Pac-Man Championship Edition 2 Review

Facundo Maciel

Pac-Man volvió en una secuela del original Championship Edition. A pesar de ser un clásico, muchos aspectos son distintos en esta reinvención de uno de los juegos más conocidos del mundo.

Pac-Man llegó a los arcades japoneses en 1980, convirtiéndose en un clásico instantáneo. Sería muy largo mencionar la cantidad de variantes que tuvo esta franquicia, pero con saber que tuvo muchas entregas, series animadas y hasta apariciones en juegos de peleas como Super Smash Bros. y Street Fighter x Tekken, alcanza. Dentro de este mundo de ideas, Pac-Man Championship Edition 2 es una reinvención con cambios significativos en las reglas del juego.

Al comenzar tenemos que hacer un tutorial; si eso no te habla de un cambio, nada lo va a hacer. Lejos quedó la simpleza de comer todos los puntitos amarillos aprovechando la posibilidad temporal de devorar a nuestros enemigos fantasmitas; siendo rápidos y pragmáticos a la hora a completar un nivel.

Sacando algunas excepciones, el objetivo no es más limpiar los laberintos, sino que es comer los suficientes puntos para destrabar la fruta de turno, que una vez obtenida, nos hará pasar al siguiente nivel. En forma similar a la iteración anterior, estos puntos ya no están distribuidos alrededor de todo el mapa, sino que seguirán un patrón, el cual tendremos que entender y seguir casi a la perfección para no perder.

Hay dos modos de juegos: Score Attack y un modo historia. En el primero, tendremos que hacer la mayor cantidad de puntos en el menor tiempo posible. Mientras que en el segundo, tenemos que agarrar una cierta cantidad de frutas antes de que el cronómetro llegue a cero. Como si fuera un Mario, podemos elegir la dificultad y, dependiendo de ello, al superar el nivel conseguiremos más estrellas para desafiar al jefe de turno. La exigencia es alta, por lo que un error seguramente nos hará perder.

Probando tus reflejos desde 1980.

Tener reflejos rápidos y no desviarse del camino óptimo resulta esencial para ganar.

Comer fantasmas nunca fue más “cinemático”.

Si tocamos a un fantasma, no vamos a morir inmediatamente; por el contrario, lo empujaremos. Si hacemos esto reiteradamente sin dejarlos descansar, los envolverá un aura blanca, momento en el cual sí podrán eliminarnos con un simple roce.

También habrá fantasmas durmientes, que al pasarles cerca se irán despertando haciendo que se unan cual Snake al clásico cuarteto fantasmal. Si agarramos el icónico ítem que nos permite comerlos nosotros a ellos, podremos devorar el tren entero sumando muchos puntos.

Cada vez que entremos en modo “mata-fantasmas” aparecerán los caminos por donde estos se mueven para escapar. La idea es interceptarlos, y únicamente podemos hacerlo de frente. Considerando que esto no es optativo y no nos podemos dar el lujo de perder tiempo, tendremos que estar atentos y confiar en nuestros reflejos al máximo.

Por último, tenemos batallas con jefes al final de cada ronda del modo historia. Este tiene el poder de volver a los fantasmas feroces sin la necesidad de chocarlos. Nuestro objetivo simplemente es completar el nivel agarrando las frutas, bajo más presión que lo común, con un fantasma gigante semi-transparente que se dedica a taparnos la vista. Una vez derrotado, veremos una simpática animación de victoria.

Estos cambios tienen un doble resultado: por un lado, renuevan de manera original un clásico, haciendo que sintamos que estamos jugando a algo nuevo. Por el otro, la forma en la que están implementados los factores, hacen que se estandarice mucho el camino a seguir, anulando en una gran proporción esa sensación de tener que arreglárselas constantemente, luego de estar por morir reiteradas veces. A pesar de esto, el juego sigue siendo tan rapido y demandante como siempre.

Sí, Pac-Man ahora tiene jefes finales.

¡Felicidades, llegaste al final de la review!

Cuando tuvimos la oportunidad de probar el juego con otros miembros de Checkpoint, era evidente que las reglas habían cambiado pero no sabíamos cuánto. La pequeña lucha por el puntaje más alto fue divertida justamente porque nadie terminaba de entender cosas como porque los fantasmas no nos mataban al instante. Pac-Man Championship Edition 2 no es un homenaje como lo fue el primero, pero si es un divertido juego corto por si mismo.

¿LO JUEGO?

Una divertida reinvención de un clásico, igual de frenético que siempre.

Checkpoint opina…

beto_web

El primer Pac-Man Championship Edition me encantó, y con el mismo entusiasmo estoy disfrutando esta secuela. El frenetismo que aportan estas versiones modernas de la saga me parece fantástico, y esas luces de neón son absolutamente apropiadas para la ambientación. Altamente recomendable.

fede_web

Lo jugué y me divertí mucho, hicieron de pacman un juego super frenético y lleno de variantes. Además dejé el high score en las oficinas donde pude probar el juego, jaja. Super recomendado para pasar el tiempo si no hay nada más que jugar.

Good

  • Vas a entrenar tus reflejos.
  • Cambios originales que mantienen fresca a la franquicia.
  • La banda sonora acompaña a la perfección al gameplay.
  • Variedad de modos y filtros para jugar.

Bad

  • Usualmente sólo hay un camino óptimo a seguir.
7.5

Bien logrado

Facundo Maciel
Facu ya no es el checkpointer más joven, pero si el mas alto. Prefiere jugar en las consolas de Sony, aunque también le gustan las portátiles de Nintendo y en lo posible escapa de la PC como plataforma de videojuegos. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre.