Kingdom Hearts HD 1.5 + 2.5 ReMIX Review

Facundo Maciel

Cuenta la leyenda que un ejecutivo de – en ese momento – Squaresoft, actualmente Square-Enix, y otro de Disney se subieron por accidente a un mismo ascensor y, para cuando bajaron, la idea de un juego conjunto había tomado forma dándole lugar al nacimiento de esta gran saga.

La cantidad de iteraciones que tiene Kingdom Hearts es realmente grande y recorre varias consolas, tanto de sobremesa como portátiles. Para traer orden y darle una oportunidad a los fans de jugar a cada juego, se decidió lanzar dos colecciones para Playstation 3. Hay títulos más relevantes que otros, pero todos son necesarios para entender una historia rebuscada, aunque satisfactoria. Luego de anunciar que las colecciones en conjunto no verían la luz en la actual generación, se decidió lanzarlas de todos modos sin ningún agregado de contenido. Antes de enfocarnos en cada juego en particular, vamos a realizar un panorama general de los comunes denominadores que predominan en la saga

Kingdom Hearts consta de una historia original en sí misma, poseyendo así personajes y mundos propios creados exclusivamente para el juego. Nuestro protagonista es portador de una keyblade (una espada con forma de llave), la cual solo se otorga a aquellos fuertes de voluntad sin importar si el fin con el que será usada es bueno o malo. En principio, esta arma se nos muestra como única por ser la que puede detener “realmente” a los enemigos; pero a medida que avanza la historia, nos enteramos que esconde muchos secretos…

Esta historia sirve como hilo conductor que nos obligará a ir por diversos mundos de Disney. En estos, los malos del juego ayudan a los villanos de las películas. Para detener sus siniestros planes tendremos que aliarnos con grandes protagonistas clásicos como Aladdin o Hércules para darles a sus historias el final feliz que todos conocemos. Como dato de color, a veces la trama se desvía bastante de la película original, incluso llegando a una conclusión diferente a la de su contraparte fílmica. Sin embargo, siempre se refeja la inconfundible escencia de Disney.

Square, Disney y personajes originales.

Si estas muy perdido con los juegos, en esta colección vas a poder jugar al primero de todos.

Por el contrario, los personajes de Square no necesariamente son como los recordamos, sino que son adaptaciones basadas en sus juegos de origen. Como regla general, se mezclan personajes de distintos Final Fantasy dándoles un pasado en común en un mundo original. Vale destacar que esta es la primera vez que muchos personajes de FF tienen actores de voz.

En materia gráfica, en general, los juegos cumplen con su cometido, especialmente considerando sus respectivas fechas de salida, y por supuesto sin dejar de lado las diferencias inherentes a las distintas consolas. Lamentablemente, los escenarios -a pesar de ser muy grandes- se encuentran vacíos. Los modelos de los personajes son detallados, siempre fiel al estilo de su fuente de origen, donde es fácil ver el sello de ambas empresas.

El trabajo realizado con los actores de voz es simplemente impresionante, la gran mayoría de los personajes de Disney tiene su actor de voz original, con el esfuerzo que esto implica. En cuanto a los originales, todos supieron cumplir con creces su objetivo. Tenemos conocidos como Haley Joel Osment (el protagonista de Sexto Sentido) o Quinton Flynn (la voz de Raiden de Metal Gear); y hasta se dieron el gusto de poner a Leonard Nimoy y Mark Hamill. Sus personajes son rivales en el juego y en la vida real, ya que uno interpretó al Capitán Spock (Star Trek) y el otro a Luke Skywalker (Star Wars) las cuales son consideradas como sagas rivales.

La banda sonora es indudablemente una de las mejores que tiene para ofrecer un videojuego. Para empezar, tenemos los temas de inicio por Utada Hikaru, una conocida cantante japonesa, con versiones tanto en inglés como en japonés. Lo malo es que solo se hicieron temas para los dos juegos numerados de la saga, y para los otros se reutilizaron dichas canciones hasta el hartazgo. La música de Disney está presente -por lo general como melodías de fondo-, todas tan pegadizas como las pueden recordar; hasta tenemos el gusto de jugar una sección musical con temas de una de las películas más conocidas. En cuanto a la banda sonora original, la variedad es grande y sabe acompañar cada situación, expresa los sentimientos de cada personaje a la perfección, y, como si fuera poco, para las re-ediciones, se re-editó la música, orquestando varios de los temas.

El sistema de juego fue novedoso para la época. Si viéramos una foto, pensaríamos que es un RPG japonés, ya que podemos ver los clásicos menús con opciones como: ataque, magia, ítems, etc. Esto no podria estar mas alejado de la realidad..

El juego es de acción/aventura, solo que la forma de elegir qué realizar, es mediante estos comandos en tiempo real. Por ejemplo, cada vez que presionemos X atacaremos, y si queremos usar magia, tendremos que bajar con los botones direccionales y elegir la que queremos usar. Esto da lugar a un sistema novedoso y lleno de posibilidades que, como si fuera poco, cambia ligeramente en cada iteración. Iremos detallando cada uno a medida que veamos cada juego individualmente.

Otro aspecto a destacar es la variedad de enemigos, desde los minions más débiles hasta los jefes. Cada juego tiene un buen repertorio de éstos y no siempre sirve atacarlos de frente, varias veces se pondrá en juego nuestra paciencia, y nuestra habilidad de analizar patrones. Esto es peor si enfrentamos a los jefes secretos o empezamos el juego en la dificultad más alta, pero nunca deja de ser divertido y la satisfacción de ganarles es muy grande.

Olvidate del comate por turnos y ponete a esquivar.

Antes de proceder a ver cada juego en particular, hay que destacar por qué las ediciones ReMIX son superiores que sus lanzamientos originales. Para empezar, la colección trae cuatro juegos y dos “películas”, lease un rejunte de las cinemáticas de las aventuras de Sora por la Nintendo DS original, ya que adaptarlo requería mucho tiempo. Es una pena que se pierdan esos juegos ya que para su plataforma destacaban con creces. La adaptación de uno de estos, Re:coded, tiene escenas inéditas para dar un mejor hilo conductor a las cinemáticas.

Lo más importante, sin lugar a dudas, es que lo que se remasterizó no fueron los juegos originales sino sus versiones “Final Mix” –este término vendría a ser el Director’s Cut de las películas: como este juego es una mezcla de dos grandes mundos esta es la mezcla final del autor-. Estas versiones, hasta ahora, eran exclusivas de Japón, por lo que todo el contenido que agrega es totalmente nuevo para el mercado occidental. En la primera colección, los agregados son muy pocos, pero en la segunda son tantos que justifican la vuelta de cualquier fan de la saga. Entre las novedades tenemos: alrededor de quince jefes, más armas, cinemáticas, desafíos y hasta capítulos jugables enteros.

El primer título de esta colección es el Kingdom Hearts. Así, a secas, nada de nombres raros todavía. El juego comienza de forma particular con los llamados “Dive to the heart”, como el nombre indica nos sumergimos en el corazón de nuestro protagonista para conocer cuáles son sus sentimiento y prioridades. Sólo por este título, tendremos que responder varias preguntas de nuestra personalidad y basándose en las respuestas tendremos un bonus en algún atributo.

Al terminar esta secuencia, nos despertamos en Destiny Islands, el mundo de nuestro protagonista, Sora. El cual, con sus mejores amigos, Kairi y Riku, piensa en hacer una balsa para explorar que hay más allá de sus islas. Con ese fin en mente, Kairi nos encarga buscar los materiales que necesitamos en una forma de un gran tutorial. Acá es donde empezamos a ver qué nos depara el juego. Explorando la isla se empieza a sentir que una aventura muy grande está a punto de comenzar. Al terminar de armar la balsa, los amigos deciden empezar su viaje a primera hora de la mañana. Sin embargo, en la mitad de la noche, Sora escucha que algo está pasando, y al investigar, se encuentra con que su mundo está siendo devorado por la oscuridad.

Aparte de no poder encontrar a sus amigos, hay una invasión de unas pequeñas criaturas negras que amenazan con destruirlo todo lo que, como si fuera poco, no pueden ser dañadas. En este momento es donde empieza la magia ya que Sora despierta la keyblade, arma que lo ayuda a derrotar a estas criaturas aunque, lamentablemente, esto no le alcanza para evitar que su mundo termine de ser destruido. Pasado un tiempo, Sora recobra el conocimiento en un lugar llamado Traverse Town, un mundo conocido por alojar personas que perdieron su hogar.

