Persona 5 Royal Review

Facundo Maciel
PS4

Persona 5 recibe finalmente su re-edición. ¿Logró superar los relanzamientos de sus predecesores?

Desde la popularización de la saga luego de Persona 3, todos los juegos principales recibieron una edición definitiva, agregando contenido original a la historia ya contada. En el caso de Persona 3 Portable, se reformó el juego para ver toda la parte de día desde arriba en un formato point-and-click más que explorativo, se podía optar por una protagonista femenina y se sumaron varios social links, principalmente los de nuestros compañeros de equipo que en aquella época no tenían sub-historias dedicadas.

En el caso de Persona 4 Golden, los cambios fueron un paso más allá, agregando un personaje nuevo de peso, nuevos lugares para explorar, más tiempo para desarrollarnos, trajes y un verdadero final que toma lugar no sólo después del original, sino también de los juegos de pelea y baile que salieron para complementar la franquicia. Persona 5 Royal, sin embargo va incluso un paso más allá. Partamos desde la base.

Persona es un juego muy particular, único en su especie. A modo de resumen, su mecánica principal consta en una división total del juego entre el desarrollo de personajes y el combate, aspectos que se complementan constantemente entre sí.

El juego está enmarcado en la historia de un protagonista que debe cumplir judicialmente buena conducta un año entero en Tokyo. El día a día de la vida de este personaje va a ser literalmente así, un calendario gigante donde cada día podemos elegir cómo pasar el tiempo: comiendo con un amigo para mejorar la relación, estudiando para mejorar nuestro conocimiento, dando vueltas por la ciudad para conocer gente nueva, y un amplio abanico de posibilidades. Cada una teniendo su efecto directo en mejoras para la parte de RPG convencional por turnos.

Este marco de desarrollo tiene su propio ritmo y fechas bien definidas que debemos respetar, dándonos esa sensación de que el tiempo es finito y cada decisión cuenta.

Cada decisión cuenta en el mundo de Persona.

Combos, una de las nuevas adiciones.

Para centrarnos en el análisis de esta edición, vamos a dividir al potencial de jugadores entre dos grandes grupos. Nos vamos a adelantar al final, y confirmar que si no jugaste al juego original, estamos ante la versión más completa de una experiencia que vale realmente la pena desde cualquier arista que mires.

Si ya completaste el juego la respuesta puede ser ligeramente distinta. El factor sorpresa y ese deseo de saber cómo se desenvuelve la historia es uno de los motivadores más grandes de cualquier Persona para seguir adelante, sumado a que la inversión de tiempo necesaria para completar un juego de este calibre ronda las 100 horas.

Comenzando por las novedades, vamos a destacar las dos más importantes que podrían definir la compra del juego para jugadores experimentados.

La primera es la incorporación de un nuevo personaje importante, Kasumi Yoshizawa. Aparte de que estuvo prácticamente en cada trailer desde el anuncio de esta re-edición, este personaje se introduce desde el prólogo, marcando lo especial de esta inclusión al sacarnos de lo conocido a minutos de comenzar la aventura. A diferencia de otros juegos que agregan contenido similar, Kasumi no es una historia paralela que va tomando lugar mientras se desarrolla la original, sino que se vuelve una con el universo, creando nuevas ramificaciones que incluyen finales completamente originales. Realmente el trabajo de Atlus por reorganizar su creación y lograr devolver el misterio a los pocos minutos de juego, es magnífico.

¿Qué esconde este personaje nuevo?

El otro gran cambio es la incorporación de un nuevo trimestre de clases, el cual nos da mucho más tiempo para desarrollar nuestras habilidades, completar las relaciones con otros personajes, etc.. Si bien el tiempo se agradece -y aun con esto vamos a sentir que no damos abasto-, en el Persona 5 original ya eran abusivos los momentos donde la agenda simplemente avanzaba sin que pudiéramos tomar acción, por lo que si nos ponemos detallistas, se siente que ya desde aquel entonces se estaba planeando liberar esas porciones en esta edición definitiva.

Van a robar tu corazón… de vuelta.

Sacando esos dos grandes cambios, se introdujeron decenas de adiciones más que bienvenidas. Entre las más destacables, contamos con un área de Tokio nueva que nos libera varias actividades para desarrollar con otros personajes, nuevas transformaciones para los Personas de los Phantom Thieves, una ampliación de la banda sonora manteniendo la calidad de excelencia del juego original, nuevos personajes menores, nuevos dungeons, y rediseños de niveles viejos y jefes finales.

Los Persona numerados se encuentran entre lo mejor del género. Esta sub-saga de Shin Megami Tensei logró ganarse su lugar de tal manera que incluso eliminó su nombre de origen del título.

Pude jugar todas las re-ediciones, tanto P3P cómo P4G, luego de haber jugado sus correspondientes partes originales. Sin dudas el factor portátil de ambos títulos ayudó, pero luego de unas horas de juegos las ganas de revivir todo y completar cada aspecto al máximo triunfaron. En esta oportunidad sucede en forma similar: si bien es difícil invertir tanto tiempo, la inclusión de Kasumi invita a la re-exploración.

Podríamos decir que esta vez no se agregó contenido a un juego ya de por sí excelente, sino que desarmó y se volvió a armar una experiencia digna de ser disfrutada por duplicado.

¿LO JUEGO?

Si no lo jugaste, sin dudas. Si ya pasaste el original, el contenido nuevo justifica la inversión del tiempo.

Lo Bueno

  • Kasumi está perfectamente incorporada a la historia.
  • Muchísimo contenido nuevo en cada aspecto del juego.
  • La estética y la banda sonora se mantienen excelentes.
  • Los finales nuevos cambian parte de lo más flojo del juego original.
  • Adiós a los tiempos muertos.

Lo Malo

  • Si ya lo jugaste una vez, cuesta invertir tanto tiempo en una nueva pasada.
8.8

¡A no dejarlo pasar!

Facundo Maciel
Facu ya no es el checkpointer más joven, pero si el mas alto. Prefiere jugar en las consolas de Sony, aunque también le gustan las portátiles de Nintendo y en lo posible escapa de la PC como plataforma de videojuegos. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre.