INSIDE Review

Guillermo Valdovinos

Corto, conciso, efectivo…e inolvidable. INSIDE te dejará una impresión que no se te irá en mucho tiempo, estableciendo a su vez un alto standard para el próximo que se anime a desarrollar una experiencia semejante.

Si Braid fue uno de los primeros juegos en dar comienzo a una era en la que los desarrolladores independientes cuentan con una presencia imposible de ignorar, LIMBO fue de los que nos aseguró que los juegos indies podrían traernos las experiencias y sorpresas que cada vez más escaseaban en la línea de los AAA.
En su primer trabajo, Playdead nos hizo evocar esas épocas de muerte y aprendizaje que nos supieron dar por horas títulos como Out of this World, Flashback, y Heart of Darkness -por dar unos ejemplos-, dándonos el control de un niño en un surrealista y oscuro mundo al que debíamos hacer prevalecer ante los numerosos (y generalmente ocultos) peligros que le acechaban; todo ello presentado en una minimalista paleta de colores que hacía las delicias de nuestra imaginación.
Resulta que Playdead sólo estaba empezando a demostrar lo que eran capaces de hacer.

LIMBO, un gran juego INDY...sí, tenía que hacerlo.

La desolación es constante en INSIDE.

Empecé haciendo una pequeña reminiscencia a la corta carrera del desarrollador, y a su primera -y hasta ahora, única- obra, pues resulta imposible hablar de INSIDE sin citar LIMBO, ya que las semejanzas, hasta cierto punto, son considerables, y hasta pareciera que nos encontramos recorriendo el mismo mundo, tiempo después.
Nuevamente, tomamos el rol de un niño, pero esta vez huímos; huímos en forma desesperada porque claramente, como se nos demostrará reiteradas veces, nuestra vida depende de ello.
Empezamos en un bosque, pero en esta oportunidad no serán los peligros propios de éste los que nos obstaculicen la fuga, sino nuestros captores: unas extrañas personas con máscaras que no dudarán en salir a nuestro encuentro ante el menor ruido.
Y hasta acá llega cuanto puedo revelarles de la historia, porque INSIDE no se lee…se juega. Se vive. Se reflexiona.

Resulta que con LIMBO, Playdead sólo estaba empezando a demostrar lo que eran capaces de hacer…

De tanto en tanto, salen a la luz productos que parecieran tener detrás un grupo de personas que en verdad se tomaron su trabajo con la seriedad que ameritaba, y cada una de ellas se esforzó para que su apartado quedara lo más humanamente perfecto, e INSIDE logra tocar todas las notas correctas para que quede compuesta una perfecta sinfonía, donde la jugabilidad, los gráficos, el -implícito- guión, y la -poca- música se complementan entre sí para crear una experiencia inolvidable que quedará para futuras referencias.

¿Los extrañó el uso de las palabras “implícito” y “poca”? No se confundan, no conllevan desdén, sino todo lo contrario: el no usar una sola palabra en todo el juego, y que la música sólo aparezca y se quede cuando el contexto lo requiere, son factores que demuestran una vez más que no siempre más es mejor.

No obstante la paleta de colores que se nos presenta está compuesta por más elementos que su antecesor, el estilo minimalista que claramente hoy en día caracteriza los trabajos de Playdead se encuentra presente.
Me animo a aseverar que esta ocasión justifica aún más el uso de este estilo, ya que el mundo que recorremos es uno que nos creará una constante sensación de opresión, desesperanza, y tristeza, dando de esa manera al jugador la creencia de que todo está perdido.
Pero entonces, ¿qué puede llegar a logar un pequeño niño ante tan desgarrador panorama? Tal vez nada. Tal vez todo. Van a tener que jugar hasta llegar a la última media hora de juego, donde el clímax de éste logrará dejar más de una mandíbula abierta.

De vez en cuando, algo lindo sucede en INSIDE.

INSIDE logra tocar todas las notas correctas para que quede compuesta una perfecta sinfonía, donde la jugabilidad, los gráficos, el -implícito- guión, y la -poca- música se complementan entre sí para crear una experiencia inolvidable y que quedará para futuras referencias.

De los momentos más desesperantes del juego...

Sin revelar detalles de la simple pero compleja trama que se nos dá a entender, INSIDE trata temas desde profundos y trascendentales, hasta taboo y desagradables. Preguntas como “¿qué define a un ser?” o tópicos que versan sobre los más bajos instintos humanos son recursos de los que se valieron inteligentemente los desarrolladores para brindar una experiencia que en ningún momento decae, y donde las sorpresas, relativas tanto a nuestro entorno como al gameplay propio del juego, no se detienen hasta que veamos correr los créditos.

Las sorpresas nunca paran.

