Star Wars: Squadrons Review

Hugo Granchetti
PC PS4 Xbox One

¿Al fin la resurrección de X-Wing vs. TIE Fighter en la actualidad? Enterate en nuestra review.

Hace más de dos décadas que los amantes de los vuelos rasantes de X-Wings y TIE Fighters y de sus tensas batallas intergalácticas esperan ansiosamente la vuelta de semejante emoción. Y tras larga espera, llegó el momento. Star Wars: Squadrons pretende evocar y revivir esa fantástica era, adaptando ciertas mecánicas a los tiempos que corren y ofreciendo un paquete más que satisfactorio para los fanáticos de la antigua y lejana galaxia.

A pesar de su título, este juego reconstruye la simulación de antaño de X-Wing vs. TIE Fighter, X-Wing Alliance y sus primos cercanos, y no tanto la acción arcade de la serie Rogue Squadron. Aun así los elementos de simulación se encuentran algo simplificados, probablemente para atraer a un público mayor y adaptar la experiencia a consolas.

Más inmersivo que nunca, tras 20 años. “Red One, standing by!”

Una campaña típica de Star Wars, con traiciones y planteos morales.

Esto significa que piloteamos nuestra nave -ya sea como parte de la Alianza Rebelde o del Imperio Galáctico- exclusivamente en primera persona, y debemos regular la velocidad, la energía de escudos y la posición relativa frente a toda amenaza para salir victoriosos de cualquier contienda espacial. Sin embargo, no esperen encontrar el complejo sistema de hotkeys y controles detallados del pasado; aquí tendremos un manejo intuitivo que se siente muy cómodo incluso al utilizar un joystick tradicional. Para una experiencia aún más inmersiva Squadrons puede jugarse en modo VR y con un mando de vuelo, aunque presentó algunos problemas técnicos en este apartado al momento de lanzamiento, como en la sensibilidad de movimiento.

El juego incluye una campaña para un solo jugador de 6 a 8 horas de duración que, si bien no representa un argumento notablemente épico, está coherentemente integrado dentro de la saga Skywalker y presenta incluso referencias a otros arcos como Star Wars Rebels. Es una muy buena forma de aprender a controlar cada una de las naves -cuatro por cada facción, con sus roles característicos- a través de una curva de dificultad creciente pero accesible.

Star Wars: Squadrons pretende evocar y revivir esa fantástica era de X-Wing vs. TIE Fighter y sus primos cercanos, adaptando mecánicas a los tiempos que corren y ofreciendo un paquete más que satisfactorio.

Los otros dos modos son multijugador e incluyen: una escaramuza de cinco contra cinco, en la que un bando debe derribar 30 naves del oponente para obtener la victoria; y una batalla entre flotas, también de cinco contra cinco, pero con otras naves controladas por la inteligencia artificial. En este último caso el objetivo consiste en destruir la nave enemiga principal, para lo cual debemos proceder en fases secuenciales trabajando en equipo a lo largo del ida y vuelta entre los contendientes. Las partidas aquí son lógicamente más duraderas, la coordinación del escuadrón es fundamental, y entra en consideración un sistema de rankeo típico de la actualidad para balancear el matchmaking.

Tal cual lo prometido por Electronic Arts, no nos toparemos con microtransacciones sino que obtendremos puntos para canjear por componentes para personalizar la nave -diferentes tipos de láseres, misiles, escudos y demás- así como cosméticos para decorar la cabina. Lo primero desde ya le agrega profundidad a las estrategias que podemos planificar junto con nuestros aliados, antes de entrar en batalla.

La personalización de cada nave resulta fundamental para la estrategia de combate.

Si bien lo que ofrece el juego es más que suficiente para su precio -sumado a una jugabilidad cómoda, adictiva y desafiante, y un apartado audiovisual espectacular-, el contenido puede sentirse eventualmente escaso. Sería deseable que reciba soporte a lo largo de los próximos meses, con modos y naves adicionales que lo mantengan vivo y atractivo.

Star Wars: Squadrons trae luz allí donde había oscuridad, al revivir una de las experiencias que más se extrañaba de la franquicia: esos enfrentamientos frenéticos que nos hacen balancear la silla al esquivar, perseguir y disparar desde nuestra cabina frente a un imponente Star Destroyer. ¿Qué más se puede desear?

Las batallas entre flotas conforman el modo multijugador principal.

¿LO JUEGO?

Si extrañabas volar en una de las icónicas naves de Star Wars -o si te interesa y nunca lo experimentaste- no dudes en probar Squadrons.

Lo Bueno

  • Experiencia inmersiva, con un logrado equilibrio entre simulación y arcade.
  • La campaña nos invita a probar cada una de las naves, con una historia fielmente integrada dentro del universo de Star Wars.
  • La jugabilidad se siente dinámica, cómoda y adictiva.
  • Los gráficos son espectaculares y la música de John Williams acompaña por supuesto de forma impecable

Lo Malo

  • El contenido, si bien suficiente, puede quedar escaso con el paso del tiempo.
  • Algunos problemas técnicos al momento de lanzamiento, especialmente al usar un mando de vuelo.
8.3

¡A no dejarlo pasar!

Hugo Granchetti
Un gamer que juega múltiples géneros en múltiples plataformas, Hugo -alias Beto- comenzó desde pequeño a incursionar en los videojuegos a través de joyas como Super Mario Bros., Pac-Man y Carmen Sandiego. Sus géneros predilectos son los RPG, los juegos de estrategia (RTS y 4X) y los puzzle. En su ámbito laboral, como profesor universitario en ciencias de la salud, incorpora analogías, alegorías y estrategias de enseñanza inspiradas en su experiencia videojueguil cuando ve la oportunidad. Por supuesto también difunde la religión Checkpointera en sus círculos académicos.