¿¡¿Cómo que hay que jugarse nueve juegos para enteder bien la hisotria?!?

Paralelamente, en el castillo de Disney, Donald, el mago real, mano derecha del rey, y Goofy, capitán de los caballeros, encuentran una carta de Mickey –en su rol de Monarca (obvio)- la cual dice que fue en busca de una forma de luchar contra la oscuridad latente que amenaza con destruirlo todo. La misión que le deja a sus fieles compañeros es ir en busca del poseedor de la  keyblade. Su primer destino debe ser Traverse Town y encontrar a un hombre llamado Leon, el cual podrá ayudarlos. Luego de ciertos acontecimientos, Sora, Donald y Goofy unen fuerzas para encontrar a sus amigos y de paso salvar al mundo. Así es como comienza el viaje por todos los mundos de Disney.

Cada juego nos deja una sensación o nos da una lección. Y la que mejor define el primer juego es la de “aventura”. Los personajes van recorriendo, superando obstáculos y aprendiendo juntos. Todo esto con una sonrisa en la cara y sin darse por vencidos. Como no puede faltar en una buena historia, los giros dramáticos y sorpresas inesperadas están a la orden del dia.

El combate fundó los cimientos en los que más adelante se construirían todas las secuelas. Como explicamos antes, elegimos la opción que queremos y la ejecutamos en tiempo real. La magia en este caso es convencional. Tenemos una barra de MP, que a medida que usemos, se irá gastando, mientras que cuando ataquemos, se irá llenando. Esto es importante ya que otros ataques especiales requieren el uso de la misma barra y como la magia de curación es esencial para vencer, vamos a tener que armar una estrategia para sobrevivir. También tenemos invocaciones, pero siempre de personajes de Disney, no esperen ver a Shiva o Bahamut.

El segundo título de la colección es Kingdom Hearts Re: Chain of Memories. Este juego es una continuación directa del primero. Originalmente, salió para Game Boy Advance por lo que muchos pero muchos fans de la saga debieron dejar pasar la oportunidad de jugarlo. Para solucionar esto, Square saco esta remake en Japón junto a Final Mix II. La cual se trajo como juego independiente a occidente. En GBA, como se imaginarán, contaba con una estética y gráficos acordes. La remake, en cambio, está hecha de cero con el mismo motor que el resto de los juegos.

La historia nos sitúa con Sora, Donald y Goofy, perdidos en un mundo desconocido, luego de la batalla final del primer Kingdom Hearts. En la mitad de la noche, un misterioso personaje de negro se les aparece y los invita a un castillo. Nuestros protagonistas deciden ir y llegan a Castle Oblivion. Al entrar, aparece otro personaje con sobretodo negro que les dice: “… Aquí encontrar es perder y perder es encontrar…” el lema de todo el juego. Sora siente que tiene alguien que encontrar ahí, y de a poco va recordando memorias de una cuarta chica rubia que jugaba con ellos de en las islas. Motivado por reencontrarse con su amiga, nuestro protagonista sube por el castillo.

A lo largo del juego se introducen todavía más personas con sobretodo negro. Estos pertenecen a la “Organization XIII” los flamantes villanos del juego, los cuales planean hacerse de los poderes de Sora.

Así se veia en Game Boy Advance.

El juego es largo y, como si fuera poco, una vez terminado accedemos a la historia de Riku. Resumiendo, en el transcurso del primer juego, Riku cae en la oscuridad y se deja dominar por el malo, pero al final del día ayuda los héroes, quedando atrapado. Este personaje logra escapar de donde estaba cautivo por su fuerte deseo de vivir y mágicamente aparece en este misterioso castillo. Mientras que Sora sube, Riku baja, siempre esperando encontrarse. Debido a su fuerza, Riku se transforma en otro objetivo de la organización.

