Life is Strange Review

The Walking Dead inició una nueva manera de implementar juegos episódicos con toma de decisiones. Life is Strange es la primera apuesta con este formato por parte de Square-Enix.

Aviso: Te recomendamos leer nuestra review del primer capítulo, ya que esta toma en consideración lo escrito anteriormente. No sólo explicando mecánicas básicas, sino analizando cuánto y cómo evolucionó con respecto a su origen.

Max, en su afán de convertirse en una fotografa profesional, vuelve a su pueblo natal para estudiar en un prestigiosa institución. Ahí, no solo consigue misteriosamente el poder de controlar el tiempo; sino que también se encuentra con su mejor amiga de la infancia, cuya vida cambió rotundamente.

El pueblo, Arcadia Bay, está controlado casi en su totalidad por la familia Prescott, cuyo descendiente más joven es un compañero nuestro de clases. Este linaje de poder supo darle riquezas al pueblo en su momento, pero ahora solo se puede ver como decae. Al parecer, la naturaleza se descontroló, creando efectos climáticos drásticos que tienen una consecuencia directa en la vida animal de la zona, afectando aún más a este pueblo pesquero.

Como si fuera poco, una estudiante de la academia desapareció sin dejar rastro alguno. Encontrarla se volverá una tarea fundamental para nosotros.

Estas son sólo algunas de las tramas básicas en las que se desarrolla el juego. Y no sólo se desenvuelve de manera impecable en este aspecto, sino que lo hace con un plantel de personajes diverso de lo más interesante, desde sus diseños hasta sus reacciones, que resultan muy creíbles. Al final de la semana, vamos a terminar conociendo y encariñándonos con la gran mayoría de ellos.

La amistad entre Max y Chloe, una parte fundamental del juego.

Hasta la ropa tiene una historia para contar.

La historia del juego se enfoca seriamente en imitar la vida real de una ciudad; y esto se refleja en cada escenario lleno de vida, y en cada emoción de los personajes. Los viajes en el tiempo están implementados de manera tal que, en su mayoría, no son el centro del juego, sino una herramienta más.

Si lo analizamos desde el género de la historia, nos encontraremos con que cada capítulo toma como centro uno distinto: un drama adolescente, aventuras de una chica con poderes, policial, terror y misterio. Hasta tendremos un pequeño homenaje al difunto P.T. Esta variedad no se siente en ningún momento forzada, sino que refleja lo bien proyectada que está la historia y la gran cantidad de matices que presenta el juego.

La historia irá rotando de género pasando por un policial, drama, terror y varios otros.

Hablando de matices, en el transcurso de la historia, se nos van a plantear una serie de dilemas actuales: tenencia de armas, homosexualidad, violencia de género, y otras que no develaremos para no arruinar la sorpresa. La combinación resultante de que estén en el guión, con la posibilidad de elegir sobre ellas, hará que veamos algunos temas con una profundidad que pocos juegos –y medios en general- se animan a presentar.

¿Dónde está la chica desaparecida? ¿Cuál es el destino del pueblo? ¿Qué va a pasar con la naturaleza? ¿Qué esconde la familia Prescott? ¿Cómo consiguió Max sus poderes? Todas estas preguntas y muchas más, son las que nos mantendrán pegados a la pantalla. Luego de ver varios giros inesperados, podemos rejugar para ver cómo las respuestas siempre estuvieron escondidas ahí.

El tornado no es el peor problema por el que pasará nuestra protagonista.

El arte cuidado hasta en el más mínimo detalle.

Gráficamente, se repite lo visto en el capítulo uno. Considerando que es un juego de 25U$D máximo, podemos esperar gráficos simples. Sin embargo, los desarrolladores no se conformaron con eso e implementaron una serie de decisiones de artisticas para compensarlo.. El diseño de varios objetos es similar a un dibujo hecho con crayón; otros son manchones de pintura que se develan al acercarse/seleccionarse; y cada objeto con el que podemos interactuar se recubre de un borde que simula una hoja de papel. Considerando la importancia que le da el juego al arte (recordemos que Max estudia en una institución dedicada a esto) es un detalle no menor a tener en cuenta.

La banda sonora acompaña todo el tiempo, logrando sumergirnos en los momentos claves de la historia, variando apropiadamente cuando va cambiando el tono de la historia. Varias melodías se quedarán en nuestra cabeza por unos cuantos días. Además, el juego cuenta con canciones de distintos géneros que suelen ser utilizadas como una presentación, para enfatizar los momentos de descanso y reflexión.

Son varios los misterios a resolver, así como los temas que se tocan: desde tenencia de armas hasta violencia de género.

Todos sabemos que este tipo de juegos enfocados en la toma de decisiones son más una ilusión que otra cosa. Algunos, como Heavy Rain, tenían una variedad amplia de caminos a elegir; y otros, como The Walking Dead, las opciones bien disfrazas. Life is Strange es un híbrido, si bien el camino general está tomado, casi todas las opciones tienen consecuencias: una planta que elegimos regar o no en el capítulo uno, puede aparecer marchita o no en el capítulo tres. Una combinación de estas decisiones menores puede sumarse para impactar de manera inesperada en eventos más importantes.

