Massive Chalice Review

Federico Elli

Entre estrategias por turno y mantener la línea de sangre de las familias que controlamos se esconde Massive Chalice, el segundo juego desarrollado por Double Fine Productions proveniente de Kickstarter.

Double Fine, solías ser chevere, ¿Qué te pasó? Realmente me duele en el alma empezar así la review, pero no veo otra opción. Me encuentro ante un juego de una empresa que nos tiene acostumbrados a lo mejor de lo mejor, y de repente… Massive Chalice.

Estamos ante un juego de estrategia por turnos con cámara movible. Me resulta imposible no compararlo con XCOM, con la excepción de que en Massive Chalice ‘la historia’ transcurre en el medioevo, y en vez de durar meses, dura cientos de años.

Controlamos a cinco héroes de distintas familias. Además de poder morir en combate, ellos envejecerán y morirán de enfermedades, por lo que será nuestra tarea casar héroes de distintas familias, con el fin de mejorar la línea de sangre y mejorar las futuras generaciones.

El primer cáliz bipolar en la historia de… en la historia.

Double Fine Productions logró aprender de los errores cometidos en su primer Kickstarter, donde -de manera totalmente justificada- prometieron más de lo que pudieron brindar. Lamentablemente, cometen nuevos errores en esta iteración, pasándose quizá de rosca, entregando un juego algo ingenuo para una companía de su calibre.

Una típica pelea contra los esbirros del Cadence.

Nos vemos obligados a dejar de pensar en cada uno de nuestros héroes, y comenzar a planear generaciones de héroes.

El Cadence, o brillo naranja, que nos rodea.

La historia de Massive Chalice es realmente sencilla: existe el Cadence, mal que rodea por completo a nuestro reino. Éste intenta constantemente penetrar región por región, buscando destruir nuestro reino por completo.

Mientras pasa el tiempo, lo que esperamos es que el Massive Chalice recupere su poder para poder eliminar al Cadence por completo.

El concepto más interesante que tiene el juego es el de la línea de tiempo. Con un botón de ‘play/pause’, cual videocasetera, detenemos y hacemos avanzar el tiempo.

Mientras no estamos peleando, debemos administrar las distintas familias y las uniones entre ellas, asegurándonos de obtener el mejor beneficio que aporta cada héroe. No queremos terminar con héroes débiles, miopes y miedosos.

Acá aparece ya uno de los problemas más grandes del juego: nuestros héroes que tanto amamos y ayudamos a crecer y subir de nivel, mueren de un día para otro, y no podemos hacer nada para evitarlo. En realidad, sí podemos, si es que logramos casarlos antes de que mueran. Si logramos que se reproduzcan con éxito, iremos renovando el stock de héroes con el que contamos.

Entonces, si bien esto es un problema, a la vez es lo que hace que el juego sea único. La estrategia consiste no sólo en procurar que nuestros héroes no mueran en combate, donde existen enemigos que nos hacen envejecer, o nos roban cantidades monstruosas de experiencia; sino en garantizar la supervivencia de nuestros genes, a través del matrimonio y las alianzas.

Massive Chalice intenta duramente ser un buen juego de estrategia, lo logra, más o menos.

En situaciones de combate siempre un héroe joven tendrá mejor performance que un héroe mayor. Tal como en la vida real, habrá que designar para el combate a los jóvenes, y dejar la política para los más experimentados.

Nacen los héroes, heredando lo bueno y lo malo de sus padres. Miope, pero inteligente.

Antes de darle play a la línea temporal en la parte superior del mapa, podemos elegir un desarrollo para investigar, el cuál llevará una cantidad de años antes de poder ser completado.

Podemos: fomentar la promiscuidad, mejorando la fertilidad de nuestras uniones; investigar para desarrollar mejores armaduras para cada una de nuestras clases; adoptar niños en caso de que alguna pareja no pueda reproducirse; construir castillos y fuertes; y algunos desarrollos más.

Cada vez que se completa uno de estos desarrollos, si optamos por estudiar nuevamente lo mismo, el costo en años aumenta, lo cual en cierta forma nos obliga a variar en cuanto a nuestra estrategia política.

Mientras el tiempo avanza es cuando, de repente, el Cadence ataca una o más de nuestras regiones, forzándonos a elegir cuál defender.

Massive Chalice no discrimina, podemos tener un reino gay sin prejuicio alguno.

