One Punch Man A Hero Nobody Knows Review

Facundo Maciel
PC PS4 Xbox One

Otro de los animes/manga del momento recibe su videojuego dedicado.

One Punch Man se transformó en uno de los nuevos manga/anime del momento. Junto con My Hero Academia comparten el podio del género actual de franquicias completamente nuevas. Hay decenas de similitudes entre ambas y los juegos no son la excepción. One Punch Man A Hero Nobody Knows, es el primer juego dedicado tomando lo mejor y lo peor de este tipo de entregas.

El mundo de One Punch Man es uno donde los héroes proliferan. Personas comunes y superhumanos se asocian cómo heroes profesionales estructurados por rango, para luchar contra amenazas que también están clasificadas por nivel de peligro.

La historia original nos cuenta la aventura de Saitama, un humano ultra poderoso que derrota a sus rivales con tan solo un golpe, en su desafío por hacerse conocido y salvar al mundo por diversión.

Realizar un juego con un personaje de estas características tenía sus limitaciones, por lo que se decidió centrarse en un héroe inventado por nosotros, aprovechando la bien lograda cultura del mundo creado para la serie.

El clásico personaje creado por nosotros.

Ciclista sin licencia, presente.

El personaje inventado por nosotros es una idea que lamentablemente ya se siente sobreutilizada. Si bien la lógica de vernos reflejados en un héroe suena bien en la teoría, la repetición y ejecución del concepto se termina consolidando como un simple protagonista carente de personalidad.

Sin embargo, esta vez el personaje tiene un objetivo superior, el cual es ser nuestros ojos en el mundo cotidiano de One Punch, dando pie al foco del juego: ser un héroe más que quiere subir de categoría, mientras nos vemos envueltos en los sucesos del anime.

Se destacan muchos héroes secundarios que tuvieron poca participación en la obra original, que aquí pelearán frecuentemente con nosotros. De manera similar podemos ver cómo se desenvuelve el mundo que nos rodea y las reacciones ante sucesos clave.

Siguiendo esta lógica, las peleas donde tomemos el control de Saitama tienen el “chiste” de que se terminan con un solo golpe, sirviendo de homenaje más que otra cosa.

Para los estándares del género, la utilidad del personaje inventado está bien justificada, y si bien la inclusión en varios eventos importantes se siente forzada, hay conversaciones cómicas como Jenos desestimando que Saitama tenga dos discípulos.

One Punch Man pero con un personaje mudo dando vueltas.

Este personaje es totalmente customizable, con un editor levemente por encima de la media. Hay una gran cantidad de opciones que se pueden cambiar con vestimentas, rasgos y objetos tanto inventados como de personajes conocidos.

A esto se le suma una gran variedad de estilos de combate, cada uno con su propio progreso y repertorio de habilidades. Por ejemplo, podemos pelear ligero, pesado, con telekinesis o con armas y, lo mejor, cambiar fácilmente entre estilos desde el menú. Como el nivel del personaje y los estilos van por separado, nos sentimos libres de cambiar sin perder la sensación general de progreso.

Las misiones tienen varias divisiones, que van desde las principales donde intervenimos en la historia, secundarias para mejorar la relación con otros personajes y subir nuestra reputación, y llamemos terciarias a las que sirven de relleno simplemente para subir de nivel o cumplir objetivos ultra simples.

La infaltable foto de los lobbies online.

En líneas generales la variedad y volumen son apreciables, pero lamentablemente el juego se empieza sentir muy repetitivo a las pocas horas. Un aditamento que suele aliviar esa sensación son las animaciones de esos combates tan característicos de las series. Lamentablemente en esta ocasión no están presentes, haciendo que este sea un gran diferencial entre juegos con mayor y menor presupuesto.

Jenos wins.

El combate sigue el formato tan característico de peleas tridimensionales de este tipo de juegos. La combinación es clásica: golpes fuertes, débiles, combinaciones, ataques cargados, guardia, esquives veloces y golpes con salto. Varios movimientos, como correr o deslizarse rápidamente hacia el enemigo, dependen de una barra de cansancio que francamente resiste mucho más de lo que nos hace falta.

A eso se le suma la posibilidad de asignar una habilidad especial en una paleta de skills, las cuales se usan gastando energía que funciona muy similar a una barra de ki, es decir, se carga tanto a los golpes como concentrándose.

Similar a lo visto en juegos como Marvel Vs Capcom, las peleas pueden ser de hasta tres contra tres, cada uno con su barra de vida independiente. Es divertido el hecho de que muchas veces un héroe se nos une en la mitad de la partida ya que viene a rescatarnos, sumando dinamismo a los eventos.

Lamentablemente, cada vez que un combatiente es golpeado y cae al piso, existe un tiempo de invulnerabilidad donde los golpes no conectan. Si bien es fácil acostumbrarse ya que siempre es igual, tener al enemigo de rodillas, no poder golpearlo y que justo se aproveche del tiempo de invulnerabilidad para contraatacar, rompe en un punto el dinamismo de las peleas.

Una nueva franquicia con el clásico trato de Bandai Namco. A esta altura de la generación y con una gran cantidad de nuevos lanzamientos por parte de la marca, es justo plantear una diferencia entre agotar la fórmula y poder disfrutar de la franquicia que a nosotros nos gusta en este formato.

Se puede criticar que este juego es virtualmente igual a My Hero Academia, pero nadie nos obliga a jugar a ambos. En este aspecto considero que la variedad es positiva, y la repetición entre títulos es subjetiva dependiendo de quién lo juegue.

¿LO JUEGO?

Con aciertos y errores, es una correcta visita al mundo de One Punch Man.

Lo Bueno

  • Se le da lugar a muchos personajes que sólo aparecen brevemente en el anime.
  • Ver el mundo desde un héroe nuevo está bien planteado.
  • Las posibilidades de customización tanto en equipo como movimientos, son de las más completas del estilo.
  • Sistema de ayuda y peleas 3vs3.

Lo Malo

  • Falta casi absoluta de escenas animadas.
  • Se vuelve repetitivo muy rápido.
  • Los micro-momentos de invencibilidad en los combates.
6.8

¿Por qué no?

Facundo Maciel
Facu ya no es el checkpointer más joven, pero si el mas alto. Prefiere jugar en las consolas de Sony, aunque también le gustan las portátiles de Nintendo y en lo posible escapa de la PC como plataforma de videojuegos. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre.