The Caligula Effect Review

Facundo Maciel
PS Vita

¿Qué habría pasado si Persona se hubiera mantenido fiel a sus dos primeros juegos? The Caligula Effect nos da una buena idea de esto.

Es difícil no comparar, ni comenzar esta review mencionando a Persona. Una saga de Atlus que al momento de escribir esta nota está en un pico de popularidad gracias a Persona 5. Una saga con el gran mérito de romper la barrera del nicho japonés, en parte gracias al cambio sustancial en su desarrollo que se vio entre su segunda y tercera entrega, marcando firmemente el rumbo de la franquicia. The Caligula Effect cuenta en su equipo de desarrollo con una persona que ayudó a dar vida los primeros Persona, haciendo la base del análisis sus parecidos y diferencias con su antepasado en común.

El juego nos sitúa en un mundo donde existe Mobius, una realidad virtual que permite a sus habitantes revivir constantemente sus últimos años del colegio.

El problema, es que una vez dentro de este mundo, sus ciudadanos no recuerdan su pasado, ni son conscientes de que están atrapados en una realidad alternativa. Como imaginarán, nuestro protagonista toma conciencia de su situación y se une a un grupo de estudiantes con su mismo objetivo: lograr volver al mundo real.

A diferencia de lo que nos tiene acostumbrado este tipo de juegos, este grupo de nombre Go-Home Club ya está formado al momento que nuestro protagonista se une; un detalle interesante para diferenciarse del resto.

No tendremos Personas, pero nos transformamos con estilo.

En lo que sí es pionero nuestro protagonista, es en despertar un poder especial que nos permite luchar. Extremadamente similar a Persona, nuestras emociones dictaminan quién puede combatir contra su destino y quien no.

Si aceptamos nuestras emociones y reconocemos nuestros deseos, por más que haya algún pensamiento egoísta o negativo, vamos a transformarnos invocando armas especiales. En cambio, los ciudadanos que reprimen esas emociones se convertirán en nuestros enemigos. Adicionalmente, la diferencia entre el bien y el mal está marcada por algo similar a inteligencias artificiales personificadas, impregnadas de los deseos y emociones humanas.

Fomentando las relaciones personales desde 1996.

Siguiendo con las comparaciones, así como Persona tiene su sistema de socializar con otros personajes, The Caligula Effect hace algo completamente distinto con el mismo concepto en mente.

Hay cientos de estudiantes con los que podemos hablar y reclutar para que combatan junto a nosotros. Para unirlos a nuestro bando vamos a tener que fomentar nuestra relación con ellos, sea en persona o con mensajes de texto. Lo más interesante es una red de conexiones que nos muestra cómo todas los habitantes de Mobius se relacionan entre sí. Si queremos llegar a un individuo en particular, es posible que tengamos que empezar por amigarnos con su círculo íntimo.

Si bien el sistema es original y está potenciado por una lógica realista de fondo, la enorme cantidad de personajes hace que los conflictos y la interacción con varios NPC se haga monótona y aburrida.

A la hora de luchar el juego pasa a ser un RPG no convencional. Veremos a nuestro equipo de hasta cuatro personajes en pantalla y podemos elegir entre un amplio repertorio de habilidades para accionar.

La gran diferencia es que, al elegir un comando, vamos a ver una representación de cómo sería el movimiento y cómo nuestro entorno reaccionaría ante nuestras acciones. Analizar la estrategia que implementarían nuestros enemigos es clave para planear un movimiento que los anule y nos beneficie.

Además de un sistema de combos y contra-combos, vamos a tener que tomar noción de nuestro entorno ya que, por ejemplo, si lanzamos a nuestro enemigo al aire nuestros ataques bajos no le van a hacer nada. En este juego, planear sabiamente lo que va a pasar es el centro de la escena.

Un juego que peca de abundante.

¿Planear o ser planeado?

Siendo un juego exclusivo de Vita gráficamente está a la altura de un juego promedio del género, comparable a la saga Tales. Lamentablemente, cuando suceden muchas cosas en pantalla a la vez caen levemente los frames.

La banda sonora está a la altura de las clásicas melodías que tienen los juegos de rol japoneses, con temas que destacan con creces para momentos particulares y música de fondo agradable.

La estética, por otro lado, peca de genérica en cuanto a sus personajes, evitando sobresalir en el sinfín de juegos visualmente similares. Para compensar, hay que destacar una transición instantánea entre cutscenes y video animado, dando momentos con un golpe de efecto interesante.

Como habrán leído, fue muy difícil no comparar este juego con Persona. Esto no es aleatorio, ya que su distribuidor, Atlus, nos vende en sus descripciones el nexo que tiene en común con la saga.

Es muy acertado pensar que este juego es lo que podría haber sido Persona si su equipo original se hubiera mantenido a lo largo de los años. Para bien o para mal, no lo fue, dando un producto distinto que nos muestra los mismos conceptos aplicados con metodologías totalmente diferentes. Siempre es interesante ver cómo una persona puede influenciar tanto las riendas de la dirección que va a tomar un juego -y este caso es ideal para apreciarlo.

Si te gustan los juegos del estilo y tenes una Vita sedienta, The Caligula Effect te va a entretener por varias horas.

¿LO JUEGO?

Un juego con varios conceptos interesantes, que aspira a imitar el éxito de Persona, pero que no logra superar la barrera del nicho japonés.

Checkpoint opina…

caritaweb_guille2

Si me sacasen un JRPG con la premisa “¿Qué habría pasado si Persona se hubiera mantenido fiel a sus dos primeros juegos?” con el presupuesto del Persona 5, sería MUY feliz. Se extraña el Persona old school…

Lo bueno

  • La historia, el desarrollo individual de personajes y la idea de fondo.
  • El sistema de combate de predicciones es fresco para el género.
  • Una cantidad inmensa de personajes para reclutar...

Lo malo

  • …aunque son demasiados y se diluyen.
  • La estética se vuelve demasiado genérica en varios momentos.
  • Ínfimas caídas de frames.
7

Bien logrado

Facundo Maciel

Facu es el checkpointer mas pequeño en edad, pero no en altura. Prefiere jugar en las consolas de Sony, aunque también le gustan las portátiles de Nintendo y en lo posible escapa de la PC como plataforma de videojuegos. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros…), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!