My Tower, My Home Review

Hugo Granchetti

Un tower defense que EXPLOTA toda la acción de sus elementos plataformeros.

Desde que el tower defense se consolidó como género allá por las épocas del emblemático Plants vs Zombies, fueron surgiendo variantes que dieron varias vueltas de tuerca a la fórmula, y así pudimos disfrutar de Orcs Must Die, Anomaly y Sanctum, entre muchos otros. El patrón en todo caso era permitir la intrusión de elementos de otros géneros, en un acto de fabricación de recetas improbables pero atractivas.

Los desarrolladores argentinos de Shoor Games no quieren quedarse atrás en esta tendencia, y proponen su propia variante en My Tower, My Home. Si pensás que a los tower defense les falta acción, este juego agrega sal y pimienta en una receta literalmente explosiva.

Aunque no lo creas, esto es un tower defense. ¿Ves la torre?

Donde dispara uno, pueden disparar dos.

Esta vez es el género plataformero el que se entromete intencionalmente, ya que controlamos a un soldado armado como si estuviéramos en una película pochoclera de guerra. Si estás imaginando a Rambo defendiendo su hogar en una torre, entre disparos y explosiones, entonces ya tenés una buena idea de qué se trata este juego que, vale destacar, desborda de colores y sombras en un artístico entorno gráfico.

El costado tradicional de My Tower, My Home nos arroja olas de robots y helicópteros en una secuencia de creciente complejidad. Antes de cada enfrentamiento, contamos con un tiempo de preparación para ubicar torretas de defensa y demás barreras, con el fin de sobrevivir el asalto. Pero a partir de aquí es donde nos encontramos con la innovación: podemos intervenir en la trifulca directamente, disparando a diestra y siniestra mientras esquivamos el fuego enemigo.

Si estás imaginando a Rambo defendiendo su hogar en una torre, entre disparos y explosiones, entonces ya tenés una buena idea de qué se trata My Tower, My Home.

Para tener chances ante la dificultad progresiva de las sucesivas hordas atacantes, nuestro protagonista va adquiriendo experiencia y subiendo de nivel, tras lo cual podemos mejorar la velocidad de desplazamiento, barra de vida y la efectividad de nuestro armamento. Por otro lado, vamos acumulando también riqueza que podemos invertir en alguno de los tres árboles de desarrollo disponibles: Economía, Héroe y Torre. De esta forma vamos consiguiendo diversos bonus para la adquisición de experiencia, durabilidad de nuestras defensas y efectos adicionales de las armas, por mencionar algunos. En otras palabras, este juego no se limita a introducir la acción de las plataformas, sino que suma además elementos de rol a una premisa que, de otra manera, sería repetitiva y algo vacía.

Es que, justamente, la debilidad principal de My Tower, My Home radica en que tiene un único modo de juego. Si bien puede experimentarse en tres niveles de dificultad e incluso en forma cooperativa, pasadas unas horas da la sensación de que la jugabilidad podría haberse aprovechado para un abanico más amplio de modos y desafíos.

Sí, hay una habilidad que se llama “Carancho Eye”. Aplausos.

En suma, los disparos y explosiones de My Tower, My Home traen un nuevo aire a la defensa -en este caso literal- de una torre de operaciones, aunque quizá podría haberse aprovechado un poco más. Sin duda, los compatriotas de Shoor Games han logrado una amalgama de géneros que demuestran, una vez más, que todavía hay mucho terreno fértil para cultivar la creatividad de los insaciables desarrolladores independientes.

¿LO JUEGO?

Sí, probalo aunque sea para experimentar una combinación triple de géneros muy queridos.

Checkpoint opina…

fede_web

Plataformas: Sí

Acción, Sí

RPG: Sí

Listo, a jugarlo.

Good

  • Buena combinación de tower defense, plataformas y elementos de rol.
  • Apartado artístico prolijo y variopinto.

Bad

  • No hay variantes en modos de juego.
7

Bien logrado

Hugo Granchetti
Un gamer que juega múltiples géneros en múltiples plataformas, Hugo -alias Beto- comenzó desde pequeño a incursionar en los videojuegos a través de joyas como Super Mario Bros., Pac-Man y Carmen Sandiego. Sus géneros predilectos son los RPG, los juegos de estrategia (RTS y 4X) y los puzzle. En su ámbito laboral, como profesor universitario en ciencias de la salud, incorpora analogías, alegorías y estrategias de enseñanza inspiradas en su experiencia videojueguil cuando ve la oportunidad. Por supuesto también difunde la religión Checkpointera en sus círculos académicos.