The Dark Pictures Man of Medan Review

Diego Komodowski
PC PS4 Xbox One

Desde el innovador Fahrenheit (2005) y el consagrado Heavy Rain (2010), David Cage de Quantic Dream se había establecido como el rey de las aventuras cinematográficas realistas. En 2015 Until Dawn de Supermassive Games vino a dejar asentado que había competencia en el subgénero y pisó fuerte con las buenas críticas recibidas. ¿Qué nos depara el siguiente título (ya no exclusivo de Playstation) que además está planeado como una antología de terror?

Luego del éxito de Until Dawn, Supermassive Games desarrolló otros títulos pero no fue hasta el anuncio de The Dark Pictures que llamaron mi atención, dado que era su siguiente gran lanzamiento y además, se presentaba como una antología de varios títulos futuros siendo el primero Man of Medan.

Dado que el juego se nos presenta como parte de un compendio de historias, los desarrolladores crearon un personaje para unificarlas de alguna forma: el curador. Este particular ser hace las veces de un narrador omnisciente, que se asemeja en función a un cuentacuentos y trae directa reminiscencia a shows de TV como “Cuentos de la Cripta”.

Como idea es bastante interesante; veamos qué tal la ejecución.

El curador.

Las caras de los modelos a veces se ven tremendas...

El curador se nos presenta, nos habla de historias que recopiló a lo largo de muchos años y nos da el pie para comenzar la aventura per se.

De esta forma comenzamos nuestro recorrido con un personaje predefinido, con el que jugamos a manera de tutorial e introductoria al elemento central de la historia que nos compete: un barco carguero en el que seguramente no pasarán cosas simpáticas.

Este tutorial -del cual sólo diré que sucede en los años ‘40 para emitir el menor spoiler posible- es realmente muy bueno y nos muestra las posibilidades de lo que nos espera: el barco es tenebroso, mayormente con espacios reducidos y de una ambientación general excelentemente perturbadora.

Pasada la introducción se nos presenta al grupo de turno (en la actualidad): cuatro adolescentes que se suben a un yate con piloto incluida, contratado como servicio de excursión o similar. Estos aventureros se lanzan con la misión de bucear en lugares exóticos en busca de tesoros perdidos (sí, poca base argumental). Lo que comienza con un hermoso día soleado de diversión, se transformará en una pesadilla -obviamente, tormenta de por medio. Por motivos que no revelaré, nuestro grupo tiene un problema en el yate y termina encontrándose por azar al carguero perdido de los años ‘40, al cual deben subirse para subsistir. Es así que todo el resto del juego se desarrolla en dicha locación.

Man of Medan se desarrolla casi en su totalidad en un barco carguero de los años ‘40.

... otras veces, no tanto.

Mencionada la base en la que se sostiene el título, pasemos a otros elementos que lo componen. Al comienzo podemos seleccionar si jugar solos, compartir el pad con algunos jugadores de manera local, o bien elegir que nos acompañen otro jugador de forma cooperativa online. La realidad es que online y offline la modalidad es la misma: los personajes se reparten entre los jugadores disponibles como si se repartiera un mazo de cartas. La primera vez que lo hacemos no conocemos a los personajes, así que los elegimos por cuestión de equilibrar la repartición y nada más; al totalizar cinco y el del tutorial, lo lógico al probarlo de a dos, es repartir tres personajes para cada jugador. Este modo lo único que hace es que cada vez que en la historia se cambia al personaje protagonista, lo manejará un jugador u otro según lo seleccionado anteriormente. Si esto se hace con la selección o se le pasa el pad al otro jugador a voluntad, es casi lo mismo. Pero está bien que la opción exista de forma online, donde los momentos cooperativos se sienten diferentes, aunque no sea un elemento que incline la balanza general del título.

La ambientación es opresiva, oscura.

Luego de lo disfrutado en Until Dawn, esperaba una sólida historia, decentes personajes y una mejora técnica por sobre el mencionado título previo. La triste realidad, es que casi nada de esto sucede. El sistema de captura de movimientos de los rostros que era tolerable en Until Dawn (dado que muchas veces generaba efectos bastante raros), no mejora o incluso empeora, a diferencia de su competidor en el subgénero Detroit: Become Human, que mejoró drásticamente en este apartado con respecto a títulos previos de la compañía.

