Project Cars 2 Review

Diego Komodowski
PC PS4 Xbox One

Había una vez un rey de la simulación de carreras de autos: se llamaba Gran Turismo y no tenía rival. Vivió muchos años feliz y sin preocupaciones dado que su reino le rendía pleitesía sin dudar. Pero un día llegaron al reino varios extranjeros con ideas nuevas y revolucionarias. El reino comenzó a dudar sobre el valor de su Rey, y ya nada fue igual…

Hace algunos años, diferentes exponentes como Grid, Asetto Corsa, Project Cars y -hoy consagrado sin dudas- Forza Motorsport surgieron para mejorar, ampliar y generar un abanico de variantes y posibilidades en el género de los simuladores/híbridos de conducción de autos, que no hizo más que beneficiar a los consumidores; excepto cuando no se puede tener todos y hay que decidirse por uno. Quizá pueda ayudarlos, si están en ese aprieto, con esta review.

Project Cars 2 es un simulador hecho y derecho, pero como muchos juegos recientes del género, posee una variada cantidad de opciones de configuración que permite encontrar el balance para que al sentarse a jugarlo, simulación no sea sinónimo de frustración.

El juego se ve espectacular.

Project Cars 2 posee una muy variada cantidad de opciones para configurarlo y balancear cuán simulador es, haciéndolo muy accesible para todo tipo de público.

Este es el mapa de categorías de Motorsport.

Me encantan los juegos de carreras, pero durante mucho tiempo sólo estaba interesado en su variante arcadosa. No conduzco en la vida real, por lo tanto jugar un videojuego donde el freno fuese fundamental no iba conmigo. Grid cambió esa perspectiva para siempre, y amplió mi gusto notablemente; desde ese momento no dudo en probar cualquier juego de autos que se cruce en mi camino. Por lo tanto, si bien no soy un experto en el tema ni mucho menos, pasaré a contarles mis sensaciones con este gran título de Slightly Mad Studios.

Project Cars 2 cuenta con un modo de carrera libre totalmente configurable y con multiplayer online, pero comencemos con su modo campaña. Al comienzo nos topamos con la selección de un evento sponsoreado por una marca y firmamos un contrato con una escuadra, por una temporada que consta de una “x” cantidad de carreras donde el objetivo es obtener por suma de puntos de desempeño el primer puesto.Texto SIN letra CAPITAL

Los eventos, a su vez, están agrupados por categorías de Motorsport, comenzando desde kartings hasta llegar a lo más alto del mundo automovilístico. Para poder avanzar en la carrera de nuestro piloto, tenemos que al menos ganar una temporada completa de una categoría para poder elegir un evento de la siguiente.

Al elegir una categoría, debemos también seleccionar una escuadra, lo cual termina resultando una simple cuestión estética, dado que no influye absolutamente en nada, excepto que los eventos están patrocinados por las marcas de vehículos. Si nuestra performance es buena, sumamos puntos de “marca” que nos habilitan invitaciones exclusivas con autos especiales de dichas marcas; eventos que podemos jugar cuando queramos una vez que hayan sido desbloqueados.

Evento especial.

Hablando del apartado gráfico, estamos ante un juego de altísima calidad que en su versión de PC -y teniendo la suerte de haberlo podido jugar en 4K- se ve realmente impresionante: texturas, modelos de vehículos, pistas, escenarios, palcos, boxes. El trabajo realizado es impecable; sin embargo, pensando que no podía haber algo mejor y habiendo probado la demo de Forza 7, puedo decir que si hablamos de ambos juegos en 4K a 60fps, Forza 7 hizo algo que parece inmejorable, lo que no quita que estamos ante un exponente tremendo en este apartado.

El título cuenta con un sistema de clima dinámico increíble, y si estamos corriendo carreras single player por puro placer, el clima y comportamiento a lo largo de toda la carrera es configurable. Los efectos de lluvia y nieve son simplemente excelentes: se forman charcos de agua que dificultan nuestro manejo y reaccionan de una forma acorde a una física muy acertada.

