Star Wars Battlefront Review

Federico Elli

El juego de Star Wars que ningún adepto de la saga puede dejar pasar. Sumate a las Fuerzas Rebeldes o al Imperio, y jugá con tu héroe favorito en planetas icónicos de la franquicia.

Suena Star-Wars Main Title de fondo.

Era hora de que llegue en esta generación un juego representativo de Star Wars, y qué mejor forma que con la tercera entrega de Star Wars Battlefront.

Star Wars Battlefront es un juego orientado prácticamente en su totalidad al combate multiplayer. Existen, sin embargo, algunas misiones que podemos jugar por cuenta propia contra bots e incluso de forma cooperativa de a dos.

Estas misiones single-player ayudan a aplacar, pero no consiguen ocultar, lo que este gran juego no trae: una campaña single-player con algún tipo de historia.

Jedi Luke y Darth Vader, balanceando la fuerza.

Cada uno de los cuatro planetas disponibles cuenta con distintas locaciones/mapas.

El pedazo de chatarra más rápido de la Galaxia.

Disponemos de distintos modos de juego distribuidos en 4 planetas: Endor, Sullust, Hoth y Tatooine. Cada uno de los planetas cuenta con varios mapas según el estilo de juego.

Dado que el juego se basa exclusivamente en estos modos, procedo a enumerarlos y explicarlos brevemente.

Heroes Vs. Villains: Héroes y Villanos de la saga pelean en equipos de tres contra tres, ayudados por distintos soldados. (12 jugadores)

Fighter Squadron: Mi favorito, combate aéreo entre naves con la posibilidad de controlar TIE Fighters e Interceptors, X-Wings y A-Wings, y si encontramos el ítem que los activa, podemos utilizar al Millenium Falcon o al Slave I. (20 jugadores)

Supremacy: Captura de puntos de control con avance y defensa. (40 jugadores)

Se vienen los Walkers.

Walker Assault: El Imperio intenta llegar a un objetivo utilizando AT-ATs mientras que los Rebeldes se defienden capturando puntos de control, obteniendo Y-Wings con el fin de destruir los AT-ATs. (40 jugadores)

Blast: El típico Deathmatch. (20 jugadores)

Cargo: El típico Capture-the-Flag. (12 jugadores)

Drop Zone: Captura de puntos de control dinámicos. (16 jugadores)

Droid Run: Captura de droides que se mueven por el mapa. (12 jugadores)

Hero Hunt: Un héroe pelea contra siete personajes comunes. (8 jugadores)

Turning Point: Nuevo modo disponible gratuitamente, en el planeta de Jakku (Star Wars: Episode VII). El Imperio debe defender varios puntos de control de un ataque rebelde. (40 jugadores)

Como podrán ver no falta prácticamente ningún tipo de modo, y la rotación de planetas y mapas hace que cada partida se sienta fresca, al menos durante las primeras 10 horas.

Al largo rato de jugar se hace evidente la falta de ese “algo más”, esa “cosa” que tienen los juegos que hace volvamos una y otra vez a jugarlo. Por suerte las batallas en general son cortas y muy ágiles: duran a lo sumo doce minutos, por lo que en ningún momento se sienten pesadas.

Es evidente la falta de profundidad, probablemente debido a la ausencia de una historia concreta; digo concreta porque de alguna forma estamos participando de eventos que definen la historia de la saga.

¿Película? No, juego.

El combate aéreo es el modo que los fanáticos pedían y obtuvieron.

Battle of Jakku, el primer DLC que además conecta la nueva película con las anteriores.

El juego intenta llenar ese vacío con decenas de opciones de customización de la cabeza de nuestro personaje, incluyedo distintas razas (humanas y alienígenas), edades y etnias, pero no logra que nos sintamos identificados a nivel personal, algo que quizá se resolvía brindando un creador de personajes.

Las armas son más que suficientes, contando con pistolas de corto alcance, rifles de mediano y largo alcance. Veremos armas icónicas como el E-11 Blaster Imperial, la DL-44 de Han Solo y la DH-17 Rebelde. Con once armas distintas, el arsenal disponible es suficiente. Cada una se siente diferente al usarla, y se encuentran modeladas a la perfección respetando los diseños de la trilogía original de Star Wars.

Un sistema de cartas complementa nuestro inventario. Podemos elegir dos ítems equipables, como granadas, un jetpack o un rifle sniper. Otra carta dorada nos da alguna habilidad activa diferencial, como disparos que quitan más vida a los vehículos, o mejor puntería. Una última carta, que se destraba más adelante en el juego, nos da una habilidad pasiva como por ejemplo regenerar vida más rápido. Todas estas cartas pueden ser mejoradas al menos una vez para incrementar su efecto, salvo la última que se mejora dentro de una partida a medida que matamos gente, y se resetea cuando morimos.

“¡¿Cómo se atreve?!”

Las cabinas se ven espeluznantes.

Para poder utilizar todo lo mencionado, previamente es necesario comprarlo además de contar con el rango requerido. Cada partida que juguemos nos recompensa con experiencia y dinero para usar como queramos.

La curva de progresión depende de qué tan bien juguemos, dado que los puntos que obtenemos se deben exclusivamente a cuánta gente matemos u objetivos cumplamos, sumado a un bonus si nuestro equipo sale victorioso.

Un adicional interesante es que podemos elegir un compañero dentro del equipo y, además de poder respawnear sobre él, utilizar su mano de cartas -algo valioso si descubrimos que nuestra configuración no sirve para nada en algún escenario.

