Horizon Zero Dawn Review

Sebastián Cutuli
PS4

Podés ver nuestra video review aquí mismo, tocando el botón de play en la cabecera.

Casi dos años después de su primera presentación al público, Horizon: Zero Dawn nos deja probar todo lo que tiene para dar en su versión final: elementos de varios géneros bien incorporados a su fórmula, una historia convincente e intrigante y una ambientación espectacular, llena de detalles que elevan la experiencia exponencialmente.

Pocos juegos en la industria generan el nivel de expectación que alcanzó Horizon: Zero Dawn cuando fue mostrado por primera vez en la E3 2015. No era sólo debido a lo bien que se veía el juego, sino también por ser una apuesta distinta por parte de su desarrollador, Guerrilla Games, conocido por la saga Killzone, y por adoptar un género que no había sido explotado aún por parte de Sony en sus juegos exclusivos.

Las preguntas claves eran: ¿podrá Guerrilla desarrollar un juego de este estilo de manera brillante? ¿Se logrará crear un guión atrapante que salga de lo genérico y ya visto? ¿Qué tanta profundidad en la jugabilidad se puede esperar de una nueva IP a cargo de un estudio conocido por realizar First Person Shooters?
Por suerte, casi la totalidad de las respuestas han sido respondidas satisfactoriamente en las primeras horas de iniciado el juego. Horizon no decepciona en ningún apartado.

La naturaleza en su más hermosa expresión.

Incluso antes de que podamos navegar por el menú principal, Horizon nos introduce en su historia: encarnamos a Aloy, una joven marginada de la sociedad primitiva actual, muchos años en el futuro, donde las tribus volvieron a formarse después que la tecnología terminara desapareciendo como consecuencia de un gran acontecimiento, un apagón a nivel global cuyo origen desconocemos y sus detalles son escondidos por los sacerdotes de las tribus.

A lo largo de la aventura intentaremos descubrir el origen de nuestro linaje y saber por qué fuimos criados por otro marginado de la sociedad tribal, Rost, quien es mentor y maestro de los valores y habilidades de supervivencia de Aloy. Un gran abanico de personajes, principales y secundarios forman el reparto de una historia robusta y coherente, en contraposición a lo que nos tenía acostumbrados Guerrilla: mucha acción y personalidades efímeras.

A lo largo de la aventura intentaremos descubrir el origen de nuestro linaje.

Aloy es conducida por la voluntad de conocer los misterios de su origen

En cuanto a la jugabilidad, el título es lo suficientemente variado y cuenta con varios sistemas que han funcionado en otros juegos del estilo. El mundo es abierto, pero tiene una linealidad marcada que favorece la narrativa. Las misiones principales tratan de encauzar la historia que se nos cuenta y las secundarias complementan la ambientación y develan algunos detalles sobre el vasto universo creado. Podemos tener activa una misión principal o una secundaria, pero no ambas a la vez.

Aloy es una cazadora de elite y, por tanto, tendremos que cazar a las robóticas criaturas que deambulan en bosques y montañas aledañas a los asentamientos de las tribus, buscando piezas de metal, cableado y partes específicas de los distintos especímenes, como por ejemplo corazones o lentes. Estos recursos nos servirán para crear nuevas armas, municiones, modificarlas o simplemente para intercambiarlas con los mercaderes por nuevas armas.

El sistema de crafting es amplio e intuitivo. Incluso dentro de la rueda de armas disponibles para usar, podremos diseñar municiones sin necesidad de entrar al menú y perder el clima del juego. Se pueden modificar cada una de las armas, los trajes y las armaduras, dotándolos de atributos específicos como resistencia al fuego o a la electricidad.

