One Piece Pirate Warriors 4 Review

Facundo Maciel
PC PS4 Switch Xbox One

Una de las mejores representaciones videojueguiles de One Piece vuelve en su cuarta entrega. Mirá su resultado en nuestra review.

One Piece Pirate Warriors 3 era hasta la fecha uno de los mejores musou gracias a muchas mecánicas que se adaptan perfectamente al género, y una forma muy astuta de poder contar la historia de One Piece para conocedores, fanáticos y primerizos a la par. Como todo buen juego Warriors, los cambios son constantes y, afortunadamente en esta ocasión, para mejor. Comencemos:    

Partamos de la base de lo que es un musou: un género centrado en liquidar cientos de enemigos de manera veloz, con bases a capturar, jefes y una historia.

Si bien el juego anterior ya corría en la generación actual, Pirate Warriors 4, mejoró la cantidad de enemigos en pantalla, haciendo más impactante cada escenario. Adicionalmente, se mejoraron los gráficos, recubriendo a los personajes y escenarios de un cell shading de mejor calidad, dando un aspecto más potente al juego.

A nivel general, gracias a estos detalles, los niveles logran exprimir lo más seductor del género, siempre teniendo en cuenta que la base es repetitiva. Hay una sola excepción a esta tendencia, y son escenarios de batallas contra un jefe uno a uno, que en este género no tiene justificación y, por esos breves momentos, se siente un mal beat´em up.

El buen caos.

Las islas de desarrollos, una forma justa de mantener al equipo nivelado.

El gameplay también tuvo dos cambios interesantes. Usualmente hay combinaciones de golpes fuertes y débiles, algún tipo de esquive o bloqueo, y un ataque especial.

En esta oportunidad se reformuló lo usual, asignando un abanico de ataques especiales como si fuera un RPG de acción, pudiendo usar hasta cuatro. La selección de los mismos es grande y variada, sumando no sólo posibilidades al gameplay, sino también un bienvenido espectro de movimientos característicos de personajes icónicos.

La otra es que la forma de subir de nivel cambió: en vez de un sistema de experiencia clásico, hay un tablero tanto general como específico de cada personaje, donde se mejoran atributos con dinero y objetos que obtenemos al completar misiones. Esto permite mayor flexibilidad a la hora de elegir personajes que no usamos regularmente, lo que se siente como un acierto.

Por el lado de la historia, nuevamente se recorre gran parte de lo acontecido en un manga/anime que tiene años de emisión y sigue en progreso. A diferencia del juego anterior, que contaba todo el segmento antes del salto temporal en extremo detalle, Pirate Warriors 4 nos cuenta absolutamente todo, a costa de apresurar cada capítulo.

Este ritmo acelerado, aparte de ser entendible por la longitud, no está nada mal. Aunque muchas cosas quedan a la imaginación, mantiene la posibilidad de que gente que nunca vio nada de la franquicia pueda entender, mientras que los momentos icónicos están completamente animados para que todos puedan disfrutar.

Además del modo historia, contamos con un modo de juego libre para recorrer las misiones de la historia, pero con cualquier personaje, y un modo misión con niveles adicionales para seguir machacando enemigos.

Los arcos representados en simpáticas islas con animaciones.

Por último queda destacar que el juego se puede recorrer tanto solo, con un amigo a pantalla dividida u online. Es raro ver las tres opciones en un Warriors, ya que por motivos misteriosos, algo tan básico como el multijugador local suele faltar. Este factor agrega una dimensión al juego, haciendo satisfactorio ver a otros personajes controlados por personas dominar el campo de batalla, dividiendo y conquistando con nosotros.

Miradas de decisión.

Sacando detalles menores como las peleas con jefes, One Piece Pirate Warriors entra al podio de los mejores juegos del género, por no decir el mejor.

Los cambios en el combate son más que bienvenidos y enfatizan el ritmo del juego. Todos los otros grandes exponentes, como la versión Warriors de Zelda o Fire Emblem, tienen el problema de que introducen elementos que detienen esa velocidad.

No hay que olvidar que casi por definición el género es extremadamente repetitivo, pero nunca está de más un juego para machacar botones sin pensar demasiado.

¿LO JUEGO?

Sí, superó la vara de su predecesor, transformándose en uno de los mejores Warriors hasta la fecha. No deja de ser muy repetitivo.

Lo Bueno

  • La mayoría de los cambios suma dinamismo al combate.
  • Opciones multijugador offline y online.
  • El update grafico, simple y muy efectivo.
  • Cada vez más enemigos en pantalla.
  • Jugar de a varios es especialmente entretenido.

Lo Malo

  • Las peleas exclusivas con jefes no suman nada al género.
  • El matchmaking online demora más de lo esperado.
8.6

¡A no dejarlo pasar!

Facundo Maciel
Facu ya no es el checkpointer más joven, pero si el mas alto. Prefiere jugar en las consolas de Sony, aunque también le gustan las portátiles de Nintendo y en lo posible escapa de la PC como plataforma de videojuegos. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre.