ironclad

Ironclad Tactics Review

Irconclad, juego original exclusivo de PC, llega a PS4 para marcar la primera oleada de juegos independientes del año.

Si vemos una imagen del juego y la dividimos en dos, pareciera que hablamos de dos juegos distintos. La mitad superior nos hace pensar en un “Plants vs Zombies” –con una estrategia basada en posicionar unidades eligiendo cuidadosamente la posición-, mientras que la mitad inferior parece un juego de cartas. Esto resulta en una combinación fresca entre ambos géneros con varios agregados más que hacen que Ironclad sea un juego único. Empecemos a ver cada aspecto:

Lo primero a realizar es elegir un mazo de cartas, las cuales se van obteniendo al ir completando misiones o a modo de evolución de otra carta por usarlas varias veces.

La variedad es muy grande: unidades que varían entre máquinas o distintos tipos de soldados; variedad de armas para equipar, o mejoras y acciones específicas.

La complejidad y variedad de los niveles nos va a demandar cambiar de mazo muy frecuentemente. El espacio es limitado y el precio de una falla, sea estratégica o consecuencia de un mazo mal armado, nos llevará a la derrota.

Selección de cartas.

El juego se desarrolla en un mapa dividido en cuadrículas, donde se posicionan las unidades y éstas avanzan derecho. El objetivo puntual del juego cambia según la misión, siendo el más normal llenar una barra de puntos que se consiguen llegando al lado enemigo; pero también tendremos que defender nuestro lado durante una cantidad dada de turnos, o derrotar a un jefe.

Hay que armar cuidadosamente el mazo ya que cada acción es fundamental para alcanzar la victoria.

Para usar las cartas se necesitan “puntos de acción”. Estos se consiguen de a uno por turno, aunque en algunas misiones se pueden obtener más, cumpliendo objetivos extra. Cada carta requiere una distinta cantidad de puntos. Es muy fácil quedarse corto de puntos, siendo esa una de las causas que hace que el juego tenga una dificultad excesiva. Además, hay que tener en cuenta que los turnos avanzan solos con el correr del tiempo, por lo que hay que pensar rápido y sufrir lento si no nos queda otra mas que esperar que pasen los turnos para sumar puntos.

Una vez en juego, cada unidad tiene sus beneficios, por ejemplo: un explorador se mueve más rápido, un soldado es barato y viene con armas incluidas; mientras que un robot es resistente y aplasta unidades humanas, aunque requieren de equipamiento extra, lo cual cuesta más puntos. Dicotomías como éstas son las que planeta el juego y pone a prueba nuestra capacidad como estratega.

El campo de batalla.

Nuestra mano de cartas consta de cinco, las cuales se nos presentan de forma aleatoria de entre las veinte que tenemos que elegir para conformar el mazo, no pudiendo ser ni una más ni una menos. Estas no se gastan, sino que siguen fluyendo a lo largo de toda la partida.

Esta aleatoriedad no es del todo acertada para el nivel de estrategia que requiere el juego, varias veces vamos a salir y entrar de una misión hasta que nos toque una mano que nos dé una oportunidad de seguir adelante. A esto hay que sumarle que el enemigo nunca repite el mismo acto: en un intento puede despachar unidades de un fila y en el nuevo intento te engaña atacando por otra fila.

La cantidad de detalles a tener en cuenta es lo que le dan al juego una curva de aprendizaje muy alta. Esto puede repeler a cierto público, pero a la vez resulta satisfactorio dominarlo y completar una misión.

El juego cuenta con un modo historia. Éste nos cuenta una versión alternativa de la guerra civil Americana, donde se crearon unos robots con un poder militar alto, conocidos como Ironclads. Nuestro protagonista deberá ir recorriendo Estados Unidos, enfrentándose a las distintas amenazas de cada estado.

Esta historia se cuenta en forma de cómics, con ilustraciones muy cuidadas y detalladas. Es un gran punto a favor y le da un valor agregado enorme, especialmente considerando que es un Indie.

Los robots que venimos mencionado son los Ironclads, lo que le da el nombre al juego y son las unidades fundamentales en el campo de batalla.

Extra, extra ya salió el Ironclad

Al finalizar la campaña, contamos con varios extras: Podemos completar el juego nuevamente con una dificultad alterada, o hacer misiones alternativas a la de la historia principal. Podemos ponernos la meta de obtener todas las cartas o intentar conseguir los trofeos que proponen objetivos muy específicos para las misiones.

Como si fuera poco, se puede encarar la campaña con un amigo- o un desconocido- de forma online, o luchar contra él en un duelo.

En un mercado con cada vez más juegos independientes, es agradable ver juegos originales, de géneros variados que no sean siempre plataformas.
Ironclad es de esos juegos con los que te enojás por quedarte atascado en un nivel, pero te llenas de satisfacción cuando finalmente lo podes pasar. Es una pena que el azar juegue un papel tan importante y eso es lo que más puntos le quita.

¿LO JUEGO?

Sí. Un buen Indie para empezar el año…

Y Checkpoint Radio que opina?

seba_web

No soy para nada fan del género, pero parece ser digno de una buena sesión de juego…

dieguito_web

La verdad que no tenía ni idea de la existencia de este juego hasta que salió. Habiendo leído esta review, definitivamente me dan ganas de probarlo. Me da la sensación de que este es uno de esos casos donde los indies se animan a probar mecánicas más profundas e interesantes, y eso es algo que me interesa probar.

guru_web

Un muy lindo juego que, como dice el reviewer, supo mezclar muy bien dos géneros muy diferentes entre sí. Como cualquier buen juego de táctica, es difícil y te rompe el bocho, pero es igual de satisfactorio conquistar cada uno de sus niveles. Si tienen ganas de pensar un rato, denle para adelante!

diegote_web

Al igual que Seba, no soy habitué del género. Me da curiosidad, pero tengo tantas cosas para jugar antes…
Personalmente no me interesa, pero es más por el género que por otra cosa.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!