Por su parte, tendremos que crear nuestras propias medicinas juntando hierbas de la naturaleza. Un direccional del D-Pad es asignado específicamente para poder curarse, y los tres restantes cambiarán dependiendo de si queremos usar pociones, tirar rocas para despistar enemigos o criaturas, o preparar trampas en el terreno para que nos ayuden a derribar a las bestias que superan varias veces nuestro tamaño. El uso rápido e inteligente del D-Pad es fundamental durante las batallas, ya que son frenéticas y los enemigos llegan a sacar hasta más del 50% de nuestra barra de salud con un sólo golpe.

Pero no todo es batalla en Horizon: Zero Dawn, de hecho, el uso correcto del juego sugiere que debe ser jugado en forma de stealth, incluso luchando contra los bosses gigantescos, al mejor estilo Metal Gear Solid. En el hud tenemos una barra con un ojo que cambia de color y de posición, dependiendo de qué tan visibles somos en ese momento para los enemigos. Los pastizales altos, los arroyos y sombras nos ayudan a pasar desapercibidos. Nuestra protagonista cuenta con un dispositivo similar a un auricular bluetooth, llamado “Focus”, que nos permite analizar distintos elementos, divisar enemigos a través de materia, detectar sus puntos débiles y hasta marcar sus patrones de patrulla. Es un artefacto indispensable para nuestro buen desempeño como cazadores.

En cuanto a las armas, el arsenal de Aloy tiene el tinte primitivo que amerita la situación: una lanza para combate cuerpo a cuerpo y asesinatos silenciosos;  un arco que permite disparar flechas comunes o con fuego; el tripcaster, que permite armar un cableado entre dos puntos a elección y emite un shock eléctrico a las criaturas para que caigan en la trampa; el ropecaster, un arma que permite amarrar a grandes enemigos contra el suelo, quitándoles movilidad; el rattler, la versión de escopeta de Horizon, que dispara municiones eléctricas y sirve para corta distancia y por último, la honda, un arma lenta que lanza bombas elementales, causando un gran impacto en el área. Cada una de estas armas tiene atributos como penetración de armaduras, inflicción de fuego, hielo o electricidad, recarga rápida, etc.

El exquisito mapa 3d de Horizon: Zero Dawn

Aloy también tiene un completo y amplio árbol de habilidades que se dividen en tres grandes grupos: merodeador, donde se despliegan todas las variables de sigilo, como por ejemplo el ataque silencioso con nuestra lanza; valiente, que acuna lo referente al combate, por ejemplo generar una concentración en cámara lenta cuando estamos apuntando con nuestro arco; y finalmente recolector, donde se agrupan las mejoras en vitalidad y adquisición de recursos. Por cada rama hay doce habilidades para aprender, que se van comprando con los puntos de experiencia adquiridos en misiones principales y secundarias.

En lo referente a los diálogos entre personajes, se nota que Guerrilla tomó un par de consejos de Bioware y CD Projekt Red, ya que las conversaciones con individuos tienen hasta el mismo plano, pudiendo elegir entre varias frases para obtener más información. Algunas opciones de diálogo son más amables, otras punzantes y otras justas o tibias, en las cuales es posible permanecer imparciales.

Lamentablemente, no se cambia el curso de la historia con estas decisiones o conversaciones, y sólo sirven a la investigación de Aloy ya que la ayudan a entender su entorno. También hay algunos bugs relacionados con este sistema, ya que algunos diálogos aparecen dos veces y obtienen la misma respuesta, o se cortan los textos cuando algún NPC está cerca de nosotros y estamos hablando con un mercader, por ejemplo.

Aloy también tiene un completo y amplio árbol de habilidades.

Aloy tiende una trampa a las criaturas que la acechan.

Es necesario mencionar que John Gonzales, el escritor principal de Fallout: New Vegas, fue contratado por Guerrilla para escribir el guión de Horizon, así como también uno de los diseñadores de narrativa de The Witcher 3, con lo cual se nota que se pensó cuidadosamente cada detalle detrás del desarrollo de este título, tratando de traer especialistas y gente con experiencia previa en el rubro, sin dejar librado al azar el rumbo del proyecto.

Delicia visual creada con el Photo Mode del juego.

