The Westport Independent Review

Federico Elli

The Westport Independent es un simulador de censura que transcurre en un país post-guerra en los ‘40. Como editor de uno de los últimos diarios independientes, nuestra tarea es quitar y editar el contenido, afectando la opinión de la gente sobre los rebeldes y el partido oficialista.

En un momento, The Westport Independent fue un experimento de una Game Jam, y hoy es un juego completo disponible en Steam.

Resulta muy dificil no compararlo con Papers, Please, el excelente juego de Lucas Pope, dado que no solo poseen una estética muy similar, sino que el mensaje que transmiten e incluso el gameplay también lo son; aún así, intentaré no hacerlo demasiado.

En Paper… digo, The Westport Independent, quedan doce semanas antes de que se apruebe la Ley de Cultura Pública, una forma más de censura que implementará el estado fascista de turno. En ese tiempo, como editor del periódico, debemos elegir qué noticias publicar y qué tono darle a la nota publicada.

Seremos aliados del gobierno, es decir leales, o nos refugiaremos detrás de las líneas enemigas de los rebeldes; nuestras acciones lo determinarán.

Las reglas que el gobierno quiere que cumplamos.

Nuestro escritorio de trabajo, listo para que tomemos decisiones.

The Westport Independent nos abre los ojos y muestra qué tan influyentes pueden ser los medios.

Frank, Anne, Phil y Julie debaten sobre la última publicación.

El juego se halla completamente ambientado en la década de 1940, y se encuentra dominado por una escala de colores marrones y sepia. El tiempo se divide en semanas que avanzan con cada publicación que hacemos.

Lo primero que vemos es un tutorial hecho con diapositivas, que nos explica el funcionamiento de la edición, selección de autor y publicación del periódico.

Contamos con un set de noticias determinadas que podremos editar, cambiando el título y borrando secciones de la noticias, con el fin de darle un tinte opositor u oficialista.

Luego debemos elegir a cuál de nuestros cuatro escritores le entregamos la noticia, sabiendo que dos de ellos tienen tendencias opositoras y los otros dos, oficialistas.

Los escritores se pueden rehusar a escribir una noticia si creen que va en contra de sus ideales; sin embargo, como editor, podemos forzarlos a que lo hagan de todas formas. Por supuesto nos toparemos con represalias; por ejemplo, un escritor obligado a escribir una nota puede renunciar o hacer huelga por una semana.

El tinte que le demos a nuestra publicación también generará reacciones por parte del gobierno, los rebeldes o los particulares sobre los que hablemos, como por ejemplo las estrellas de cine o las fábricas. Podemos encontrarnos con que la semana siguiente recibimos una carta acusándonos de subversivos, por publicar una nota que no favorece al gobierno.

El gobierno nos dará aviso si no cumplimos con sus normas.

Según qué artículos publiquemos, obtendremos un porcentaje del contenido que tiene el diario, separado en cuatro categorías: sociedad, industria, crimen y celebridades.

Hay cuatro distritos donde distribuir el periódico y cada uno tiene su preferencia; por ejemplo, los suburbios del norte prefieren leer sobre celebridades y crimen, mientras que el sur prefiere sociedad e industria.

Una vez finalizada la tirada, elegimos el orden de publicación de las notas y obtenemos feedback de cómo vendió el diario durante la semana en cada distrito.

Así somos calificados en popularidad, en cómo aumenta o disminuye el nivel de sospecha del gobierno sobre nosotros, y en cómo logramos desviar la opinión de la gente, hacia la lealtad, o hacia la rebeldía.

Las distintas calificaciones que obtenemos al publicar.

Una premisa excelente, con gameplay simple, pero que a la vez se queda corta debido a su ejecución.

La misma noticia...

...puede ser muy distinta según cómo la publiquemos.

La premisa del juego es muy interesante, pero lamentablemente su ejecución no es buena. Se siente que falta más historia de trasfondo, ya que la experiencia carece de un clímax.

Con un poco más de trabajo, este podría haber sido un gran juego. No deja de ser entretenido dentro de su corta duración, aunque lo repetitivo termina aburriendo y sobre el final las noticias cada vez nos importan menos. Eventualmente le prestaremos menos atención a cada publicación, dado que las repercusiones no parecen tener suficiente impacto.

Es interesante el mensaje que transmite, que nos permite ver qué tan influyentes pueden ser los medios sobre las personas. Una pena que un juego tan interesante se quede corto debido a la falta de desarrollo de sus personajes y la ausencia de una historia que nos acompañe.

¿LO JUEGO?

Para comprar en una sale, entretiene un par de horas.

Checkpoint opina…

guru_web

Un juego no tan juego que apunta a ser “concientizante”. Resulta complicado crear una experiencia semejante sin caer, justamente, en el error del juego que nos atañe. Ejecución pobre o no, creo que este juego merece ser probado más que nada por la gente que no domine por completo los conceptos presentados, para así lograr el enriquecimiento que, creo yo, los desarrolladores intentaron brindar a su público.

facu_web6

No sólo por toda la controversia con los medios en Argentina, sino también porque es lo que nosotros hacemos, me parece un juego muy interesante para probar.

beto_web

Me encantó Papers, Please, por lo cual me atrae considerablemente este juego. Una lástima que la ejecución no haya sido lograda con el mismo esplendor que su símil.

Lo Bueno

  • La original idea y el mensaje que transmite.
  • La ambientación "1940tesca" de todos los escenarios. .

Lo Malo

  • La pobre ejecución y falta de clímax.
  • Mecánicas repetitivas.
6

¿Por qué no?

Federico Elli
Fede, pasó por consolas de Nintendo, pero tiene especial pasión por todo lo que sea PlayStation. Ama jugar, tanto como el cine, las series o leer un buen libro. Juega videojuegos desde que tiene memoria. En general le gustan todos los juegos, sobre todo los de aventura. Prefiere los juegos innovadores por sobre las sagas repetitivas.