Todo esto que cuento suena excelente al escribirlo, y de seguro te debe interesar al leerlo. Pero al verlo volcado en el juego, pierde toda su magia. El gameplay es demasiado simple y aburre muy rápido; las peleas son repetitivas y el juego avanza lento; y el sistema de linaje se ve reducido a unas breves líneas de texto, en unos menúes vacíos de contenido, comprimidos en la parte izquierda de la pantalla.

Volvamos al gameplay: tenemos tres clases distintas de héroes: caberjack es el melee, que usa una especie de leño para moler a palos a los engendros del Cadence; hunter es el típico arquero, sólo que su puntería deja mucho que desear y los alchemist, los cuales arrojan pociones explosivas. Si cuidamos la línea de sangre, podemos tener héroes jóvenes que podrán ser de una clase híbrida por un par de años.

Detrás de una historia y un gameplay sencillos, se esconde un complejo sistema de herencia.

Los cinco héroes que elegimos para defendernos contra el Cadence.

El estilo artístico es representativo de Double Fine Productions, así como lo es la música y el humor del juego. Por mencionar algo, el Cáliz tiene dos personalidades, que constantemente se interrumpen entre sí.

Realmente intenté que el juego me guste, pero no fue posible. Perdí la cuenta de la cantidad de flechas que mis hunters dispararon hacia la nada misma, teniendo al enemigo a meros metros de distancia. No quiero imaginarme qué hubiera ocurrido si hubieran sido miopes. Más de una vez me encontré sin héroes para poder seguir jugando, ya que los perdía en combate, y los héroes de los matrimonios que armé, simplemente no querían aparearse (reflejado en una baja probabilidad de apareamiento).

Por un lado, critico la simpleza a la hora de tener que vivir un combate, ya que me hubiera gustado algo más que tener que mover a mis héroes y revelar el ‘fog-of-war’ buscando a los enemigos; pero a la vez, por otro lado, valoro la simpleza en cuanto a la parte estratégica fuera de combate que mencioné anteriormente, donde en muchos juegos es tan complejo el manejo político, que varios jugadores suelen sentirse alienados.

Por suerte, el humor está siempre presente en nuestras interacciones con el cáliz y en las distintas habilidades y rasgos genéticos de nuestros héroes, así que si logramos superar un combate que deja mucho que desear, nos encontramos con un juego que tiene bastante para ofrecer.

La línea temporal y la herencia tipo ‘Rogue-Like’ es algo muy interesante para agregar al género de estrategia por turno, pero no lo suficiente como para reflotar el género de la manera que supo hacerlo XCOM, o superar lo que supo hacer Squaresoft con Final Fantasy Tactics, un juego también de táctica estratégica por turnos en un marco medieval, lanzado en 1997.

¿LO JUEGO?

¿Sos amante de la estrategia por turnos? Consideralo. Ni te gastes si no.

¿Y Checkpoint Radio que opina?

guru_web

Una premisa interesantísima -ya vista levemente en Rogue Legacy- rodeada por una ejecución pobre y simplista. Si bien es una lástima, creo yo que es algo que llama a que los fanáticos del género le den al menos una probada, ya que tienen algo nuevo para degustar-

dieguito_web

Que lástima. Me hubiera gustado que este juego salga mejor, pero bueno, nadie es perfecto… ni siquiera el tío Tim.

seba_web

No soy amante del género, ni mucho menos, y la verdad, saber ya de entrada que hay mejores exponentes me hace mirar con desgano este título. I shall pass…this game

diegote_web

Inserte aquí un link al comentario de Sebita. 😛

vani_web

No soy amante del género, así que no creo que lo juegue; pero tengo que admitir que ciertas cosas, como el sistema de linaje que tiene, me llaman la atención.

Good

  • Precio de lanzamiento bajo, $20.
  • Tiene el toque de humor de Double Fine.
  • El arte estilo dibujado a mano es realmente bello.
  • La línea temporal es un concepto muy interesante.
  • El aspecto político es suficientemente simple.

Bad

  • Combate lento y repetitivo.
  • Nuestros personajes tienen menos puntería que los Stormtroopers de Star Wars.
  • Aporta poco a un género prácticamente en desuso (salvo por XCOM).
  • Exceso de simpleza.
6

¿Por qué no?

Federico Elli
Fede, pasó por consolas de Nintendo, pero tiene especial pasión por todo lo que sea PlayStation. Ama jugar, tanto como el cine, las series o leer un buen libro. Juega videojuegos desde que tiene memoria. En general le gustan todos los juegos, sobre todo los de aventura. Prefiere los juegos innovadores por sobre las sagas repetitivas.