Theseus Review

Facundo Maciel
PS4

Popularmente conocido como “el God of War de VR”, Theseus reinventa el mito de Teseo y el Minotauro y lo transforma en una experiencia de realidad virtual

Como plataforma emergente, los juegos de realidad virtual reciben una gran cantidad de títulos de proyectos conocidos como “doble A”, es decir, que no tienen grandes valores de producción, pero a la vez no son juegos independientes que cuentan con pocos recursos. Esto se traduce en varios títulos relativamente cortos o limitados en ciertos aspectos, que suelen salir a precios reducidos. Dentro de la oleada de juegos que se anunció en torno a la última E3, Theseus se destacó por ser reconocido como “el God of War de VR”.

Esta comparación es más acertada de lo que uno pensaría por dos grandes motivos. El primero es su historia, la cual está basada en el mito de Teseo y el Minotauro. Inmediatamente al comenzar el juego vamos a notar la ambientación griega que comparte con God of War: las antiguas armaduras que se usaban para el combate, las vasijas artesanales y la arquitectura tan característica de la época, que veremos a lo largo y a lo ancho de un laberinto de ambientación oscura.

Hay que destacar que no sólo nos cuentan el mito de Teseo y el Minotauro, sino que lo reinventan de manera original. A partir del primer cuarto del juego, nos veremos envueltos en un misterio mucho mayor que el del cuento que conocemos.

El segundo motivo, es el combate, que si bien está a años luz de lo que nos ofrece God of War, toma la misma fórmula de acción en tercera persona

No será un Kratos, pero es mitológico.

Algunas cámaras te harán sentir la desolación que transmite el laberinto.

Tal vez estés leyendo atento y te llamó la atención la frase “acción en tercera persona” y te hace ruido considerando que es un juego de realidad virtual. Tal y como suena, si bien no es lo común, Theseus no es un juego en primera persona, sino que vemos la acción desde distintas cámaras fijas que enfocan al personaje desde afuera.

Es meritorio que un juego se anime a hacer esto, ya que no es común que un juego de realidad virtual no sea en primera persona. Para bien o para mal, no se aprovecha tanto este recurso, de manera tal que no notaremos ninguna diferencia entre lo que el juego es y lo que hubiera sido si se tratase de un juego común y corriente. Únicamente resaltan algunas de las tomas elegidas que nos envuelven mejor dentro de la atmósfera opresiva del laberinto.

Todo lo dicho anteriormente despierta una nueva polémica en relación a los juegos futuros: ¿vale la pena tener experiencias de realidad virtual que no sean en primera persona?. Al no haber en la actualidad demasiadas experiencias similares, hacer algo nuevo como esto innova muchísimo. Tal vez, sea otra la sensación en un futuro donde estemos acostumbrados a este tipo de perspectivas.

Para qué cortarlas cuando podemos prenderlas fuego.

El gameplay del juego se divide en dos partes: por un lado tenemos la exploración, que nunca llega a ser demasiado compleja, casi siempre nos encontraremos en pasillos cerrados con algún que otro puzzle simple para resolver;por el otro, tenemos el combate. Como comentamos al principio, este tipo de producciones tiene que dejar algún aspecto de lado, factor que se nota enormemente cuando enfrentamos a algún enemigo. La acción no está mal, pero es muy básica. Si bien adquiere algunas variantes a medida que avanzamos, la fórmula básica nos proporciona una antorcha, con la cual podemos espantar y/o quemar a los monstruos que habitan el laberinto; y una espada,con la cual podemos matarlos. No hay sistema de combos complejos, ni ataques combinados, ni acción estrafalaria, únicamente un soldado haciendo lo mejor que puede contra criaturas desconocidas.

Arañas en la oscuridad.

Juraría que se está quemando una mano.

El punto más fuerte del juego es sin dudas su aspecto gráfico y su ambientación. Gracias a la realidad virtual y a pesar de ver el juego en tercera persona, nos vamos a sentir atrapados en el laberinto. El hecho de poder ver arañas sobredimensionadas y un minotauro gigante dando vueltas por ahí, aumenta la inmersión y nos da una perspectiva innovadora. El diseño artístico, tanto de los personajes como de los niveles, moderniza y adapta un mito clásico a los tiempos que corren y al giro argumental que le quisieron dar al juego.

Si bien mucho se habla de las limitaciones gráficas de Playstation VR, Theseus se ve de maravillas. No sólo no tiene nada que envidiarle a los mejores títulos de VR (como Robinson, Resident Evil VII o VR Worlds), sino que está al nivel de juegos estándar de PS4. Obviamente puede lograr esto gracias a una acción por demás estática, pero es meritorio que la primera generación de VR se pueda disfrutar con esta gran calidad.

Va a pasar bastante tiempo hasta que la gente se acostumbre a VR al punto de que no sorprenda. Por más genérico que sea un juego, que esté en VR nos llena de intriga ya que no sabemos muy bien con que nos vamos a encontrar.

Theseus es un claro ejemplo de eso. Si bien es una aventura interesante por mérito propio, caería perdido en el montón de no ser por VR. También hay que destacar que posiblemente se hubiera puesto más énfasis en el combate, si no se hubiera puesto el esfuerzo en hacer que se vea tan bien para lo que es PSVR.

Por último, hay que destacar que el juego se anime a mostrar VR en tercera persona. No es el primero que hace esto, pero sí el primero que lleva una aventura tan estándar como ésta a un nuevo terreno. Con el tiempo, posiblemente se encuentren formas de innovar más en este terreno, generando una dimensión más a las posibilidades que brinda esta tecnología.

¿LO JUEGO?

Buena relación precio calidad, si tenes ganas de algo distinto en VR dale para adelante.

Checkpoint opina…

vani_web

Confieso que la temática mitológica griega, y el mito de Teseo y el Minotauro en particular me llaman la atención; pero soy un poco prejuiciosa con respecto a los juegos en VR que no son en primera persona. ¿No es acaso el chiste del VR sumergirnos en la acción como si fuésemos nosotros el mismísimo Teseo, y sentir en carne propia que al doblar cualquier esquina del oscuro laberinto podemos toparnos en con el Minotauro? ¿Qué sentido tiene ser un voyeurista del VR cuando quizás es lo mismo jugar de forma normal sin la molestia del casco en la cabeza? De todos modos, no quiero descalificarlo tanto sin haberlo probado primero, pero bueno, mi primer pensamiento al respecto es éste. A lo mejor me equivoco, ojalá, y estos juegos VR en tercera persona no terminen como Ícaro, con sus alas quemadas “al ver el sol”.

Lo bueno

  • La estética y ambientación.
  • VR en tercera persona.
  • La reinvención de Teseo y el Minotauro.

Lo malo

  • Si no fuera por el VR sería muy genérico.
  • El combate y la exploración carecen de complejidad.
7

Bien logrado

Facundo Maciel
Facu es el checkpointer mas pequeño en edad, pero no en altura. Prefiere jugar en las consolas de Sony, aunque también le gustan las portátiles de Nintendo y en lo posible escapa de la PC como plataforma de videojuegos. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!