En este juego, el sistema de combate cambia ligeramente: cada comando ahora se acciona por una carta. A su vez, las cartas tienen una habilidad: ya sea atacar, usar magia o invocar a un amigo para un solo ataque y además, tienen un número. Cada vez que presionamos X, usaremos esa carta  que se enfrenta a la del enemigo y la que tiene mayor número gana. Todo esto sigue siendo en tiempo real. Por supuesto, hay mucha variedad y diferentes herramientas. Si bien es el sistema más pesado de toda la saga, es correcto para un juego solo. Es verdad que limita un poco la acción, lo que se compensa con más estrategia. Recordemos que el juego original era de GBA, lo que en ese entonces funcionaba de maravillas. Cuando jugamos con Riku, los mazos vienen pre-seleccionados y cambian solos dependiendo del nivel.

Para subir o bajar los pisos del castillos tenemos que abrir puertas con cartas (sí,  más cartas) estas cartas son recuerdos de Sora/Riku de los mundos que recorrimos en el primer juego, por lo que vamos a ir a una versión adaptada de cada mundo. Este es el punto flojo del juego, ya que es un refrito de los mundos y historias que ya vivimos. Encima, al tener dos personajes, se reciclan los mundos dos veces. A pesar de todo esto, las escenas y peleas que transcurren en los pisos formales de paredes blancas del castillo son excelentes y tienen una gran historia para contar.

La historia de Sora se torna extremadamente profunda y nos hace pensar seriamente en la importancia de los recuerdos. El relato que nos da pequeñas lecciones de vida empieza la moda de la saga de contar eventos tristes. Por el lado de Riku, tenemos el camino de la redención. Algo muy interesante que pocas obras hacen es dar vuelta la percepción de cómo vemos el bien y el mal. Desde el vamos te enseñan que la oscuridad es mala y, sin embargo, Riku encuentra la forma de usarla a su favor, dándole una identidad propia.

Si logras diferenciar a todos los personajes, que encima se parecen, vas a lograr encariñarte con ellos.

Para continuar, tenemos a “Kingdom Hearts 358/2 Days”, originario de Nintendo DS. En el juego original, teníamos que hacer misiones mientras avanzaban los días y la historia. Estas misiones eran un poco repetitivas, pero eran un formato correcto para un juego de DS. El sistema de combate era similar al del primer juego, aunque tenía la particularidad de que la forma de atacar cambiaba según la espada que usáramos, además de un modo cooperativo en cual podíamos elegir entre más de quince personajes y armar equipos de a cuatro. Si bien la adaptación de las cinemáticas es buena y sigue contando una de las mejores historias de la saga, es una pena y un punto negativo que no hayan trabajado un poco más para traer el juego completo.

Esta vuelta se nos cuenta la historia de Roxas, el único miembro de la Organización XIII que puede usar la keyblade. Cada miembro de la organización es un nobody (un nobody vendría a ser un cascarón vacío del cuerpo que queda cuando un ser pasa a ser un heartless). Si bien un nobody es un tipo de enemigo común, hay algunos que pudieron mantener su forma original y todavía tienen recuerdos de lo que alguna vez fueron; pero por su naturaleza, no tienen derecho a existir ni pueden sentir. Con el objetivo de recuperar sus corazones es por lo que se forma la organización, ya que al derrotar heartless con la keyblade se va formando Kingdom Hearts, lo que sería la puerta al corazón de todos los mundos- donde ellos podrán recuperar lo que les pertenece.

Esta historia paralela comienza llegando al final del primer juego, continúa a través de Chain of Memories y termina justo antes del segundo juego. A Roxas lo encuentran primero los villanos y lo convencen de que está haciendo lo correcto al capturar corazones para ellos. Mientras él hace las misiones para ganarse el pan de cada día, se hace amigo de Axel, uno de los integrantes que conocimos en Chain of Memories y Xion, la miembro numero catorce de una organización en cuyo nombre dice que son solo trece. Xion, por algún extraño motivo, también puede usar la keyblade. A medida que pasan los días, los protagonistas van descubriendo qué significa tener un amigo, qué esperar del futuro y cómo enfrentar un mundo donde ellos no tienen derecho a existir. Así, la lección que nos deja este juego es esa: cómo enfrentar la adversidad cuando se tiene todo en contra y si está bien luchar por un bien mayor aunque esto condene la existencia de unos pocos.

