Tom Clancy’s The Division Review

Diego Komodowski

Finalmente llegó The Division, un juego que supo llamar la atención de mucho público gracias a la versión Beta cerrada, pero muy especialmente gracias a la Beta pública disponible unas semanas antes del lanzamiento oficial. ¿Cumple con las expectativas? Depende de qué espera uno de este título.

No hace mucho, mi colega Diego De Carlo realizó un análisis de la beta cerrada de este título. En esa nota explicaba los fundamentos y funcionamiento general del juego; los invito cordialmente a que la lean para tener la idea básica de algunas cosas que no sepan, dado que a esta altura, medio planeta sabe perfectamente de qué se trata The Division.

Mi idea entonces se reduce a contarles cuál es la experiencia al ponerse en los pantalones de un agente especial, que debe “barrer” de manera no convencional a los maleantes sueltos en una ciudad atacada por una enfermedad mortal, y en el proceso de realizar este trabajo, ayudar a encontrar la clave de todo lo que aconteció para salvar la ciudad de Nueva York.

Lo primero que hay que decir es que este juego está diseñado para ser jugado en grupo. Claro, uno puede hacerlo solo, pero el estilo de misiones, los escenarios y todo el paquete per se se estaría desperdiciando de una manera importante si se juega de forma individual.

¿Jugamos un ping pong? No, mejor salvemos la ciudad.

The Division se parece a Destiny, sí, pero el entorno realista y la profundidad en ciertos elementos del juego, realza mucho más el concepto de trabajo en equipo y le da identidad propia.

Si los servidores tienen un mal día con vos, vas a ver esta pantalla más de lo que deseás; pero si tenés esta facha, por ahí no te molesta tanto.

La experiencia entonces se puede evaluar en base a qué tan bien funciona el sistema de juego, el multiplayer y las conexiones, dado que es un juego 100% online. En el caso de PS4, si no tenés PS Plus podés jugarlo igual.

Con respecto a las velocidades de carga de los mapas y partidas en general, hay que decir que son muy buenas y mucho más rápidas que en el juego más parecido del mercado en su estilo -hablo de Destiny.

Por otro lado, cada vez que hay tres o cuatro jugadores, al menos en la versión de PS4, pueden tocar tandas de muchas desconexiones para alguno de los jugadores de la party. Incluso parece que el servidor se ensañara con uno en particular, haciendo que sea siempre ése el que no para de caerse en una partida compartida de algunas horas.

Esto puede ser frustrante: ha ocurrido que el juego me patee cuatro o cinco veces en una partida de un par de horas pero, por el contrario, he tenido otras sesiones de juego de igual duración sin ninguna caída, y otras en que el “caído” ha sido otro de los jugadores. Claramente algún tema con los servidores existe, porque este comportamiento tiene poco de errático al tener un patrón tan notorio.

Dicho esto, es importante aclarar que un jugador que pierde la conexión, con tan sólo presionar “continuar” en el menú, vuelve a aparecer automáticamente en el lugar donde están sus compañeros de equipo sin necesidad de ningún tipo de opción o búsqueda de partida. Esta carga es bastante rápida, eliminando así de una manera medianamente decorosa, el problemón de haberse ido de la partida involuntariamente. Y al volver, si se avanza de manera conjunta hacia el final de la misión, la misma es acreditada sin problemas pese a la fracción de tiempo que hayamos estado fuera.

Bueno, se murió un poco de gente en la epidemia, no te lo voy a negar...

Todos los elementos estilo RPG del juego funcionan de una manera muy coherente: cada uno parece tener una utilidad en el momento adecuado, tanto las opciones activas como las pasivas. El hecho de que podamos cargar no más de dos habilidades especiales en los botones L1 y R1 hace que tengamos que elegir bien y armar un equipo complementario de juego. Si todos tienen gadgets de curación o de ataque, la formación no va a dar un buen resultado en las misiones más difíciles, y ahí es donde The Divison empieza a brillar: diversión y verdadero trabajo colaborativo.

Vamos chicos, estiren bien las piernas y brazos, que en instantes ¡se pudre el mambo!