Si bien no soy conductor en la vida real, sí puedo hablar de cómo se sienten los vehículos lo cual, sin lugar a dudas, es lo mejor que Project Cars 2 tiene para ofrecernos. Cada uno de los muchos autos que probé hasta el momento se maneja de una forma radicalmente diferente. Se pueden regular la presión de los frenos, balance, tracción y muchísimas cosas más para los conocedores del tema; pero para aquellos como yo, que tenemos poca o ninguna idea al respecto, existe un ingeniero virtual que nos hace preguntas sobre cosas que nos suceden en la pista, para poder adaptarlas a nuestro estilo de conducción.

“Al frenar en las curvas, ¿el auto se desbalancea en las ruedas delanteras o traseras?” me pregunta el ingeniero, y yo no tengo idea, pero claro, él me explica: “Si lo hace en las ruedas delanteras, el auto tiende a seguir en línea recta en las curvas; si lo hace en las ruedas traseras, el auto colea y hasta puede llegar a girar por completo al querer tomar una curva”.

Variedad de autos, sobra.

Project Cars 2 posee 180 autos de un total de 35 marcas, y la friolera de 140 pistas distribuidas en 60 locaciones.

Hermosos efectos climáticos.

Al responder esas preguntas con las opciones ofrecidas, podemos mejorar nuestra sensación al conducir y la respuesta del vehículo, pudiendo de esta forma encontrar el balance que cada uno necesite. Estas configuraciones se pueden guardar con nombres a elección para ser utilizadas cuando nos plazca.

La física en la conducción y el agarre a los diferentes materiales de los terrenos están cuidados al detalle, por lo que sorprenden las ocasionales reacciones bizarras que se producen en los choques entre vehículos, donde un simple choque a velocidad promedio (120 km/h, supongamos), puede hacer que muy fácilmente un auto se monte sobre otro o que salga volando de forma totalmente anti-natural. Todo el “peso” que se siente en la conducción se opone a estas extrañas, aunque muy poco frecuentes, reacciones.

Otra particularidad consiste en que cada evento es, en su gran mayoría, de una marca y modelo de auto, por lo que todos los vehículos participantes son iguales. Esto hace que las carreras se sientan “justas” pero que al mismo tiempo pierdan cierto atractivo en variedad, que sí caracteriza a otros juegos del género. Quizá esto sea perfecto para algunos; yo aún no me decido.

¡Mirá esos boxes ultra realistas! Ah, si, el auto también se ve un “poquito” real.

En los eventos especiales usamos bestias como esta.

Project Cars 2 tiene, a mi gusto, el inconveniente de que el modo Carrera es un poquito aburrido. Al comenzar de tan abajo en las categorías, podemos llegar a decir “bueno, me cansé de esto, quiero otro tipo de auto YA”, y si bien los eventos de sponsors ayudan a que esto no suceda, parece que hay “algo” que falta y que podría hacer de este modo uno mucho más dinámico.

También ayuda que se puede comenzar desde categorías más altas, pero claro, al tomar el juego por primera vez esto no es demasiado recomendable, y una vez elegida la categoría no se puede uno arrepentir e ir a una más avanzada, salvo que se comience una carrera desde cero.

El juego cuenta con un modo multiplayer en el que se ven partidas armadas por otros jugadores (o bien podemos crear la nuestra), y la verdad es que esperar a otros jugadores puede llevar un buen tiempo, ya sea en carreras en curso o por iniciarse. Sinceramente, este modo me anduvo muy, muy mal, y muchas veces el juego se colgó y me envió al escritorio de Windows. Los desarrolladores deberán seguir trabajando para mejorar este aspecto, ya que a los fanáticos de la competencia online les afectará mucho este apartado temporalmente fallido.

Cabe mencionar que hay pocas pistas urbanas, y esto le quita bastante variedad de escenarios, lo que le da cierta monotonía general en los paisajes -salvo casos particulares con pistas en ciudades y rutas que son bellisimas.

Este tipo de pistas urbanas se frecuenta mucho menos de lo que me gustaría.