Las transiciones entre los primeros planos de los personajes y la cámara de acción también padecen de momentos muy buggeados, inconsistencias en las posiciones de los personajes antes o después de las escenas, fallas en las expresiones con respecto al doblaje de voz, cámaras que enfocan extraños ángulos que desencajan con lo que está sucediendo -produciendo efectos de sensación espacial inentendibles para el jugador-, y varios tristes etcéteras más.

Son tan raras y particulares las cosas que suceden que son muy complejas de explicar, pero las puedo resumir de alguna forma en una sensación: desconexión total con la inmersión de lo que está sucediendo, al punto de pensar más en lo extraño de lo que acaba de pasar técnicamente, que en la situación de tensión o misterio en la cual deberíamos estar metidos.

Algunos de estos errores existían en Until Dawn, pero eran pocos y esparcidos. En lugar de haber aprendido, pulido y mejorado en estos apartados, pareciese que los desarrolladores hubiesen dado un paso atrás, agravando todos y cada uno de los problemas técnicos.

Para sumar a estas pálidas, el desarrollo de personajes es casi inexistente y no me generó ningún tipo de empatía. La historia es, además de simple, revelada de manera muy liviana y sin una resolución interesante.

Las texturas del viejo carguero son soberbias.

El curador es un personaje que funciona a manera de cuentacuentos y oficia de nexo entre las diferentes historias de The Dark Pictures Anthology.

El personaje del curador me pareció insulso, innecesario (quizá tome valor en los siguientes títulos de la antología) y pareciese que fue forzado para encajar en el ritmo de juego que en Until Dawn se daba con las charlas con el excelente personaje del psicólogo. Es como si los desarrolladores tuviesen que llenar la plantilla de diseño que tenían y el espacio del psicólogo sí o sí. Realmente no me desagrada la idea detrás del curador, pero sí la forma en que lo implementaron en este título. Por si no quedó claro, no me gustó.

Saliendo a pasear con los chicos.

En el apartado gráfico, los modelados de los personajes son muy buenos, las animaciones decentes para este tipo de aventuras, y lo mejor de todo es la ambientación del barco que realmente es espectacular, con un uso de la luz magnífico, excelentes texturas y muy buen sonido ambiental (ruidos de los metales en el barco, sonidos perdidos, etc.). Las sensaciones de miedo, angustia y temor a lo inesperado son el punto mejor logrado del título; aunque hay algún exceso de jump scares, la realidad es que funcionan bien debido a que se sostienen en la tensión lograda por los elementos recién mencionados.

La performance general del título en PC es floja: no tiene optimización para una configuración que está por encima de la recomendada y que debería poder correr el título de manera super fluida a 60fps en 1440p (2560×1440), teniéndolo que setear en 1080p (1920×1080) y seteos gráficos intermedios. Sin embargo, sufrí varias caídas de frames bruscas tanto en cinemáticas del engine como durante el gameplay.
Si existe un parche de día uno que arregle varias de estas cosas, nos encontramos nuevamente ante el problema de las copias de prensa pre-lanzamiento, donde los reviewers se encuentran con una versión perjudicada en su calidad final para ser analizada. Si el parche no existe… bueno, hagan sus cuentas.

Se puede decir que todo lo bueno realizado por Until Dawn fue poco o nada aprovechado en el desarrollo de Man of Medan. Quitando el punto de la ambientación y gráficos generales, pareciese que el resto de los apartados fueron uno por uno realizados de peor manera. Una idea muy buena claramente desaprovechada.

¿LO JUEGO?

Sólo si lo conseguís en oferta y verificando la existencia de un parche que arregle los problemas mencionados.

Lo Bueno

  • La ambientación del buque carguero.
  • Algunas ideas de la historia.
  • Excelentes cámaras semi-fijas.

Lo Malo

  • Transición de cinemáticas y gameplay.
  • Performance errática.
  • Personajes muy poco desarrollados y poco empáticos.
  • El curador.
6

¿Por qué no?

Diego Komodowski
Diegote empezó a jugar con el clon de Atari 2600 "Dynacom" y poco tiempo después conoció la ColecoVision y se terminó de enamorar de los videojuegos para siempre. Conductor de Checkpoint radio, actor, coreuta y programador de sistemas; aporta ese granito de arena al proyecto de Checkpoint. Es consolero y tiene un amor olvidado en la Sega Genesis y la Dreamcast. Actualmente juega mucho en Playstation, pero también tiene una PC más o menos Gamer y disfruta de las bondades de Steam. Le encantan los shooters y aventuras en 3ra persona, y si tienen buenos puzzles mejor; en los últimos años se prendió mucho con la onda de los juegos indie.