Sackboy: A Big Adventure Review

Sebastián Cutuli
PS4 PS5

Después de muchos años de inactividad, el principal protagonista de la querida saga Little Big Planet, Sackboy, vuelve a las consolas PlayStation ostentando una aventura con nombre propio y un arriesgado cambio: el paso del 2.5D al 3D completo. Sí, ese mismo cambio que ha sabido ser fatal para tantas franquicias plataformeras.

Por suerte, muy lejos de sentirse incómodo, desde el principio el cambio de género y perspectiva se siente natural, y a lo largo de este análisis iré explicando por qué A Big Adventure puede llegar a ser una sub-saga de la franquicia principal Little Big Planet.

Sackboy: A Big Adventure es un juego de plataformas 3D al estilo Super Mario 3D World, presentando una vista isométrica, pasillos de mediano tamaño, variedad constante de situaciones jugables y la posibilidad de jugarse de a uno hasta cuatro jugadores simultáneos -como históricamente se manejó la franquicia.

La tienda de Zom Zom, el “fashionista” del juego.

Sackboy y burbujas, un amor incondicional.

La historia es tan simple como la de cualquier otro plataformero: un malvado villano llamado Vex captura a los amigos de Sackboy y los hace trabajar forzosamente en un dispositivo que cambiaría la imaginación y ternura de Craftworld (el mundo donde vive Sackboy) por una constante tierra de pesadillas y desolación.

Nuestro adorable y expresivo amigo Sackboy será el encargado de perseguir a Vex a lo largo de cinco grandes mundos, comandado por la última integrante de los caballeros de punto, Scarlet. Ella será nuestra mentora y junto a varios carismáticos personajes, la odisea de nuestro lanudo héroe se hará amena y divertida.

En cuanto a la jugabilidad, los controles de Sackboy han cambiado un poco para adaptarse al nuevo estilo. Sackboy no tiene un doble salto, pero sí una especie de “planeo” cuando se aprieta nuevamente el botón de salto. También puede hacer “roll” continuamente si apretamos círculo, atributo que agrega dinamismo a su movilidad.

También se añade un clásico movimiento plataformero: saltar y aplastar cuando se presiona triángulo. Estos nuevos movimientos, junto con la inclusión de artefactos temporales estratégicamente añadidos a ciertos niveles, generan una cohesiva experiencia plataformera que cambia constantemente y no aburre nunca.

A lo largo de los cinco mundos principales, Sackboy tendrá que sortear más de 60 niveles, los cuales imponen una jugabilidad diferente entre cada uno de ellos. A saber: niveles parcialmente en 2D; plataformas que se destruyen; niveles completos para deslizarse; niveles con plataformas giratorias; y muchas otras variantes más.

Entre algunos de los artefactos que podemos nombrar, están: el boomerang, un arma de rango para algunos niveles algo picantes; el gancho, para balancearse de algunos objetos colgantes al mejor estilo Batman; y algún otro que no revelaré para no arruinar el encanto.

Cada mundo tiene una temática visual y artística marcadamente diferente, y los personajes que nos guiarán en ellos están cuidadosamente diseñados e interpretados actoralmente, aunque no llegan a ese toque mágico expuesto en Little Big Planet 3. Al final de cada mundo enfrentaremos a Vex en una boss fight diferente, antes de poder saltar a otro mundo.

Los mundos en Sackboy: A Big Adventure no son sólo mapas inertes, sino que nuestro héroe puede moverse libremente a través de ellos y decidir entrar a cada nivel, bonus level, challenge o tienda de moda, presentada por el excéntrico Zom Zom, el cual nos permitirá comprar trajes o accesorios con la moneda del juego.

Los bonus levels nos permiten juntar muchas unidades de la moneda del juego para después poder usarlas en la tienda de Zom Zom. A diferencia de los Little Big Planet, sólo en esta tienda es posible cambiarse el atuendo o comprar accesorios ya que no existe el Pop It para cambiarse.

Los mapas son un espacio transitable en el título.

“Los mundos en Sackboy: A Big Adventure no son sólo mapas inertes, sino que nuestro héroe puede moverse libremente a través de ellos.”

El despiadado Vex, ¿un villano trapero?

Los challenges son desafíos contrarreloj que se irán desbloqueando siempre y cuando los encontremos en los diferentes niveles -los niveles que tienen challenges escondidos, tienen una especie de cubo rubik fragmentado por encima de ellos. Son entretenidos y complejos de pasar de manera cooperativa.

Los efectos de fuego están genialmente logrados

King Bogoff, uno de los tantos personajes que ayudan a Sackboy.