La única verdad es que todo está conectado, nuestra habilidad de volver el tiempo atrás nos permite ver las consecuencias inmediatas de algunas decisiones, pero a largo plazo tendremos que confiar en nuestro criterio.
Anteriormente, criticamos la desastrosa implementación de la sincronización de las voces con los labios. Si bien mejoró, no lo hizo lo suficiente como para no restarle puntaje. Sin embargo, las actuaciones en sí son muy buenas, compensando en gran medida el problema.

Investigación, uno de los matices del juego.

El arte dentro del arte.

Lamentablemente, hay que marcar dos errores argumentales importantes, dos contradicciones que si bien no interfieren con el transcurso general de la historia, contrastan con la calidad general del juego. En un momento, vamos a entorpecer una investigación por hacer algo totalmente innecesario; con todo lo que está en juego en ese momento, es difícil creer que los personajes hubieran hecho eso, logrando un momento muy forzado.

El otro, es un tanto peor: varias veces vamos a recurrir a un aspecto del poder de Max para conseguir distintos objetos. En una parte crítica, podríamos tranquilamente hacer lo mismo, pero por algún motivo no se nos permite hacerlo. Lo único bueno de esta parte es que realmente vemos cómo impactan varias de las decisiones tomadas hasta el momento, en una serie de diálogos con una cantidad sustancial de posibles desenlaces.

Por último, volvemos a hacer mención de la atención al detalle. Cada e-mail, panfleto, poster, etc que revisamos, tiene información realista que suma a la historia. Todas las decisiones que podemos tomar, tienen una repercusión tarde o temprano, por más pequeña que sea. Hasta los trofeos/logros son particulares: tendremos que sacarle fotos a momentos especiales para conseguirlos.

Cuando vi el primer tráiler del juego, sabía que me iba a interesar. Con cada capítulo que iba terminando, mi expectativa por el juego crecía, pero el objetivo final de la historia se hacía un poco más borroso. Una vez que terminé el capítulo cuatro se me había hecho obvio el final, y estaba un tanto asustado que el último capítulo tirara todo el mérito por la borda. Por suerte, esto no fue así y logró sorprenderme una vez más.

Los finales pueden gustar o no, pero todo queda explicado de una forma u otra. La historia cierra, por lo que no van a tener que preocuparse por un golpe bajo. Se anunció que si llega a salir una secuela va a ser con otro plantel de personajes totalmente distinto, utilizando el mismo concepto. Desde lo personal, veo difícil que se puedan superar.

Sin dudas, la imprevisibilidad, los personajes, la posibilidad de elegir y ver cómo afecta de forma muy realista al entorno, más los temas fuertes por los que se mueve la historia, hacen de Life is Strange mi GOTY del 2015. Si te gustan los juegos episódicos, probablemente este te guste tanto como a mí; si nunca probaste o no jugaste a nada más, abrumado por la oleada de Telltale, te aconsejo que le des una oportunidad.

¿LO JUEGO?

No jugarlo sería una mala decisión.

Y Checkpoint Radio que opina?

diegote_web

Me alegra mucho que a Facu le haya gustado el juego en su totalidad. Yo detesto los juegos por episodios, como digo en cada oportunidad que tengo, así que estoy próximo a jugarlo dado que la demo me había encantado y el juego está finalmente terminado. Ahora, hay que tener ganas de ponerle a este juego GOTY 2015, cuando hay bestias como Witcher 3, Metal Gear Solid V y Batman en el año eh?. Claramente dudo que sea mi GOTY 2015, pero sin dudas lo voy a disfrutar muchísimo.

dieguito_web

Esta bueno que haya una alternativa interesante a la fórmula de Telltale. Life is strange, si bien en esencia es lo mismo, tiene esas cositas que lo destacan por sobre la -quizás un poco abusada- fórmula de Telltale. Todavía no terminé todos los episodios, pero sin duda la historia engancha, la atención a los detalles periféricos como los mails, mensajes al celular, las fotos que podemos sacar para nuestra colección, etc. hacen de este juego una opción esencial para aficionados al género “narrativo por episodios con toma de decisiones que puede o no tener zombies”.

vani_web

Cuanto más leo al respecto, más quiero jugarlo. Sin dudas, es uno de mis próximos juegos a jugar. Creo que tiene todo lo que un juego necesita para gustarme. No creo terminar defraudada.

fede_web

Gran historia, oscura y atrapante. Personajes creíbles y conflictos reales. No siempre hay una decisión correcta. Disfruté mucho Life is Strange, muy recomendable para los que disfruten las aventuras gráficas.

Lo Bueno

  • Historia fuerte e impredecible.
  • Banda sonora.
  • Personajes creíbles.
  • La implementación de los poderes de viajar en el tiempo.
  • Variedad de decisiones, todas relevantes en mayor o menor medida.

Lo Malo

  • Sincronización de voces.
  • Dos errores argumentales inconsistentes.
9

Joya del gaming

Facu ya no es el checkpointer más joven, pero si el mas alto. Histórico usuario de PlayStation y las portátiles de Nintendo, recientemente sumado a Xbox gracias a GamePass y el trabajo. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre. Facu trabaja en Microsft.