Sólo dos comandos bastaron para darle a INSIDE el balance perfecto entre simpleza y un gameplay por demás intuitivo: saltar y agarrar. En ningún momento dudaremos sobre cuál usar y cuándo hacerlo, ya que el diseño de los niveles, y los puzzles que estos presentan, gozan de un diseño difícilmente criticable.
Tal vez podría decirse que los puzzles son sencillos, y que nunca logran el deber sentarse a analizar cómo resolverlos, pero en esta ocasión es difícil rotular ello como una contra, pues el jugador necesitará seguir adelante porque lo carcomerá la curiosidad de cuál será la próxima sorpresa que el juego le deparará.
Y no, no exagero: el mundo de INSIDE es atrapante como pocos, y creará en el jugador la necesidad de explorar hasta el más recóndito rincón.

En INSIDE se tratan temas desde profundos y trascendentales, hasta taboo y desagradables.

Nuestro personaje se mueve de una manera realista, que evoca el trabajo de Jordan Mechner en Prince of Persia, o la expresiva manera de desplazarse de Wander, protagonista de Shadow of the Colossus, cuestión ésta que enfatiza aún más la desesperación del niño por huir.
Con la salvedad de los eventuales encuentros que tendremos con seres que nos auxiliarán (nótese la ausencia de la palabra “voluntariamente”) en nuestra fuga, nos deberemos valer en forma constante de nuestra astucia y capacidad de discernir cuándo quedarnos quietos o cuándo correr lo más rápido posible, si es que deseamos ver sobrevivir a nuestro fugitivo.
Las mecánicas de INSIDE no se repiten, sino que se nos presentan y se renuevan, lo que empapa al juego de una constante frescura y acorta aún más su ya breve duración.

Espeluznante.

Sí. Lamentablemente, INSIDE es muy corto para lo bueno que es, y dejará a quien lo experience con unas insaciables ganas de más. Asique a jugarlo, a disfrutarlo, y no dejen piedra sin levantar, ya que el juego esconde unos secretos que, una vez revelados, mostrarán la última sorpresa escondida en el maravilloso segundo trabajo de Playdead. Esperemos que ya estén trabajando en el tercero…

UPDATE:

Habiendo salido originalmente sólo para PC y Xbox One, al día de hoy los poseedores de una PlayStation 4 también podrán deleitarse con una de las más grandes demostraciones de que los estudios independientes tienen cuerda para rato.

Una vez más, debemos agradecer vivir en la época del apogeo indie, y que haya desarrolladores que sigan apostando a lo nuevo y a lo bueno en vez de recurrir a lo ya gastado. INSIDE es una experiencia que nadie debería perderse, y dado su bajo valor de mercado y la alta repercusión de la que está gozando, nadie lo hará.

¿LO JUEGO?

Sí. Nada en este mundo debería evitarlo.

Checkpoint opina…

dieguito_web

Que lindo cuando un indie viene a patear el tablero con algo así. Me encantó Limbo y estoy seguro que Inside no va a ser la excepción. Ya mismo lo pongo en mi wishlist de steam.

vani_web

Me bastó menos de un minuto de gameplay (de Guille), que además no me dejaba ver nada porque según él “tenía que jugar” y no mirar; para darme cuenta de que me va a encantar. No necesito más que eso, seguramente debe ser increíble, quiero jugarlo ya.

diegote_web

Amé Limbo, al punto de que le saqué todos los trofeos, incluyendo la ridiculez de pasar el juego completo con un máximo de cinco muertes. Es imposible que no juegue este título y más aún con todo lo que describió Guille. Me alegra mucho que esta compañía pueda haber sacado otro producto tan redondo y pulido como su predecesor. Ojalá sigan en este buen camino con su siguiente juego.

seba_web

Con el pequeño teaser en la E3 ya me habían comprado, y que la crítica confirme las sensaciones iniciales de uno mismo no hace más que apurar el trámite para jugarlo. Corto, diferente e inolvidable, justo lo que vengo necesitando en mi vida gamer.

fede_web

Será jugando en su debido turno cuando llegue a PS4. Todavía me debo terminar el Limbo por completo. Pero se nota desde su anuncio que estos muchachos se superaron por completo.

facu_web6

Son unánimes los halagos a INSIDE, algo que creo que poca gente vio venir cuando se anunció fugazmente en esta última E3. La review de Guille terminó de abrirme la curiosidad de cómo puede el juego engancharte tanto. Espero que a futuro salga en PS4 o lo voy a jugar con el Undertale cuando me digne a jugar en PC.

Lo Bueno

  • Estilo gráfico acertado para la premisa del juego.
  • Gameplay inmejorable.
  • Trama por demás atrapante.
  • Atrapante como pocos.

Lo Malo

  • Corto.
  • Puzzles sencillos de superar.
9.5

Joya del gaming

Guillermo Valdovinos
Con el Derecho como vocación, y los videojuegos como pasión, Guille, “el Gurú”, es un gamer integral, con un amor incondicional a Nintendo, pero que se desvive por jugar cuanta cosa sale al mercado...y hasta a veces lo que ni llega a salir. Los géneros que lo pueden son los RPGs -tanto orientales como occidentales-, peleas y aventuras gráficas; con una fuerte tendencia a desenterrar juegos viejos y olvidados -de ahí su apodo-.