Kingdom Hearts II es la única secuela directa numerada de la saga, cuyo lanzamiento original fue en PS2. Para sorpresa de todos, el juego comienza con un personaje totalmente nuevo y desconocido (si bien en esta review ya repasamos su historia, en el orden de lanzamiento no se sabía nada de este misterioso personaje). Roxas está listo para disfrutar sus vacaciones de verano con sus amigos, pero mientras los días van pasando, empieza a descubrir que no es quién cree ser, que el mundo en el que está no es real y que sus vacaciones de verano están por terminar. Así es como la introducción del juego es, en realidad, el último capítulo del “358/2 Days” de la colección anterior. Luego de esta sección introductoria, retomamos la historia de Sora (que para rebuscarse un poco más, es la continuación de lo acontecido en Chain of Memories). Luego de un año atrapado en un sueño profundo, Sora, Donald y Goofy retoman sus aventuras, listos para seguir buscando a Riku y al Rey; y enfrentarse a los enemigos de turno, los nobodies, comandados por la Organización XIII.

Como debe ser, la sensación que nos deja este juego vuelve a ser la de una aventura, una digna continuación de la primera parte. Sin embargo, la historia se va tornando más oscura, especialmente por la intervención de Roxas y la organización.

Listos para la maraton de peliculas de Disney.

El sistema de combate también es una evolución directa del primero. En principio es igual, pero mucho más dinámico. Los ataques son más amplios, los combos más complejos y la variedad mucho mayor. Además, se agregó transformaciones temporales, que sirven para volvernos más rápidos,  más fuertes y hasta podremos usar dos espadas al mismo tiempo. Realmente es un deleite jugarlo y usar estos agregados. La magia vuelve a cambiar: esta vez se tiene que gastar toda la barra antes que se regenere sola, con la salvedad de que los hechizos de curación la consumen “de una”. Gracias a esto, la estrategia con respecto a los juegos anteriores vuelve a cambiar, manteniendo la jugabilidad fresca.

En esta ocasión, los extras incluyen áreas totalmente nuevas, un jefe secreto más difícil que Sephirot y la posibilidad de luchar contra todos los miembros de la Organización XIII. Extras más que interesantes para volver a jugar al que para muchos es el mejor Kingdom Hearts hasta la fecha.

Cambiando nuevamente de juego llegamos a Kingdom Hearts Birth by Sleep, el cual podría llamarse tranquilamente Kingdom Hearts 0. De la misma forma que hizo la saga Resident Evil sacando una precuela una vez avanzada la saga, Kingdom Hearts tiene su verdadero inicio aquí (aunque después tuvo otro juego que cuenta eventos posteriores a este). El juego es originario de PSP y nos podemos dar una idea de cómo Square-Enix lleva un juego de una portátil a pantalla grande, comparándolo con Final Fantasy Type-0 HD.

La historia nos sitúa en Land of Departure, un mundo donde entrenan las nuevas promesas a ser maestros de la keyblade. Justo el día donde toma lugar un examen para obtener el título de maestro, una amenaza hace que las princesas del corazón corran peligro por lo que nuestros héroes se embarcan en un viaje que terminaría siendo un viaje solo de ida.

Este juego tiene la particularidad de que manejamos a tres personajes, cada uno solo con su historia aunque todas conectadas entre sí . Al principio del juego, elegimos a uno, terminamos su historia, y luego hacemos lo mismo con los otros dos. Luego de esto, tenemos un capítulo final extra. Los protagonistas en cuestión son Terra, Aqua y Ventus. Terra -un joven extrañamente parecido al antagonista del Kingdom Hearts II – sueña con convertirse en maestro, lamentablemente no logra dominar la oscuridad dentro de él, por lo que falla. Con esta mala noticia, sale al rescate de las princesas buscando desesperadamente respuestas sobre qué le falta para cumplir su sueño. Lo interesante de esta historia es que, erróneamente, Terra se alía temporalmente con los enemigos de cada mundo, lo que da un punto de vista distinto y divertido.

Y pensar que al principio habia una sola keyblade.

