Sword Art Online: Alicization Lycoris Review

Facundo Maciel

Sword Art Online continúa con sus juegos anuales con mucho y poco cambio a la vez. ¿Cómo le fue en esta oportunidad? Enterate en nuestra review.

Sword Art Online vuelve nuevamente a tener un juego basado en su exitoso manga/anime sobre misterios en mundos de realidad virtual. El éxito de la franquicia llevó a que estas entregas sean anuales siempre manteniendo una interesante fórmula: contar su propia historia al mismo tiempo que se mantiene el hilo conductor que su contraparte animada, dándole una continuidad sutil que ayuda a abarcar a un público amplio sin importar su relación con el universo de Sword Art Online.

Si bien este concepto es amistoso en cuanto al público general, el material base sigue sufriendo los mismo problemas de siempre: una historia cuyo desarrollo no termina de convencer parcialmente gracias a un repertorio de personajes pobre, con una sobreexposición innecesaria.

Sin embargo, la premisa esta vez es superior a la de entregas anteriores: nos despertamos en un mundo virtual sin saber cómo llegamos hasta ahí, y para peor los nuevos personajes -que no son NPCs- no son conscientes de que están dentro de un videojuego. Además, los protagonistas se desarrollan satisfactoriamente en esta línea puntual de la trama.

La clásica imagen de golpe dramático.

La otra clásica de los protas peleando.

Un punto a destacar de esta seguidilla de juegos, es que la forma en la cual se encara el gameplay suele cambiar radicalmente. Siempre tenemos algo en la línea de RPG de acción, pero el ritmo, la disposición de controles y el foco del combate cambian siempre.

En esta oportunidad nos encontramos con la faceta más clásica del género. Nos movemos libremente por el mapa, podemos combinar ataques básicos y esquivar a nuestros enemigos, con la posibilidad de asignar habilidades especiales y ejecutarlas en tiempo real. No hay foco en armas de fuego, ni en volar como sucedió en el pasado.

Si bien conceptualmente el sistema funciona, en esta oportunidad se transforma en la puerta de entrada de todos los errores presentes en el título, que evidencian poco tiempo de desarrollo o, simplemente, falta de ambición.

Primero y principal, se siente poco intuitiva la movilidad de nuestros personajes. No es ningún secreto que no todos los juegos tienen que ser fluidos y que muchas veces esa torpeza al girar o esa imposibilidad de moverse bien inmediatamente después de realizar una habilidad, son parte del gameplay y le suman a la impronta que el desarrollador le quiso poner al combate. En esta oportunidad no se siente así en lo absoluto, sino que faltó tiempo de desarrollo para ajustar varias animaciones con los entornos y las secuencias de una pelea común.

Segundo, es ridícula la cantidad de vida de los enemigos. Similar al caso anterior, es una decisión de diseño, y muchos juegos suelen pecar por darle poca vida a enemigos menores, pero Sword Art Online le dio innecesariamente demasiada vida a muchos enemigos sin siquiera venir acompañada de algún cambio estratégico en los ataques.

Siguiendo con los errores, gráficamente el juego se ve simple, lo cual podría ser aceptable de no ser por caídas en los frames. Algunos detalles como la animación de la ropa balancean sobre lo positivo, pero el conjunto de pequeños detalles negativos termina pesando más.

Se ve más lindo, pero le falta.

Lo dije en cada review de un juego de Sword Art Online que me tocó realizar: manga/anime/videojuego tienen el mismo problema, traen una muy buena idea a la mesa, pero la ejecución es innecesariamente mala. Para RPGs de acción existen muchísimas alternativas mejores, para juegos con esta premisa también. Únicamente recomendable si te fascina Sword Art Online.

¿LO JUEGO?

Únicamente recomendable si te fascina Sword Art Online.

Lo Bueno

  • Algunas animaciones menores.
  • La premisa está bien construida.

Lo Malo

  • Personajes secundarios innecesarios.
  • Caídas en los frames para un juego gráficamente simple.
  • Falta de fluidez en el combate.
  • Ridícula cantidad de vida de los enemigos.
4.5

Emmm no

Facundo Maciel
Facu ya no es el checkpointer más joven, pero si el mas alto. Prefiere jugar en las consolas de Sony, aunque también le gustan las portátiles de Nintendo y en lo posible escapa de la PC como plataforma de videojuegos. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre.