Fire Emblem Warriors Review

Facundo Maciel

ire Emblem Warriors mezcla las mecánicas clásicas de un Fire Emblem con las bases de los musou, mejor conocidos como Warriors, logrando una combinación inesperadamente acertada.

El género musou, mejor conocido como “los juegos esos donde machacamos botones para eliminar cientos de enemigos con extrema facilidad”, lejos de morir por ser repetitivos, se transformaron en uno de los mejores homenajes que una franquicia puede tener. Si bien puede ser difícil notarlo por la simpleza recurrente de estos juegos, cada entrega con el nombre Warriors intenta teñir  sus mecánicas para adaptarlas al del material de origen.

Fire Emblem Warriors es el segundo juego de Nintendo en pasar por este formato, siendo el primero The Legend of Zelda con Hyrule Warriors en Wii U, y su posterior revisión para 3DS llamada Hyrule Warriors Legends. En líneas generales, por el lado positivo, se nota una ambición adicional en la fusión de géneros y conceptos, pero a la vez destaca un mal foco en la concepción del juego debido tal vez a la falta de costumbre que Nintendo tiene con el DLC.

La historia nos sitúa en un reino completamente original creado para el juego, donde dos hermanos herederos al trono quedan forzados a escapar de su hogar por una monstruosa amenaza. Para reclamar sus tierras y salvar al mundo, los protagonistas deberán llenar un escudo con la esencia de los héroes de diversos juegos que convenientemente están dando vueltas por nuestro mundo.

Si vemos la tapa del juego y somos seguidores de la saga, vamos a notar el único gran problema. Además de no dar espacio a la sorpresa, se eligieron protagonistas de muy pocos juegos, dos de los cuales son de esta generación.

Ni nos cuestionemos cómo se cruzan todos los personajes.

Behold the Fire Emblem.

El plantel se compone de personajes originales de Fire Emblem Fates, Fire Emblem Awakening y un popurrí de los protagonizados por Marth. Brillan por su ausencia Roy y Ike, que no sólo son tan icónicos como los demás, sino que también forman parte de Super Smash Bros, por lo cual uno pensaría que no pueden faltar.

Esta selección no parece un desafortunado accidente, especialmente porque la historia es ideal para reclutar personajes de absolutamente todos los juegos. Dentro de los posibles motivos ninguno se salva: si es por diseño, va en contra del usual homenaje que un Warriors suele significar; si es para dar espacio a una secuela o al DLC -especialmente si es por el DLC- es sacar contenido que hubiera sido ideal en pos de un contenido adicional pago muy forzado para vender.

Dejando de lado ese aspecto, cada personaje de los más de 20 disponibles esta cuidado con lujo de detalle, con movimientos variados y una sensación de heroísmo en cada ataque especial, destacándose visualmente los magos por su show de fuegos artificiales constante.

Lo mejor logrado del juego, como comentamos con anterioridad, es el ingenio en la forma de llevar mecánicas de Fire Emblem a un Warriors. Si bien siempre se pudo ver el mapa de una forma estratégica, mover unidades por el campo desde el menú es una acción necesaria si queremos ganar. Asimismo, se pueden emparejar héroes habilitando ataques combinados y desarrollando su vínculo, para desbloquear ítems y escenas secretas.

Si así lo deseamos, vamos a poder jugar en modo clásico, es decir que una vez que matan a nuestra unidad, queda muerta hasta que la revivamos por un costo desmedido. Esto es sin dudas el mayor acierto del juego, ya que nos obliga a ir con cuidado en un género que suele permitirnos hacer exactamente lo opuesto al no haber una limitación que valga la pena hacernos pensar.

Además de subir de nivel, podemos mejorar a nuestro personaje desbloqueando emblemas con diferentes ítems que recibimos tras cada nivel. También podemos mejorar la clase de nuestros guerreros de forma definitiva, cambiando también su armadura/ropaje, haciendo la acción un poco más épica y el progreso más visible.

La estrategia “desde afuera” nunca fue tan útil en un Warriors.

Aparte del modo historia, podemos jugar batallas clave de los juegos en los que se basa; si bien suma niveles y desafíos, son más de lo mismo. Como si fuera poco, contienen spoilers fuertes si todavía no pasamos los juegos originales correspondientes.

Graficamente se ve excelente, aspecto que se destaca en el modo portátil de la consola. Se llevan un premio aparte las cutscenes con un efecto 3D característico de los últimos juegos, creado originalmente para dar un efecto de alta definición en portátiles. Por último, la versión Switch incluye un modo cooperativo local tanto con la consola en dock o table top, aspecto que se agradece especialmente considerando que varios Warriors, inexplicablemente, no poseen multiplayer.

A liquidar de a miles.

Hay que decir que a pesar de la gran falencia de los personajes ausentes, Fire Emblem Warriors entra en el podio musou junto con Hyrule Warriors y One Piece Pirate Warriors. Si te gusta Fire Emblem, seguramente vas a disfrutar de los homenajes y de las mecánicas que se mantuvieron de manera tan acertada. Si te gustan los Warriors, vas a ver un producto de calidad con muchos personajes y posiblemente los movimientos más cuidados hasta la fecha.

¿LO JUEGO?

A pesar de que le faltan varios personajes de muchos Fire Emblem, es un gran homenaje a la saga y uno de los mejores Warriors.

Checkpoint opina…

caritaweb_fede2

¿Un Warriors más? Bueno a cada saga le toca su turno. ¿Para cuándo un Resident Evil Warriors, Super Mario Warriors y Marvel Vs Capcom Street Fighter X Tekken Warriors Smash Battle Royale?

beto_web

Una agradable experiencia que disfruté particularmente por haber jugado los Fire Emblem en los cuales se basa.

Lo bueno

  • La mezcla entre las mecánicas de Fire Emblem y los Warriors.
  • El sistema de progresión de personajes.
  • Que se pueda jugar de a dos.
  • Los movimientos son visualmente muy agradables.
  • Jugar en modo clásico añade un grado de seriedad a la fórmula.

Lo malo

  • Repetitivo como todos los Warriors.
  • Hay personajes que brillan por su ausencia.
  • Que haya DLC importante en un juego de este tipo.
8

¡A no dejarlo pasar!

Facundo Maciel
Facu es el checkpointer mas pequeño en edad, pero no en altura. Prefiere jugar en las consolas de Sony, aunque también le gustan las portátiles de Nintendo y en lo posible escapa de la PC como plataforma de videojuegos. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre.

Lost Password

¡EN VIVO AHORA! ¡ENTRA!
¡HOY A LAS 22:00hs!