El robusto árbol de habilidades de Aloy.

El apartado gráfico es realmente sobresaliente, superando incluso el pico alcanzado por Uncharted 4 en el mismo hardware, más aún tratándose de un juego de mundo abierto. Tanto en la PS4 base como en la PS4 Pro, se aprovechan al límite las bondades técnicas manteniendo la tasa de frames a treinta por segundo, sin bajones. Por otra parte, el tiempo de carga inicial de cuarenta segundos en ambas versiones es el más largo que experimentaremos durante todo el juego, ya que después de una muerte no se demora más de diez segundos en volver a la acción. El diseño de los personajes es realmente fantástico, poniendo especial atención en el cabello y distintos materiales mostrados, como telas, metales, madera. El diseño de los personajes es más caricaturesco, alejándose del fotorrealismo buscado en otros títulos.

Los escenarios son amplios y variados, ya que muestran llanuras y montañas desérticas o nevadas. El sistema de clima es muy creíble: podremos ver nubes volumétricas que son generadas aleatoriamente y van cambiando de posición; el paso del día a la noche con una suavidad sutil en el manejo de la luz y un efecto borroso de lluvia que afecta la visibilidad de manera fotorrealista. El uso de la luz en TVs HDR ready es increíble, ya que esparce los focos de luminosidad sobre el terreno de una manera magnífica. El follaje también es digno de mención: hojas individuales de pastos largos reaccionan al movimiento de nuestra heroína. Las pieles y vestiduras de los personajes, el diseño de las criaturas y sus animaciones tan bellas, denotan un detalle obsesivo por parte del staff de diseño, casi haciéndonos sentir en un Jurassic Park del futuro. En contraste, los arroyos y el agua en general dejan bastante que desear, y gran parte de la vegetación no reacciona con nuestro movimiento, así que no todo es color de rosa.

El apartado gráfico es realmente sobresaliente, superando incluso el pico alcanzado por Uncharted 4 en el mismo hardware.

Analizando el sonido, la calidad del soundtrack es impresionante: acompañando perfectamente cada momento y haciéndolo más palpable y contextualizado. Los efectos de sonido no decepcionan, e incluso detalles como el ruido de insectos, de los pastizales moviéndose y del viento potencian la experiencia de sentirse cazando y sobreviviendo en una naturaleza agreste y hostil. Las voces de los personajes se sienten raras, tal vez demasiado pulidas y correctas para una ambientación de este estilo. A veces, la falta de emoción o un tono demasiado serio para un comentario casual desdibujan levemente la credibilidad de las actuaciones.

Oh Jurassic Park, ¡se te extraño mucho!

En definitiva, estamos ante un gran juego, uno de esos raros casos de estudio en donde la gran expectación previa no hiere la experiencia final. El riesgo tomado al encargar a Guerrilla desarrollar una superproducción de este estilo, sacándolos de su zona de confort, ha sido una gran decisión por parte de Sony. La forma en que el título está narrado, tocando temas profundos y sensibles, la implementación de los elementos jugables y la ausencia de tutoriales obligatorios para fortalecer el deseo de explorar cada nueva arma y habilidad, no hacen más que demostrar que los seis  años de desarrollo, no sólo no fueron en vano, sino que auguran el inicio de otra gran IP para Playstation, tanto como lo fueron Uncharted y The Last of Us. ¡Guerrilla, usted ha promocionado! ¡Larga vida a los riesgos tomados y a las oportunidades aprovechadas!

¿LO JUEGO?

Por supuesto querido amigo, este juego te hace comprar otra vez una PS4.