Luego tenemos a Aqua, una joven maestro a la que le encargan cuidar a sus amigos de los males que se avecinan. Es la primera protagonista mujer que lucha y no por nada es uno de los mejores personajes del juego. Por último, tenemos a Ventus -un chico literalmente igual a Roxas (que encima tiene de vestimenta un chaleco que es medio traje de Sora y medio traje de Roxas)-, que ansioso por poder ayudar a combatir a los nuevos enemigos se embarca en su propia aventura solo, aprendiendo las responsabilidades de ser un héroe  en el camino. Los enemigos de turno son los unversed, enemigos similares a los heartless pero con otro origen.

La sensación que nos deja es bien distinta para cada personaje: Terra nos da una noción de cuál es el equilibrio entre el bien y el mal; Aqua nos muestra lo que es la responsabilidad; y Ventus nos enseña a enfrentar los cambios. Todos con una fuerte idea de amistad.

En cuanto al gameplay, este juego encuentra “LA” forma de renovar el sistema. Lo básico sigue siendo igual, pero esta vez tenemos varias casillas de comandos. En cada una asignamos una habilidad o magia y ésta se ejecuta al presionar un botón, y luego se recarga independiente de las otras para poder volver a ser usada. El ataque estándar queda siempre en la X. Esto nos da una oferta mucho más amplia y nos ayuda a poder usar todo el repertorio de ataques. La magia es una casillas más, por lo que es mucho más accesible usar todas las otras habilidades.

Por otro lado, tenemos los D-Links que son “conexiones” con los personajes que vamos conociendo, al invocar esta conexión se pueden usar por un periodo de tiempo determinado comandos específicos y ataques finales de estos personajes. También tenemos “estilos” de pelea que, mientras los vamos obteniendo, podemos utilizar distintas formas de atacar. Por ejemplo, si usamos comandos de fuego, nuestros ataques estándar van a ser basados en fuego por un tiempo. Por último, tenemos “Shootlocks”, que son ataques independientes en los cuales apuntamos a un enemigo y disparamos haciéndonos invulnerables por un breve periodo de tiempo.

Los agregados también son importantes y van desde unas cuantas peleas secretas sin peso en la historia, hasta un capítulo secreto que le sigue al final original. El juego poseía una arena en la cual se podían superar desafíos de manera online, lamentablemente esta quedó exclusiva para un solo jugador.

Este es otro de los grandes contendientes a ser el mejor juego de la saga, aunque su naturaleza de PSP lo hace menos dinámico y tener a todos en la misma colección queda ligeramente a la sombra de Kingdom Hearts II.

Volvemos a recorrer los mundos del primer Kingdom Hearts OTRA VEZ.

Para terminar con la colección, tenemos nuevamente un juego transformado en cinemáticas, Kingdom Hearts Re:coded es una adaptación de un juego de Nintendo DS que a su vez es una adaptación de un juego para celulares exclusivo de Japón.

El juego y la historia son una excusa para explicar el final secreto del Kingdom Hearts II y darle un poco más de participación a Mickey. Al finalizar las aventuras del II, Mickey y sus amigos vuelven al castillo y proceden a analizar los diarios que escribió Jiminy Cricket a lo largo de las primeras aventuras. Uno de estos diarios contiene un mensaje que él  no escribió, para poder analizar a fondo esto, recrean el diario en un mundo digital, creando aparte a un Sora digital que tiene que recorrer estos mundos y develar el misterio de este mensaje.

En el juego original, hay que recorrer otra vez los mundos de Kingdom Hearts. Sí, otra vez. Además, de ya haberlos vuelto a recorrer en el Chain of Memories, en este se recorren dos veces; eso es un gran punto negativo. La historia es poco interesante y lo único que vale la pena es el final, el cual sí es excelente. Realmente se la jugaron poco, pero tiene el agregado de que en cada nivel, llegando al final, el estilo de juego se transforma en otro género. Por eso hay secciones que incluyen plataformas, RPG por turnos y más. Lamentablemente no es nada trascendente.

Las cinemáticas tienen un agregado con respecto a las originales: en éstas los personajes tienen escenas de peleas. Esto surge como crítica a 358/2, ya que en el instante en que empezaba una pelea, ésta mágicamente estaba terminada en el cuadro siguiente. Ello resulta entendible, pues en el juego original, el jugador toma el control en esos momento.