Los controles se sienten adecuados para un FPS, podemos configurar la sensibilidad a gusto, y además contamos con la posibilidad de jugar en primera o tercera persona. Volar un TIE Fighter o un X-Wing en primera persona es algo inolvidable, porque además de sentirse sumamente real, es incontrolable. Los héroes se controlan siempre en tercera persona.

Según el modo de juego y mapa, podemos además comandar vehículos terrestres y aéreos, incluyendo AT-STs, Snowspeeders y Speeder Bikes.

Entre los héroes disponibles al momento encontraremos a Han Solo, Luke Skywalker y Leia por el lado de la Alianza Rebelde, y a Darth Vader, Palpatine y Boba Fett por el Imperio.

Los diseños de cada héroe son increíblemente fieles a las películas, sumado a la calidad gráfica del juego que los hace notablemente reales, aunque lamentablemente no cuentan con las voces originales de sus respectivos actores.

Parte de uno de los mapas de Hoth.

De las mejores presentaciones de esta generación en cuanto a gráficos y sonido.

“It’s (not) a trap!”

Sin duda alguna Star Wars Battlefront es uno de los juegos que cuenta con los mejores gráficos de esta generación. La atención al detalle en cada mapa, los efectos de iluminación, reflejos y la fidelidad de los modelos es ejemplar. Podemos agradecer nuevamente al Frostbite Engine.

De la misma manera el sonido y la música -fieles a las composiciones de John Williams– son deslumbrantes, haciéndonos creer constantemente que estamos inmersos por completo en las épicas batallas que se recrean.

El contenido del juego es suficiente y no se siente incompleto para nada. Lo que sí ocurre es que, debido a la cantidad de modos de juego y mapas, es probable que nos encontremos algunos modos con muy pocos jugadores, algo que atribuyo además a la reciente salida del Fallout 4 y Call of Duty: Black Ops 3.

La experiencia no termina con todo lo comentado, sino que sigue creciendo y ya se encuentra el primer contenido descargable de manera gratuita. Pero para obtener la experiencia de la rotación de mapas completa, será necesario comprar un Season Pass que sale 50 USD, uno de los más caros al momento aunque, si el contenido lo amerita, bienvenido sea.

Star Wars Battlefront es probablemente el mejor juego multiplayer de la saga, superando ampliamente lo que supieron ofrecer sus dos iteraciones anteriores. Ojalá contara con una campaña single-player; se sienten desaprovechados en ese aspecto la cantidad de objetos, personajes y atención al detalle.

Hablando de la atención al detalle, se destacan las actuaciones que ocurren si dejamos el menú sin tocar ningún botón, y algún que otro easter-egg relacionado con las películas.

Espero que con algún update EA implemente un modo de rotación de modos y no sólo de niveles, para que haya variedad y nunca falten jugadores en alguno en particular.

Recomiendo sin duda alguna que lo juegues, sobre todo si te considerás un amante de la saga que creó George Lucas. Lo que sí: no esperes, porque al estar dedicado al multiplayer, si lo dejás pasar ahora, fuiste.

¿LO JUEGO?

Sí, sobre todo si sos fanático de Star Wars.

Checkpoint opina…

dieguito_web

Como fanático de Star Wars desde que tengo memoria, no puedo ser muy objetivo analizar este juego. El cuidado a los detalles, el arte, el sonido, la música… es sin dudas lo más parecido a estar dentro del universo Star Wars que vas a ver hoy en día. Obviamente, tiene sus falencias, principalmente la falta de una campaña singleplayer. Con tremendo despliegue técnico, solo puedo imaginar lo increíble que sería una buena campaña, con historia y momentos épicos. Temo que algún día la vendan como DLC y me vea tentado a caer en el lado oscuro.

beto_web

La Fuerza claramente acompaña a Star Wars Battlefront, por lo menos en lo que se refiere a una experiencia multiplayer. Es una pena que el juego no incluya un buen modo para disfrutar en soledad, ya que hubiese sido un broche deslumbrante para esta esperada iteración. Qué le vamos a hacer… la industria de los videojuegos no está exenta de las modas, y los juegos exclusivamente competitivos están de moda en estas primeras décadas del siglo.

seba_web

Es verdad que aportaría mucho el hecho de tener una campaña single player o cooperativa, pero también necesita más variedad y robustez en algunos puntos del multi. Más armas, creador de personajes, vestimenta y algún que otro modo más que no se sienta tan battlefield.
Lo que viene con el juego es genial y es una experiencia imperdible para cualquier gamer amante de Star Wars, pero tiende a cansar rápido si no mezclan y varían las cosas en las expansiones.

facu_web6

Ojalá me gustara tanto Star Wars como al resto del staff, realmente parece una delicia para los fanáticos de la franquicia. Por otro lado, el amplio DLC pago y la falta de modo historia no me venden ningun juego. Esperemos que no se haga costumbre.

Lo Bueno

  • Variantes de modos.
  • El combate espacial y las peleas contra los Walkers.
  • Los mundos y cada detalle de Star Wars.
  • Sonido y música atrapantes.
  • Gráficos descomunalmente increíbles.

Lo Malo

  • Le falta profundidad, el “algo”
  • Que el resto del contenido venga en DLC pago.
  • Faltan las voces originales de los héroes.
  • Falta campaña single-player.
8

¡A no dejarlo pasar!

Federico Elli
Fede, pasó por consolas de Nintendo, pero tiene especial pasión por todo lo que sea PlayStation. Ama jugar, tanto como el cine, las series o leer un buen libro. Juega videojuegos desde que tiene memoria. En general le gustan todos los juegos, sobre todo los de aventura. Prefiere los juegos innovadores por sobre las sagas repetitivas.