Lost in Harmony Review

Diego De Carlo

De la mano de uno de los creadores de Valiant Hearts, llega un juego rítmico para iOS que sorprende en todos sus aspectos.

Si no jugaste Valiant Hearts, aquel juego de Ubisoft ambientado en la Primera Guerra Mundial, ese del perrito que nos enternecía entre tanto cadáver, recomiendo que lo hagas ya que es una experiencia muy interesante.

Si ya lo hiciste, seguro recordás aquellas escenas del auto en las cuales, al compás de la música, iban apareciendo obstáculos que hay que esquivar.

Claramente, el éxito de dichos niveles no fue en vano, ya que dicha fórmula es la mecánica principal de Lost in Harmony, el juego que analizaremos en esta nota.

Kaito y Aya

En el transcurso del nivel, que dura lo que dura la canción elegida para el mismo, moveremos a Kaito y su patineta, viéndolo de frente.

La práctica hace al maestro.

Yoan Fanise, luego de haber creado Valiant Hearts, decidió llevar dicha fórmula a un juego nuevo, mejorándola y ampliándola lo necesario para que funcione como un juego autosuficiente, y el hecho de que sea concebido como un juego mobile le sienta como anillo al dedo.

En Lost in Harmony controlamos a Kaito, un jovencito hábil con su patineta, con la cual recorre distintos niveles llevando en su espalda a Aya, una pibita que, según muestra la conmovedora historia del juego, es muy cercana a Kaito.

El juego es tan simple como efectivo. En el transcurso del nivel, que dura lo que dura la canción elegida para el mismo, moveremos a Kaito y su patineta, viéndolo de frente. Los movimientos posibles son tres: nos movemos para la izquierda, para la derecha o saltamos. Tan simple como eso. Para esto simplemente tocamos la pantalla según para qué lado querramos ir, y haciendo un desplazamiento para arriba, o presionando con más intensidad si contamos con un iPhone 6s y su pantalla 3D touch, Kaito hará un salto que dará envidia al mismísimo Tony Hawk, ya que no cualquiera salta con su patineta llevando a una flaca en la espalda.

A medida que avanza el tema musical, aparecerán obstáculos que pueden venir de frente, de atrás o de los costados. Dichos obstáculos aparecen rítmicamente acorde a la música que va sonando, acompañando golpes de percusión, motivos melódicos, etc..

Además de esto, se suman estrellas que aparecen en distintos momentos, también siguiendo patrones rítmicos, las cuales podremos tocar, mantener o deslizar en el momento exacto para conseguir más puntos -muy similar a Elite Beat Agents de Nintendo DS. Asimismo también hay caminos de estrellas en el recorrido que ayudan a aumentar nuestro puntaje.

Además de esquivar cosas, hay estrellas para agarrar a tempo con la canción.

A medida que avanza el tema musical, aparecerán obstáculos que pueden venir de frente, de atrás o de los costados.

El arte del juego es excelente.

Todas estas mecánicas van acompañadas de un arte visual hermoso, con una estética de anime pintado a mano. Los niveles están numerados como sueño 1, sueño 2, etc. y claramente esto tiene que ver con la ambientación onírica que representan. El aspecto sonoro, como es de esperar, es excelente. Para disfrutarlo al máximo, tal como lo recomienda el juego apenas empieza, es conveniente usar auriculares. La música está compuesta como reversiones de temas clásicos y populares, uniendo magistralmente más de uno entre sí dentro de una sola canción. Además incluye una canción del artista y compositor Wyclef Jean, especialmente creada para el juego. Todas estas canciones son ofrecidas en iTunes en los detalles de cada nivel.

Podemos personalizar nuestra ropa, accesorios y patineta.

Con lo que vimos hasta ahora, ya el juego tiene lo suficiente para ser bueno y disfrutable. Mi sorpresa llegó cuando vi la opción de Niveles de la comunidad.