Para aquellos que están acostumbrados a elegir por defecto “hard” en los juegos de dificultad baja en los tiempos que corren, reciban esta advertencia: comiencen las misiones en modo normal; de lo contrario pueden llegar a pasarla extremadamente mal en cuestión de minutos. El juego tiene un balance de dificultad excelente: se puede sentir un real progreso a medida que mejoramos nuestras posibilidades a través de las tres alas principales (médica, tecnología y seguridad), que nos desbloquean las habilidades activas y pasivas.

Todas las recomendaciones de nivel mínimo que nos ofrece el juego para hacer las misiones, son acertadas. Podemos decir que en general no conviene adentrarse en misiones de mucho más que dos o tres niveles de dificultad por encima del que tengamos. Al mismo tiempo, si una misión nos resulta en extremo fácil, podemos jugarla de nuevo en hard y ahí la cosa se pone bien complicada. A mayor dificultad, mayor experiencia y mejor loot. La coordinación de equipo que hay que tener para superar misiones difíciles es simplemente genial: debemos coordinar las habilidades de los jugadores para balancear curadores o “healers” con jugadores de ataque. El concepto de mandarnos solos, dejando al equipo por detrás, suele terminar en muerte. Lo mejor del caso es que coordinar al equipo es algo realmente satisfactorio, y todos se mimetizan con el objetivo de ganar la misión, y no con conceptos como los de “matar más que otros” o “ser el héroe”. Un aplauso para Ubisoft en este aspecto.

Todos los elementos RPG del título funcionan de una manera muy coherente y progresivamente satisfactoria.

Gráficamente el juego no llega a lo mostrado en el trailer original de la E3 2013, ni remotamente. Podemos decir que es como una especie de primo lejano, que se parece lo suficiente como para poder cumplir perfectamente con lo que necesita el título para ser disfrutado. La versión de PC, para quienes posean una máquina decente con una muy buena placa de video, despliega detalles gráficos de nivel superior en comparación con las consolas.

Esto no quita que los efectos climáticos son maravillosos; la iluminación, tanto de ambientes exteriores como de interiores, es espectacular; y en consecuencia, el promedio a nivel ambientación e inmersión, más allá del detalle gráfico acorde a la plataforma, es en extremo satisfactorio.

Si buscás esa estación de servicio en Google Earth, la encontrás. (10th Ave y W 44th St)

La vista de nuestras armas y equipo.

Es importante aclarar que el juego se divide en dos grandes áreas: la principal y la zona oscura. La primera contiene todas las misiones principales, secundarias y los pequeños extras -encontrar objetos perdidos que suman detalles a la historia- que componen la campaña del juego. La segunda es una zona libre en la cual existen hordas de enemigos distribuidos por áreas de diferentes niveles, y además aquí se permite el PvP (player vs player).

La zona oscura es otro punto muy fuerte en el juego; mantener de manera cohesiva al modo PvP junto con el juego principal no es algo simple, y es otro punto a favor de Ubisoft que realiza una movida excelente. El mejor loot se encuentra justamente en la zona oscura, que además posee su propio sistema de leveleo y dinero.

Todo lo comprado en la zona oscura se puede usar directamente fuera de ella, pero todo lo “looteado” dentro de esta área debe ser extraído a través de helicópteros, que podemos llamar en lugares específicos dentro del mapa. Aquí es donde el PvP puede tener giros inesperados, dado que todos los jugadores que también quieran extraer sus objetos obtenidos, tienen que juntarse y compartir las áreas de extracción. Esto se puede realizar de manera pacífica y hasta colaborar con desconocidos para liquidar a los enemigos de la IA que, como es de esperarse, atacan con periodicidad estas áreas. Pero también aquí sale lo peor del ser humano competitivo, dado que otros jugadores pueden atacarnos y robarnos nuestro loot. Si lo intentan, con el primer disparo dirigido a un jugador humano reciben la marca de “rogues” (una calavera roja al lado de su ID online) por un tiempo determinado, acumulativo acorde a la agresividad que demuestren.

Las situaciones que se dan con otros jugadores, que pueden venir en son de paz o estar al acecho de mostrar su lado oscuro, generan momentos de tensión y satisfacción por igual. Algo fantástico de vivir y compartir con nuestro grupo de amigos.

Por todo lo mencionado, creo que este título vino para dejar su huella en la nieve, y sólo el tiempo dirá si su tamaño equivale al de un pie convencional o es digno de compararse con un Yeti.