Checkpoint opina…

dieguito_web

Un juegazo por donde se lo mire. Siempre aplaudo la valentía de animarse a hacer algo nuevo en lugar de explotar sagas. En este caso, no solo se la jugaron bien, sino que se nota dedicación en el título, tanto en los aspectos técnicos como en todo el diseño. Recomendado sin dudas.

vani_web

Por más de que los videojuegos siempre hayan sido para mí un hobbie que conservo desde la infancia, lamentablemente en los últimos años de mi vida, por falta de tiempo, he tenido que ir siendo muy selectiva a la hora de elegir “qué jugar”. La cuestión es que, desde que supe de la existencia del Horizon, inmediatamente estuvo en esa lista de los juegos que sí o sí tengo que jugar, esos por los cuales vale la pena resignar horas de sueño, salidas, o tal vez llegar tarde al trabajo y poner excusas jeje, y por ahora nunca me equivoqué: si está en la lista, se trata de un juegazo que no se puede dejar pasar. Más no les puedo decir, es una cuestión de fe, o mejor, de corazonada gamer, ya que no tuve la oportunidad de probarlo aún, pero no necesito hacerlo para saber de qué estoy hablando en un caso como este. Así que si ustedes sí tienen la posibilidad, ¡vayan a jugarlo ya!

fede_web

Un juego obligado en tu librería de PS4, y un trabajo ejemplar de la gente de Guerrilla Games que luego de años de comodidad en los FPS Killzone se atreve, sin ningún temor, a incursionar en un mundo Open World único y sin precedentes. Definitivamente lo voy a jugar.

facu_web6

Coincido con Seba en todo sobre la review menos en un aspecto, que en mi opinión es lo peor de Horizon: la tribu. Si bien entiendo el motivo, el contraste que genera con la civilización antigua y su utilidad en manifestar constantemente el conflicto de ciencia vs religión; es un apartado totalmente genérico al punto que aburre. Su contraparte es que los momentos donde se muestran artefactos “futuristas” siempre son impactantes. Coincido totalmente con la nota, toma elementos de varios otros juegos y logra implementarlos prolijamente dándole su propia identidad. Lamentablemente, como sucedió con mi review de Final Fantasy XV, me apena pensar que el juego daba para todavía más.

beto_web

Acabo de comenzar Horizon y me cautivó de entrada. Una excelente integración de los mejores elementos de otros juegos, en un mundo brillantemente ambientado.

diegote_web

Realicé un 15% aproximado del juego hasta ahora. Estoy completamente encantado, un acierto de Guerrilla y Sony sin lugar a dudas. A nivel gameplay, gráficos, sonido, arte, diseño y todo los apartados técnicos que le corresponden, es un juego espectacular. Sólo me resta saber si la historia acompaña todo este despilfarro de maravillas. Las voces son raras a veces, como mal grabadas las intenciones en ciertos diálogos. La manera en que se pueden trepar las rocas, está muy clara de falta de pulido y lleva a situaciones de glitches (muchos ya fixeados en parches) o trepadas muy “irreales” que rompen la ambientación.

Lo bueno

  • Curva de aprendizaje adecuada con tutoriales que no pesan.
  • Gran historia llena de intriga y giros bien pensados con una duración de entre 30 y 40 horas de juego.
  • Buena implementación de esquemas de RPG.
  • Gráficamente sobresaliente, superando el estándar alcanzado por Uncharted 4
  • Ambientación envolvente y creíble.

Lo malo

  • Bugs ocasionales en el sistema de diálogos.
  • Voice acting un poco falto de timing, con necesidad, en ocasiones, de mayor expresión en los tonos usados
  • No modificar el curso del juego con nuestros actos en el sistema de diálogos.
9

Joya del gaming

Sebastián Cutuli
Seba es un gamer consolero de raza. Empezó con el family a principios de los 90’, siguió con la Sega Megadrive y después tuvo unos largos años de felicidad con dos de las más grandes consolas de sobremesa de Nintendo: Super Nintendo y Nintendo 64. Posteriormente, se enamoró incondicionalmente de Sony, adquiriendo una Playstation 2, continuando con la 3 y por último la 4. Fanático enfermizo de los juegos de pelea y los shooters, juegos de acción y hack and slash japoneses.

Lost Password