Un juego no puede llamarse a sí mismo plataformero si no posee coleccionables, y Sackboy: A Big Adventure no es la excepción. Además de la moneda del juego para acceder a los accesorios, tendremos que juntar las mismas burbujas que en los Little Big Planet dentro de los niveles, y la cantidad obtenida nos dará una puntuación de bronce, plata u oro al final de cada uno.

Además, cada nivel posee una cantidad específica de esferas celestes, un coleccionable importante para desbloquear la entrada a los bosses de cada mundo. Cuando completamos un nivel con todas las esferas, recibimos un sticker que se pega en nuestro albúm específico del mundo.

Gráficamente, el juego es realmente bello por donde se lo mire: la arquitectura de los niveles, el diseño de los personajes y enemigos, los efectos de partículas y la textura de los materiales. En su conjunto, este apartado nos hace pensar que estamos realmente jugando con un muñeco de trapo en gigantes maquetas.

Si bien es cierto que la gama de colores se ha intensificado drásticamente con respecto a la trilogía Little Big Planet -teniendo como resultado un acabado más caricaturesco y menos realista-, la parte artística es intachable y es aún mejor en su versión PS5, donde los shaders utilizados en los distintos materiales terminan de definir un acabado visual casi palpable.

Es bueno mencionar que en sus dos versiones el juego corre a 60 frames por segundo, algo indispensable para un plataformero que requiere de algún tipo de destreza por parte del jugador, y que no se ve afectado en lo más mínimo cuando se juega multijugador.

3D platforming ABC.

El gancho, un accesorio más versátil de lo que aparenta.

Al igual que en el apartado gráfico, el sonoro es realmente muy bueno, y continúa el legado de la saga con todos sus sonidos que lo identifican: al agarrar burbujas en los niveles, el respawn de los personajes, el checkpoint y la alerta de última vida, con lo cual los amantes de la saga se van a sentir muy cómodos y a gusto.

Así como en la trilogía Little Big Planet, Sackboy: A Big Adventure presenta varios niveles completamente musicales, con temas licenciados de artistas muy populares como Britney Spears, Bruno Mars, Madonna, entre otros. El diseño artístico y coreográfico de estos niveles es realmente la frutilla del postre, porque la mixtura del colorido de los niveles, el ritmo de los personajes y las diferentes situaciones jugables crean algo maravilloso, como en su momento lo hizo Rayman en sus versiones Origins y Legends.

En cuanto a la duración del título, ronda las 13 horas y para completarlo al 100%, posiblemente unas 22. Como puntos negativos de esta entrega se puede mencionar la falta de un editor de mapas, lo cual es entendible por el cambio drástico de género; y la falta de multijugador online, una característica que estará disponible en algún momento de diciembre, pero que hiere momentáneamente al juego porque cada mundo tiene un nivel que sólo puede jugarse acompañado.

En conclusión, estamos ante la presencia de un genial juego de plataformas 3D, que toma elementos fundamentales de los grandes exponentes del género y les añade su impronta; los sintoniza de una manera diferente para que encajen con el adorable y mágico mundo que ha sabido crear Little Big Planet.

Si bien se echa de menos el poder crear niveles y tener más libertad a la hora de fabricar nuestros propios diseños de vestimenta, Sackboy: A Big Adventure es, a mi entender, lo que necesitaba la saga: un spin-off o cambio de género para llegar a un público mayor que desconoce su existencia.

Las mecánicas variadas implementadas a lo largo del título, su acertada jugabilidad como plataformero 3D y la diversión que proporciona cuando se juega multijugador, son herramientas suficientes para asegurar que ningún amante del género debería perdérselo.

¿LO JUEGO?

Por supuesto que SÍ.

Lo Bueno

  • La coreografía de los niveles musicales.
  • Multijugador local.
  • La inmensa variedad de situaciones que se nos presentan en los niveles.
  • La magia de Sackboy y su mundo.

Lo Malo

  • Falta de multijugador online, momentáneamente.
  • Falta de editor de niveles.
8.7

¡A no dejarlo pasar!

Sebastián Cutuli
Seba es un gamer consolero de raza. Empezó con el family a principios de los 90’, siguió con la Sega Megadrive y después tuvo unos largos años de felicidad con dos de las más grandes consolas de sobremesa de Nintendo: Super Nintendo y Nintendo 64. Posteriormente, se enamoró incondicionalmente de Sony, adquiriendo una Playstation 2, continuando con la 3 y por último la 4. Fanático enfermizo de los juegos de pelea y los shooters, juegos de acción y hack and slash japoneses.