La zona oscura es una muy acertada forma de encarar una mezcla entre los objetivos del propio equipo, la cooperación con humanos externos por un bien mayor y el PvP producido por los jugadores transformados en “rogue”.

- Dieguito ¿qué hacés ahí? ¡Dale, entrá en Manhattan!

- No puedo, ¡no me terminó de descargar el juego completo!

Tom Clancy’s The Division es divertido, desafiante y extenso. Sin lugar a dudas, llegará el momento en que comience a ser repetitivo y agote; sin embargo, antes de llegar a ese punto, nos asegurará una cantidad de horas más que significativas de diversión y satisfacción junto con amigos, un hecho que todo gamer simpatizante de los cover shooters y de los juegos online cooperativos no debería dejar pasar.

¿LO JUEGO?

Sin lugar a dudas.

Checkpoint opina…

seba_web

Un excelente ejemplo de que se pueden prometer cosas desde la campaña de prensa y cumplirlas, sólo hace falta un ojo crítico preocupado por el lanzamiento para que esto suceda. Es una muy linda experiencia de juego, que se ve exponenciada al máximo cuando jugamos con amigos. Se basa en los estándares propuestos por Destiny en cuanto a conectividad, y el tono realista del juego es lo suficientemente fresco como para mantenernos enganchadísimos. Seguramente se vuelva repetitivo con el tiempo, es una marca adjuntada con el estilo de juego, pero esto se verá borroneado en tanto y cuanto tenga un buen mantenimiento por parte de Ubi, a nivel balanceo y expansiones. Super recomendable.

facu_web6

Inesperadamente terminé jugando el juego casi el día de lanzamiento. Sin dudas es acertado en casi todos sus aspectos y divertido. Si bien no es lo ideal, jugarlo con desconocidos online no es tan grave como lo es en Destiny.  Lamentablemente tengo que decir que, como dijo Diegote, la diferencia con el primer trailer del juego es abismal. Tanto que es la primera vez que repudio realmente esto.

dieguito_web

Al jugarlo siento lo mismo que sentí con Destiny en su momento: me enamoré al principio, y a la vez siento un poco de miedo de que termine siendo tan repetitivo como el otro. Así como tiene muchas cosas lindas, tiene muchas fallas y falta de pulido, pero la realidad es que no puedo parar de jugarlo y, sin haber recorrido más que una mínima porción de New York, siento que vale la pena cada centavo.

fede_web

Si en un año no sacan dos Assassin’s Creed, sacan dos juegos de Tom Clancy… Por suerte The Division es un juego muy bien hecho. Si bien el final del juego se encuentra algo laxo de contenido, espero que lo puedan actualizar pronto. Una compra obligada para el que está buscando un buen shooter MMO para jugar con amigos. El modo hard es realmente hard y da gusto jugarlo -recorrer New York sea como sea siempre da gusto. Lo que sí, terrible el tema de las colisiones con otros usuarios. ¿En qué estaban pensando?

Lo Bueno

  • Ambientación e inmersión excelentes.
  • Diversión.
  • Cooperativo con amigos.
  • Balance general de dificultad muy acertado.
  • Elementos RPG bien aprovechados.

Lo Malo

  • Los gráficos cumplen con creces su cometido, pero no es para los exquisitos que quieren ver fieldad con el trailer original, especialmente en consolas.
  • El ensañamiento ocasional de los servidores con un jugador del equipo, puede ser frustrante.
  • No tener amigos para compartirlo.
8.5

¡A no dejarlo pasar!

Diego Komodowski
Diegote empezó a jugar con el clon de Atari 2600 "Dynacom" y poco tiempo después conoció la ColecoVision y se terminó de enamorar de los videojuegos para siempre. Conductor de Checkpoint radio, actor, coreuta y programador de sistemas; aporta ese granito de arena al proyecto de Checkpoint. Es consolero y tiene un amor olvidado en la Sega Genesis y la Dreamcast. Actualmente juega mucho en Playstation, pero también tiene una PC más o menos Gamer y disfruta de las bondades de Steam. Le encantan los shooters y aventuras en 3ra persona, y si tienen buenos puzzles mejor; en los últimos años se prendió mucho con la onda de los juegos indie.