El control con joypad es realmente muy bueno, pudiendo incluso utilizar la graduación del trigger acelerador de manera muy eficaz para autos con extrema aceleración y/o velocidad final, algo más que grato dado que la mayoría juega con su pad amigo, más allá de que algunos lo hagan con volante.

El manejo desde la cámara de cabina es excelente: para quienes disfruten de este modo, este título ha hecho un trabajo magnífico en todos los modelados de cabinas.

Es menester mencionar que en la primera semana de salida del juego, muchos usuarios de PC se han quejado de una cantidad de bugs que les impedían jugar el juego normalmente. Yo jugué la versión que fue parcheada el 29 de septiembre (ocho días después del lanzamiento) y no me topé casi con ningún problema -una vez, una repetición no movía los modelos de los contrincantes- más allá de lo mencionado en el multiplayer.

Finalmente, la dificultad -si bien regulable- en su configuración por defecto (60/120 = Normal) se comporta de manera extraña según la pista. Los autos que toman el liderazgo son prácticamente inalcanzables y, en la pista siguiente, uno puede ganar con cierta facilidad. Por ejemplo, parece que nadie sabe manejar en lluvia y esas carreras se suelen ganar con tiempos de ventaja ridículos, como si el juego estuviese puesto en súper fácil. Varias veces tuve que bajar la dificultad para pasar carreras que parecían imposibles, para luego volver a modo normal en la carrera siguiente por ser en extremo fácil. Definitivamente el juego debería trabajar en el balance del comportamiento de la IA acorde a la dificultad seleccionada.

Project Cars 2 vino para quedarse; es un juego excelente para los amantes de la simulación y una gran apuesta que tiene la particularidad de ser multiplataforma, por lo que puede llegar a cualquiera. Es un digno competidor de Forza 7 y Gran Turismo Sport, pero veremos cómo le va este año en el que compite de manera directa con los históricos “tanques” del género.

¿LO JUEGO?

Si sos un fanático del género, es un juego que deberías jugar tarde o temprano.

Checkpoint opina…

caritaweb_fede2

Lo que a mi siempre me gustó de los juegos de autos si intentan ser estilo simulador, es poder comprar cualquier auto, mejorarlo y armar mi colección de autos tuneados o no, es decir Gran Turismo. Espero que vuelva Gran Turismo pisando fuerte, aunque pareciera que no :(. Mientras, sigo soñando con un modelo de daños totalmente real.

caritaweb_facu2

Nunca me gustaron demasiado los juegos de carreras, pero si me parece más que interesante la competencia por el primer lugar. Tal y como cuenta Diegote al principio de la review, este es un claro ejemplo de, por un lado, como Gran Turismo se dejó estar y terminó perdiendo el trono, y como Project Cars logró subirse al podio con tan solo dos iteraciones de contenido bien planeado.

Lo bueno

  • Excelentes gráficos ultra realistas.
  • La conducción es fantástica.
  • La cantidad de opciones de customización es soberbia, y uno puede setear la complejidad a medida.
  • Cantidad de pistas y locaciones.
  • Los efectos climáticos y sus consecuencias.

Lo malo

  • La IA tiene comportamientos erráticos según la carrera en cuestión.
  • La física de contacto entre autos puede ser totalmente disparatada, rompiendo la inmersión.
  • Al simular muchos circuitos de competencia, en parajes lejanos a los centros urbanos, la variedad en el paisaje se vuelve un poco redundante.
8

¡A no dejarlo pasar!

Diego Komodowski
Diegote empezó a jugar con el clon de Atari 2600 "Dynacom" y poco tiempo después conoció la ColecoVision y se terminó de enamorar de los videojuegos para siempre. Conductor de Checkpoint radio, actor, coreuta y programador de sistemas; aporta ese granito de arena al proyecto de Checkpoint. Es consolero y tiene un amor olvidado en la Sega Genesis y la Dreamcast. Actualmente juega mucho en Playstation, pero también tiene una PC más o menos Gamer y disfruta de las bondades de Steam. Le encantan los shooters y aventuras en 3ra persona, y si tienen buenos puzzles mejor; en los últimos años se prendió mucho con la onda de los juegos indie.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!