El mensaje de este juego tiene que ver con la forma de enfrentarse al dolor. Aunque reitero, solo se ve llegando al final.

Fueron muchos juegos y recorrimos un largo camino. En conclusión, es una excelente oportunidad para empezar la saga o rejugarla mientras esperamos Kingdom Hearts III. El orden personal recomendado es el orden cronológico de la historia del juego: Birth By Sleep – I – Chain of Memories – 358/2 – II – Re:coded. Si no, se puede optar por el orden de salida que es: I – Chain of Memories – II – 358/2 – Birth By Sleep – Re:Coded.

Es verdad que la historia es larga y compleja, pero vale la pena ya que es que todo termina cerrando con una dinámica muy similar a Metal Gear Solid, no sólo por ser complicada sino por lanzar juegos en desorden cronológico. Además, cada juego es divertido de jugar, que en definitiva es de lo más importante.

Para terminar, vamos a hacer un poco de futurología de qué nos depara Kingdom Hearts III.

El dilema principal va a estar en la historia. Según Nomura,este puede no ser el último de la saga, pero que sí va a cerrar el arco argumental que arrastra la historia de todos los juegos hasta la fecha. Dicho esto, para que el juego esté a la altura, no tiene que quedar nada abierto. Si en el futuro quieren hacer otro, el camino aceptable es que se invente algo totalmente nuevo en vez de seguir arrastrando las historias viejas.

Hay muchos personajes que rescatar, muchos destinos inciertos y cada uno tiene que tener su trato correspondiente en este juego. Kingdom Hearts III tiene el peso de toda la saga. Si este juego cumple las expectativas, apostaría que Disney por fin se va a dignar a hacer una atracción temática en sus parques.

En cuando al gameplay va a depender de cuántos personajes jugables haya. El protagonista confirmado es Sora, con compañeros como en el los Kingdom Hearts numerados. No se sabe nada de todos los otros. Lo más atractivo sería hacer jugables a los protagonistas de los anteriores y que cada uno tenga el sistema que tuvo en su juego original con cambios menores.

Gráficamente, se espera mucho y se prometió que cada mundo se va a ver mas fiel que nunca a su fuente original. Habrá que ver qué pasa con este aspecto después del cambio de motor del propio que se estaba utilizando originalmente al Unreal Engine 4.

Justamente los mundos son donde expectativa hay y el punto crítico para atraer a jugadores nuevos que no estén interesados en jugarse/ver los nueve juegos anteriores. Desde que salió el Kingdom Hearts II, Disney adquirió Marvel, LucasFilms/Arts y Pixar, aparte de películas nuevas como Frozen, Zootopia o Moana. La cantidad de mundos para el elegir es masiva, y encontrar un balance entre todas las licencias sin sobrevalorar ninguna va a ser todo un desafío.

En cuanto a la música, se espera otra banda sonora imponente y un nuevo tema de Utada Hikaru, así por fin se dejan de quemar hasta el hartazgo los anteriores.

Ya está todo listo para el lanzamiento de Kingdom Hearts III. Entre esta colección y la anterior se puede conocer íntegramente la historia en la generación actual. Ahora no queda otra que esperar…

¿LO JUEGO?

La oportunidad perfecta para ingresar al mundo de Kingdom Hearts, cuatro juegos largos y dos rejuntes de cinemáticas.

Lo bueno

  • Cuatro juegos y dos rejuntes de cinematicas.
  • Al fin estan todos los Kingdom Hearts en una platraforma.
  • Birth by Sleep, KH I y II son grandes juegos de los ultimos años.
  • La banda sonora de Disney y Square-Enix.

Lo malo

  • Nada de contenido nuevo.
  • Se podrian haber adaptado los juegos de Nintendo DS
  • Que no haya salido más adelante, incluyendo también los juegos de la colección anterior.
8.5

¡A no dejarlo pasar!

Facundo Maciel
Facu es el checkpointer mas pequeño en edad, pero no en altura. Prefiere jugar en las consolas de Sony, aunque también le gustan las portátiles de Nintendo y en lo posible escapa de la PC como plataforma de videojuegos. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre.

Lost Password