Lost in Harmony no se queda atrás en la moda de permitir a los jugadores crear su propio contenido, e incluye un editor de niveles donde podemos elegir cualquier canción que esté en iTunes o SoundCloud y poner allí dentro cualquier elemento de los niveles que jugamos en la historia. Si, por ejemplo, quisieras patinar al ritmo de la cortina musical de Checkpoint, podés hacerlo sin problemas. Y si no tenés ganas de diseñar nada, pero te aburriste de jugar los niveles de la historia, el buscador de niveles permite filtrar por varios parámetros, incluyendo el estilo musical.

Lost in Harmony incluye un editor de niveles donde podemos elegir cualquier canción que esté en iTunes o SoundCloud.

El juego avisa que no hostea ninguna canción, sino que usa únicamente iTunes y SoundCloud, evitándose así dolores de cabeza de licencias y que se encarguen de eso los abogados de dichas empresas, por lo cual no vas a poder subir el audio que quieras desde tu celular; pero teniendo la posibilidad de crear una cuenta gratuita en SoundCloud, se puede llegar a ese resultado fácilmente y regalarle a la comunidad un nivel con aquella versión de Se vino la pachanga que cantaste borracho en alguna fiesta.

Lamentablemente, si bien el editor es muy fácil de usar, no es tan sencillo crear niveles con coherencia rítmica, y muchos niveles creados por los usuarios son simplemente una serie de obstáculos puestos de la manera más insoportable. Nos vemos entonces obligados a sortearlos usando únicamente el indicador visual, algo que transforma en tediosa una experiencia que de otra manera sería genial. Al no haber por el momento una curación de contenido, encontrar niveles divertidos puede ser una odisea, especialmente debido a que la comunidad va creciendo.

Al infinito y más allá.

Lost in Harmony es un juego simple, divertido y a la vez desafiante. Podemos jugarlo simplemente para pasar la historia y deleitarnos con sus niveles y su arte, o también apuntar a tener el mejor puntaje y desafiar a nuestros amigos. La creación de contenido le da una vida útil infinita, y además en el menú principal prometen una nueva aventura al llegar a las 100.000 descargas; habrá que ver qué pasa con eso.

El precio, en un mercado saturado de juegos gratuitos, puede parecer alto, pero lo vale. Además, a diferencia de los anteriores mencionados, este juego no tiene publicidad de ningún tipo y las microtransacciones son puramente estéticas, y no son necesarias para terminar el juego.

Es un juego que podemos disfrutar en cinco minutos mientras esperamos que nos atienda el dentista, o apagando las luces, poniéndonos nuestros mejores auriculares y sumergiéndonos en el viaje de Kaito y Aya en nuestra tablet. Si te gustan los juegos rítmicos, lo vas a disfrutar mucho.

¿LO JUEGO?

Sí, es una experiencia hermosa en un género no muy explotado en el mercado mobile.

Checkpoint opina…

beto_web

Me gustan los juegos rítmicos, así que celebro esta iniciativa de desarrolladores que, a esta altura, ya podemos considerar admirables artistas. Se ve que vale la pena perderse en la armonía de este hermoso videojuego.

diegote_web

Me gustan mucho los juegos rítmicos. Tengo muchas ganas de darle una chance a este título, especialmente por ser mobile y también estar disponible para Android.

Good

  • Apartado artístico excelente.
  • Combinación de diseño de nivel y música.
  • Editor de niveles fácil de usar.
  • Posibilidad de usar prácticamente cualquier canción en el editor.

Bad

  • Precio poco competitivo en el mercado mobile.
  • Microtransacciones estéticas en un juego pago.
9

Joya del gaming

Diego De Carlo
Diego tiene dos pasiones en su vida, la música y los videojuegos. Juega desde los 4 años, allá cuando los juegos eran apenas un par de píxeles enormes. Hoy en día juega principalmente en Playstation, pero durante su vida su plataforma principal fue la pc, pasando por alguna que otra consola. Sus géneros favoritos son aquellos que hoy están medio olvidados, pero que de a poco van resurgiendo y algunos que por suerte estan vigentes: Aventuras gráficas, simuladores de vuelo espaciales, RPG, Tycoons y FPS.