embargo, tenía ganas de darle una oportunidad luego de que sus personajes aparezcan en distintos cross-overs, tanto en juegos como en OVAs de anime.

El juego es la excusa perfecta para ello por dos motivos: el primero es el trato fiel que le dieron al llevarlo a un formato amigable y divertido; el segundo es que, personalmente, me divierten mucho los juegos del estilo “Warriors”. No será el género más profundo, pero es el equivalente a una película pochoclera. A esto se le suma la mejora exponencial que significa jugarlo con un amigo.

Punto a favor se lleva el hecho de que mejora casi todo con respecto al anterior: la historia, los graficos, parte de la jugabilidad y el sistema de leveleo. Esperemos que puedan seguirse superando, ya que no sorprendería ver una secuela en un par de años.

Si bien se perfila como uno de los mejores juego del estilo “Dynasty Warrios”, compartiendo el podio con “Hyrule Warriors” (La Leyenda de Zelda con este formato), el puntaje tiene un techo lógico derivado de la profundidad del género. Sin embargo, si sos fanático de la serie o querés incursionar en ella o te gustan los juegos del estilo, One Piece Pirate Warriors 3 es para vos.

¿LO JUEGO?

Si te gusta la serie o la queres conocer, es el juego para vos.

Y Checkpoint Radio que opina?

seba_web

Soy un consumidor old school de anime, ya que nunca me atreví a incursionar en el rubro después del 2000. Me parece genial que con una licencia tan conocida y popular se plasme en un género que continúa subsistiendo a pesar de sus debilidades. Tal vez sea la excusa para engancharse con One Piece.

diegote_web

Creo que como bien explicó Facu, este juego pertenece a un género muy particular. Me hace pensar que por el género y por el personaje, es sólo para fans de la saga, o aquellos que quieran incursionar en conocer al personaje. No me interesaron nunca los juegos “Warriors” y este no va a ser el caso en que pruebe uno de ellos.

Good

  • Mejoras varias con respecto a su predecesor.
  • Fiel adaptación de la historia original.
  • La posibilidad de jugar todo de a dos jugadores.
  • Cantidad masiva de enemigos en pantalla.

Bad

  • Las peleas con los jefes siguen siendo genéricas.
  • Repetitivo.
8

¡A no dejarlo pasar!

Facundo Maciel
Facu ya no es el checkpointer más joven, pero si el mas alto. Prefiere jugar en las consolas de Sony, aunque también le gustan las portátiles de Nintendo y en lo posible escapa de la PC como plataforma de videojuegos. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre.